Champions League, capítulo IV: Sorpresas en el escenario

Real Madrid firmó una valiosa victoria ante el Inter de Milán. EFE

Bayern Munich, Manchester City y Barcelona completaron su cuarta victoria en otros tantos partidos, sentenciando su clasificación para unos octavos de final que también jugarán Chelsea, Sevilla y Juventus. Rozan el pase, el Porto y Borussia Dortmund, mientras que las ocho plazas restantes siguen en el aire, menos claras de lo que pudiera parecer cuando restan dos fechas para acabar la fase de grupos.

La cuarta jornada catapultó la magnificencia de Haaland, despertó al Real Madrid en San Siro... y derrumbó al Liverpool, que pudiendo celebrar también su pase se vio sorprendido por el Atalanta para tener que jugarse la vida la próxima semana frente al Ajax. Más en el alambre está incluso el PSG y hasta en el alambre quedó el Atlético, tras no pasar del empate fente al Lokomotiv a la espera de recibir al Bayern.

De hecho gigantes como PSG y Liverpool tienen su pase más caro de lo que podrían imaginar, mientras que otros aspirantes como Atlético o Manchester United deberán pelear hasta el último suspiro... Algo a lo que el Inter no puede casi ni aspirar, derrumbado por un Madrid que tomó aire en San Siro.

GRUPO A: Frenazo. El que sufrió el Atlético de Madrid, que pudiendo dar un paso de gigante no pasó de la igualada ante el Lokomotiv y deberá imponerse en la quinta jornada al Bayern, ya clasificado, para no verse contra las cuerdas. En el Wanda le anularon un gol a Koké que habría sido decisivo al tiempo que en Múnich el Bayern sentenciaba son solvencia su pase con pleno de puntos ganando al Salzburgo... que con un solo punto todavía mantiene un mínimo de esperanza.

GRUPO B: Acelerón. Victoria trascendental del Real Madrid en San Siro, donde el penalti de Hazard y el golazo de Rodrygo le sirvieron para superar a un Inter impotente y que perdió a Arturo Vidal, expulsado, tras sus protestas exageradas por un posible penalti no señalado. El grupo sigue abierto pero con un Borussia Mönchengladbach en estado de gracia, líder después de aplastar al Shakhtar y que la próxima semana puede sentenciar al Inter, al tiempo que el equipo de Zidane, atento a lo que pase en Alemania, deberá, por sui acaso, no fallar en Ucrania.

GRUPO C: Solvencia. Pleno del Manchester City, que sin brillantez pero con solvencia se impuso en Grecia con el solitario gol de Foden para sentenciar su pase a los octavos, a los que le acompañará, en buena lógica, el Porto, que asaltó Marsella con los goles de Sanusi y Oliveira y lo tiene todo de cara, aunque no cerrado todavía. El único que no tiene nada que decir es el Marsella, habiendo perdido todos sus partidos y condenado a una eliminación desastrosa.

GRUPO D: Campanada. El Liverpool buscaba su pase con pleno de puntos... Y fue sorprendido por el Atalanta en Anfield, donde por medio de Ilicic y Gosens logró una victoria vital para seguir soñando con los octavos... Y dejó el pase de los reds muy en el aire después de que el Ajax, que sentenció su triunfo en dos minutos, se impusiera al ya eliminado Midtjylland. El equipo italiano sueña despierto atendiendo a que en la próxima jornada Liverpool y Ajax se cruzarán en un partido trasncendental para ambos.

GRUPO E: Sentencia. 'El Sevilla no ganará esta temporada la Europa League'. Con esta gracia saludaron en la capital andaluza el triunfo del equipo de Lopetegui en Rusia y que le dio el pase matemático a los octavos de final, acompañado de un Chelsea ante el que se jugará la primera plaza después de que el equipo inglés venciera en Rennes. La curiosidad: los dos triunfos llegaron en tiempo añadido. Giroud le dio la victoria a los blues en el minuto 93 y en el 95 marcó Munir el gol del triunfo andaluz.

GRUPO F: Máquina. Haaland anotó un doblete en la goleada del Dortmund sobre el Brujas y ya suma 16 goles en 12 partidos de Champions, un record de precocidad nunca visto. El equipo alemán roza la clasificación aunque no la tiene todavía solventada en compañía de la Lazio, que catapultada por los goles de Inmobile derrumbó a un Zenit que ya no tiene opción de superar ronda.

GRUPO G: Historia. Un Barça desconocido, sin Messi ni Piqué, sin Busquets, sin De Jong y con Griezmann, Dembélé o Jordi Alba como suplentes, pasó como un huracán por Kiev, con un equipo de laboratorio y con tintes históricos: Dos yankees juntos, el primer gol de Dest, los debuts de Konrad y Matheus o el doblete de Braithwaite. Con un pleno de puntos ya está en octavos junto a la Juventus, a quien evitó el sonrojo ante el Ferencvaros Morata en tiempo añadido.

GRUPO H: Histeria. Un penalti transformado por Neymar evitó el desastre en el Parque de los Príncipes, donde el PSG derrotó por la mínima a un RB Leipzig con el que está igualado en la clasificación, tres puntos por detrás del Manchester United, que a pesar de golear al Basaksehir todavía no tiene cerrado el pase... como tampoco está, aún, eliminado el equipo turco. La igualdad se contempla en un grupo que la próxima jornada vivirá un quizá definitivo United-PSG que podría significar, tal cual, la eliminación del gigante francés.