Esto es la Champions League

ESPN Digital

Real Madrid sufrió estragos, lo superaron, le ganaron las espaldas, esperemos un gran milagro futbolístico de los merengues.

El Real Madrid simplemente jugó con los futbolistas con los que podía disponer. No estaba Mendy, no estaba Valverde ni ningún otro de los mejores hombre de Zinedine Zidane y que hacen un poco de diferencia en los partidos, ¿y Hazard? ¿En dónde está?

Estuvo simplemente con los jugadores que alcanzaron, nada más su capitán, Sergio Ramos, tuvo que ver el partido desde la tribuna. El Madrid jugó con una línea de cinco con Nacho, Marcelo, Toni Kroos, Casemiro, Modric, Carvajal; en la delantera contó con Vinicuis y Benzema. El francés estuvo bien, pero jugó solo.

Pero su rival, el Chelsea, y la distribución de sus volantes con Jorginho, por la derecha Kanté, por la izquierda Month; de cuarto o quinto volante a Pulisic… señores, el Real Madrid sufrió estragos, lo superaron, le ganaron las espaldas, la dinámica por el lado derecho, le tenían que haber hecho más goles.

Chelsea fue mejor. Zidane está haciendo lo posible por este Madrid, pero no tiene los jugadores, les falta mucho, pero mucho. Esperemos de este equipo blanco un gran milagro futbolístico para el partido de vuelta.

Y ahora vayamos con uno de los mejores partidos en esta campaña, PSG vs Manchester City.

Pochettino me sorprendió gratamente. El PSG, un equipo con gran peso futbolístico, puso de centro delantero a Mbappé para que estuviera atacando a los dos centrales, Stone y Dias, dejarlo pendiente de él y así el equipo francés pudiera ganarles las espaldas. La realidad es que no pudieron frenar a Neymar, Di María, que acaba de regresar, porque hace mucho tiempo no jugaba así.

De repente se vieron contra tres leones, Verratti, Gueye y Paredes; volantes defensivos de un alto nivel de marca. Atrás, Florenzi, Marquinhos, Kimpembe y Bakker, por supuesto, Keylor Navas en la portería. Sistemáticamente, el equipo del PSG se mostró bien, buen conjunto que supo ocupar espacios de recepción ante el Manchester City y los superaron durante todo el primer tiempo.

Pero en el segundo tiempo, el Manchester Cityempezó a jugar. Siguió con Foden y Maharez abiertos, a De Bruyne como centro delantero falso, Bernando, Gundogan y Rodrigo; Cancelo, Dias, Stone y Walker.

Un tremendo sistema donde el peso futbolístico está en el conjunto, pero este equipo de Pep padece de algo muy importante, tiene grandes movimientos, nada fáciles de hacer, pero le hace falta el desequilibrio como lo tiene Sterling, o un gran desequilibro a las espaldas como lo hacía el Kun Agüero que filtraba una pelota, harían una diferencia

En cambio, su rival, con Mbappé y Neymar tenían ese peso futbolístico, solo el brasileño se limpiaba a tres jugadores. Di María desbordaba a todo mundo.

Lo más importante es el desequilibrio, apostar por el conjunto es un gran sistema, pero si no tienes a un jugador que se limpie a otro para que logre superioridad numérica, no funciona.

El Manchester City no dio su mejor partido, pero sí fue un gran partido del PSG. El resultado se dio por los errores de Keylor Navas.

Esto es la Champions League. Esto es el futbol.

Esto es, Desde la Cancha, para ESPN.