Así juegan los equipos de la Champions League 2021/22: táctica y estrategia de los 32 participantes

La Champions también será una batalla táctica Getty Images

La UEFA Champions League 2021-22 ya está entre nosotros y enfrentará a los mejores 32 equipos de Europa, que se pondrá como principal objetivo llegar a la gran final de San Petersburgo. Cada uno con sus armas, con sus ideas y con su estilo, irá en busca de la gloria. ESPN.com analiza cómo juegan los participantes del gran campeonato europeo.

Manchester City - Josep Guardiola

La idea de juego del campeón inglés es tan conocida como la filosofía de su técnico. Suele jugar con un 4-1-4-1 flexible y muy ofensivo. Control y ocupación de espacios. Pases cortos y libertades creativas. Centrales que marcan la salida del balón, laterales que hacen ancho el juego, un mediocampista posicional, interiores creativos con movilidad y vocación de ataque. Grealish llega para sumar improvisación a un partitura bonita pero repetitiva.
Equipo base: Ederson; Walker, Stones, Rúben Dias, Cancelo; Rodri; Gündogan, De Bruyne, Bernardo Silva, Grealish; Gabriel Jesús.


PSG - Mauricio Pochettino

Las individualidades son tan fuertes que prevalecen sobre cualquier sistema o idea de juego que pueda limitarlas. Lionel Messi llegó para formar el mejor trío de ataque del mundo y uno de los mejores de los últimos tiempos. Junto a Neymar y Kylian Mbappé son capaces de romper cualquier partido. Solo resta ver cómo combinarlos. Detrás de ellos, el DT argentino piensa en un 4-3-3 con centrales fuertes que juegen adelantados y laterales de ataque. En el medio, Wijnaldum y Verrati trajinan y el tercero variará entre Paredes y Gueye, según las circunstancias.
Equipo base: Donnarumma (Navas); Hakimi, Marquinhos, Sergio Ramos (Kehrer), Juan Bernat; Gueye (Paredes), Verrati, Wijnaldum; Messi, Neymar y Mbappé.


RB Lepizig - Jesse Marsch

Con nuevo DT intentará mantener las virtudes de la temporada pasada: intensidad, movilidad organizada, amplitud y profundidad, tanto para atacar como para defender. Perdió jugadores importantes pero sumó sangre joven para mantener su ritmo que lo caracterizó. Parte con un 4-2-3-1, pero su sistema es versátil y un medio puede retroceder para formar un 3-5-2.
Equipo base: Gulácsi; Kloosterman, Orban, Simakan, Angeliño; Adams, Haidara (Moriba); Forsberg (Nkunku), Dani Olmo, Szoboszlai; André Silva.


Club Brujas - Philippe Clement

Con Clement se convirtió en el mejor equipo de Bélgica. Tiene una idea clara de fútbol asociativo que intenta marcar condiciones. Hoy utiliza un 5-3-2 con gran amplitud, espacios interiores y velocidad. En el sorteo no tuvo suerte y cederá la iniciativa a sus rivales.
Equipo base: Mignolet; Clinton Mata, Mbamba, Mechele, N'Soki, Sobol; Vormer, Álvarez Balanta, Vanaken; Lang (José Izquierdo), Wesley (Bas Dost).


Atlético de Madrid - Diego Simeone

Es uno de los equipos con estilo más reconocible de Europa, pero en la temporada pasada el campeón español le agregó otras virtudes a su fortaleza defensiva, intensidad, ritmo alto y aprovechamiento de espacios y situaciones. Hace un año, cambió el 4-4-2 rígido por un 3-5-2 con Mario Hermoso en la defensa, carrileros de gran recorrido y más inventiva junto a Ángel Correa y Joao Félix. Arriba, Luis Suárez mata como siempre. Desde su gran conciencia colectiva y sus individualidades, Atlético es favorito.
Equipo base: Oblak; Hermoso, Giménez, Savić; Trippier, Koke, De Paul, Marcos Llorente (Ferreira Carrasco), Lemar; Correa, Suárez.


Liverpool - Jürgen Klopp

Heavy metal, como le gusta decir a Klopp. Ritmo altísimo, presión alta y constante, velocidad por los costados. Intensidad total para atacar, defender y para las transiciones. Mantienen la base del equipo campeón de Europa de 2019 y confían en esa columna vertebral para volver a dar pelea. El sistema es un 4-3-3, con mucho movimiento y el histórico trío de ataque.
Equipo base: Becker; Alexander-Arnold, Matip, Van Dijk, Robertson; Oxlade-Chamberlain (Elliott), Fabinho, Henderson (Thiago Alcántara); Mané, Firmino, Salah.


FC Porto - Sérgio Conceição

El equipo sorpresa de la última Champions vuelve con la misma fórmula: un 4-4-2 sin dinámica y con roles definidos, construido de atrás para adelante. Prioriza salir rápido y aprovechar la velocidad y la habilidad de Luis Díaz y la eficacia de Taremi.
Equipo base: Diogo Costa (Marchesin); Joao Mario, Pepe, Mbemba, Marcano; Otavinho, Matheus Uribe, Bruno Costa, Luis Díaz; Toni Martínez, Taremi.


AC Milan - Stefano Pioli

Con una idea de juego agresiva y protagonista regresa a la Champions. Ya no tiene a Çalhanoğlu, una pieza clave, pero puede mantener el estilo. El esquema es 4-2-3-1, con Giroud como opción para Ibrahimovic y medios ofensivos con dinámica y buen pie.
Equipo base: Maignan; Florenzi (Calabria), Kjaer, Tomori, Theo Hernández; Tonali, Bakayoko (Krunic); Saelemaekers, Brahim Diaz (Messias), Leão; Ibrahimovic (Giroud).


Sporting Lisboa - Ruben Amorim

El sorpresivo campeón de Portugal tiene un juego sólido y versatil. El esquema de partida es 3-4-3, con carrileros abiertos y profundos, delanteros que presionan y una defensa rocosa. Su adaptabilidad, defender con 5 y atacar solo con 1, es su virtud.
Equipo base: Adán; Inácio, Coates, Feddal; Porro, Palhinha, Nunes, Nuno Mendes; Sarabia (Gonçalves), Paulinho, Cabral.


Borussia Dortmund - Marco Rose

Su estilo es similar al de Klopp, el principal argumento será la presión alta para recuperar y atacar directo. Utiliza un 4-2-3-1 con una línea de 4 y flexibilidad en el centro y la delantera. La juventud del plantel será clave para aplicar su vertiginosa idea.
Equipo base: Kobel; Meunier, Hummels (Coulibaly), Akanji, Guerreiro; Bellingham, Witsel (Can), Reyna, Reus (Brandt); Thorgan Hazard, Haaland.


Ajax - Erik ten Hag

Mantuvo a su DT y busca afianzar su modelo. Aquel semifinalista de la Champions 2019 es el ideal. Posesión, movilidad y ataque por sobre todo. Ya no tiene los nombres de otros tiempos pero mantiene el espíritu de la escuela holandesa: 4-2-3-1 muy flexible con medios que llegan para generar superioridad en la ofensiva y centrales, con técnica para la salida, que defienden lo más alto posible.
Equipo base: Stekelenburg; Mazraoui, Timber, Lisandro Martínez, Blind (Tagliafico); Edson Álvarez, Gravenberch; Neres (Antony), Klaassen, Tadic; Haller.


Besiktas - Sergen Yalçın

Utiliza un esquema 4-1-4-1 en el que privilegia la solidez defensiva y el juego físico. Busca ocupar bien los espacios y salir rápido con posesiones cortas y eficaces. En un grupo complejo, seguramente cederá el balón a sus rivales e intentará aprovechar las contras.
Equipo base: Bilgi; Rosier, Vida, Francisco Montero, N'Sakala; Topal (Necip Uysal); Özyakup, Miralem Pjanic, Bozdogan, N'Koudou; Batshuayi (Yalcin).


Inter - Simone Inzaghi

Con nuevo DT, busca ser protagonista aunque si tener demasiado la pelota. Intenta aprovechar los espacios y generar superioridad por las bandas. Juega 3-5-2, con flexibilidad para armar una defensa de 4. El medio es su prioridad. Allí suma jugadores que hacen ancho el campo y que también pueden llegar al área rival por sorpresa.
Equipo base: Handanovič; Škriniar, De Vrij, Bastoni (Ranocchia); Darmian, Barella, Brozovic, Calhanoglu, Perisic (Dumfries); Lautaro Martínez, Dzeko.


Real Madrid - Carlo Ancelotti

Ancelotti es capaz de formar un equipo campeón de Europa sin Cristiano Ronaldo o a Kylian Mbappé. Su juego es simple, un 4-3-3 que puede cambiar a 4-4-2, según la circunstancia y el rival. No resigna la posesión pero también sabe lastimar sin ella, con un juego directo y aprovechando los espacios.
Equipo base: Courtois; Carvajal (Lucas Vázquez), Militão, Alaba, Marcelo; Casemiro, Kroos (Isco), Modric (Valverde); Bale, Benzema, Vinícius.


Shakhtar Donestk - Roberto De Zerbi

Tras su gran campaña con Sassuolo, De Zerbi llegó a Ucrania para dar el golpe en la Champions. El plantel se reforzó, ahora tiene de 13 brasileños, y el DT avisó que la idea es "salir a ganar contra cualquier". Su sistema es el 4-2-3-1, con movilidad y posesión.
Equipo base: Trubin; Dodô, Vitão, Marlon, Matvienko; Maycon, Alan Patrick; Tetê, Pedrinho (Solomon), Marlos; Traoré.


Sheriff Tiraspol - Yuriy Vernydub

El único debutante en el torneo forjó una identidad propia en apenas 8 meses con su actual DT. Es un equipo valiente, que siempre intentó tener la iniciativa desde su 4-2-3-1. Confía en sus delanteros rápidos para sorprender en un grupo donde es el más débil.
Equipo base: Athanasiadis; Julien (Constanza), Danilo Arboleda, Dulanto, Cristiano da Silva; Addo, Thill; Adama Traoré, Kolovos, Castañeda (Yansane); Luvannor.


Bayern Múnich - Julian Nagelsmann

Con 34 años, el DT impone su filosofía en el campeón hegemónico de Alemania, aunque con cambios. Dejó su clásica línea de 3 por un 4-2-3-1 con presión alta y constante en la búsqueda de ataques verticales y rápidos. Es uno de los grandes candidatos.
Equipo base: Manuel Neuer; Benjamin Pavard (Bouna Sarr), Dayot Upamecano, Niklas Süle, Alphonso Davies; Joshua Kimmich, Leon Goretzka; Serge Gnabry, Thomas Müller, Jamal Musiala (Kingsley Coman); Robert Lewandowski.


Barcelona FC - Ronald Koeman

Sin Messi, Koeman está obligado armar una estructura que potencie el colectivo, tras una temporada en la que su equipo demostró muy poco juego y menos respuestas tácticas. Intenta jugar 4-3-3 con un pivote posicional y las líneas bien juntas. Busca la posesión pero no hace de eso su religión como en otras épocas. El objetivo será encontrar un modo de trascender sin el mejor.
Equipo base: Ter Stegen; Dest, Piqué, Lenglet, Alba; Pedri (Sergi Roberto), Busquets, De Jong; Fati, Memphis (Braithwaite), Agüero (De Jong).


Benfica - Jorge Jesús

Jesús admira la escuela holandesa: fútbol de asociación desde el fondo, atacar desde la tenencia y ritmo intenso. Aunque esta temporada ha utilizado línea de 3, suele juega 4-4-2 con medios en línea o en rombo, según la necesidad.
Equipo base: Vlachodimos; Diogo Gonçalves (Almeida), Veríssimo (Vertonghen), Otamendi, Gilberto (Almeida); Pizzi, Weigl, João Mário (Taarabt), Everton; Yaremchuk, Seferovic (Darwin Nuñez).


Dinamo Kiev - Mircea Lucescu

Con 76 años, Lucescu es el técnico más veterano de la Champions. El rumano es reconocido por su fútbol atildado y ofensivo. Lleva poco tiempo en Dínamo, pero logró plasmar su idea histórica: 4-2-3-1, con respeto a la posesión y paciencia para avanzar.
Equipo base: Bushchan; Kedziora, Zabarnyi, Shabanov (Popov), Mykolenko; Sydorchuk, Shaparenko; Tsygankov, Buyalsky, Carlos de Pena (Vitinho); Shkurin.


Villarreal - Unai Emery

El DT impuso su filosofía rápido y en su 1ra temporada cocinó su especialidad: ganar la Europa League. Su equipo parte de un 4-4-2 que puede transformarse (4-2-3-1 o 4-1-4-1), siempre con el orden como prioridad. El medio aporta solidez y manejo; en ataque, Gerard Moreno asegura el gol.
Equipo base: Rulli (Asenjo); Foyth (Gaspar), Albiol (Mandi), Pau Torres, Pedraza (Pervis Estupiñán); Pino, Capoue, Trigueros (Dani Parejo), Alberto Moreno; Dia, Gerard Moreno.


Manchester United - Ole-Gunnar Solskjaer

Recién con la llegada de Cristiano muchos volvieron a mirarlo como candidato. Más allá del portugués, el United ya había demostrado que tiene juego y capacidad para dar pelea. Su DT recuperó el espíritu del equipo, con jugadores ofensivos, ataque constante por las bandas y protagonismo. Juega con un 4-3-3 que puede ser 4-2-3-1. Ritmo alto, movilidad y combinación de talento y potencia.
Equipo base: De Gea; Wan-Bissaka, Varane, Maguire, Shaw; Pogba, Fred, Fernandes; Jadon Sancho, Cristiano Ronaldo, Greenwood (Cavani).


Atalanta - Gian Piero Gasperini

Jugará su 3ra Champions seguida con una identidad clara: una juego atrevido, ofensivo y bondadoso con el espectáculo. Juega con un 3-5-2 que privilegia la posesión y la búsqueda de espacios. Sabe cuándo tener paciencia y cuándo acelerar.
Equipo base: Musso; Toloi, Palomino, Djimsiti (Demiral); Maehle (Hateboer), Pasalic, Freuler, Gosens, Malinovskyi (Pessina); Ilicic, Luis Muriel (Duván Zapata).


Young Boys - David Wagner

El DT estadounidense llegó al club suizo por el juego atractivo, dinámico y valiente que mostró con Huddersfield en la Premier. Admirador de Klopp, propone un fútbol vertical y de mucho ritmo, que parte de un 4-4-2 pero tiene gran flexibilidad.
Equipo base: Von Ballmoos; Maceiras, Camara (Lustenberger), Zesiger, Ulisses Garcia; Fassnacht, Sierro, Martins Pereira (Rieder), Moumi Ngamaleu; Siebatcheu, Elia (Nsame).


Lille - Jocelyn Gourvennec

Cambió de técnico tras el histórico título en la Ligue 1. El nuevo DT mantendrá el espíritu: ritmo e intensidad en un 4-4-2 que se hace amplio con la posesión y se vuelve rocoso para defender. Quizás, esta nueva versión logre ser más agresivo que su antecesor.
Equipo base: Grbic; Djaló (Celik), José Fonte, Botman, Reinildo; Yazici, Benjamin André, Onana, Renato Sánches (Ángel Gomes); Timothy Weah (Jonathan David), Yilmaz.


Sevilla - Julen Lopetegui

Para su DT "importa más el estilo que el sistema". Su Sevilla no se apega a un esquema, aunque el más utilizado es el 4-3-3 con laterales ofensivos y juego atildado por el centro. Es un equipo valiente sin necesidad de ceder la iniciativa.
Equipo base: Bono; Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos, Marcos Acuña; Jordán, Delaney, Rakitic (Fernando); Suso, En-Nesyri, Papu Gómez (Erik Lamela).


RB Salzburgo - Matthias Jaissle

Con solo 33 años, es el DT más joven de esta Champions. Tomó al campeón hegemónico de Austria en julio y hasta ahora ganó todos los partidos. Su Salzburgo mantiene el estilo del club: juego de ataque, presión, posesión y futbolistas ofensivos en cada línea. Juega con un 4-4-2 muy dinámico, con un medio en rombo y mucha juventud.
Equipo base: Köhn; Kristensen, Solet, Wöber, Ulmer; Camara, Sucic (Capaldo), Seiwald, Aaronson; Sesko, Adeyemi.


Wolfsburgo - Mark van Bommel

Otro técnico que recién asume. Ya en PSV demostró capacidad para adaptarse a las circunstancias y a los jugadores. Es probable que respete el estilo con el que el equipo se clasificó: juego por las bancas, disciplina e intensidad. Por ahora, forma con un 4-2-3-1 que da resultados, ya que lidera la Bundesliga con puntaje idea tras cuatro fechas.
Equipo base: Casteels; Mbabu, Brooks, Lacroix, Otávio (Roussillon); Schlager, Arnold; Baku (Lukébakio), Philipp, Steffen; Weghorst (Nmecha).


Chelsea - Thomas Tuchel

El campeón defensor está fortalecido. Lukaku llegó para ponerle la última pieza a una maquinaria que da miedo. Ataca directo, sin posiciones fijas, y de forma compacta. Con la dupla Jorginho-N'Golo Kanté como usina de juego y equilibrio, gran fortaleza defensiva, carrileros rápidos y sólidos, y mucha movilidad interior, el 3-4-2-1 de Tuchel será uno de los rivales a vencer.
Equipo base: Mendy; Azpilicueta, Thiago Silva, Rüdiger; James, Jorginho, Kanté, Marcos Alonso; Mount, Havertz (Ziyech); Lukaku.


Juventus - Massimiliano Allegri

El DT regresa con su receta habitual. Intentará copiar a la Juve que supo llegar a 2 finales de Europa. Aquel era un equipo flexible, que jugaba con 4 en el fondo pero que podía cambiar de actitud de acuerdo al rival. Sabía tener la iniciativa y sumar jugadores en campo rival pero, también, podía replegarse y explotar los espacios. Forma un 4-4-2 equilibrado pero maleable.
Equipo base: Szczesny; Danilo, De Ligt (Chiellini), Bonucci, Alex Sandro; Cuadrado, Locatelli (Bentancur), Rabiot (Ramsey), Bernardeschi; Chiesa, Dybala (Morata).


Malmo FF - Jon Dahl Tomasson

La gloria danesa está ante su gran oportunidad como DT. Su Malmö juega con línea de 4 y un esquema ofensivo, pero en la Champions usará otro sistema: un 3-5-2 compacto, con un medio poblado y líneas juntas para aprovechar balones largos y la pelota quieta.
Equipo base: Dahlin; Ahmedhodzic, Nielsen, Brorsson; Berget, Lewicki, Pivote, Christiansen (Sergio Peña), Rieks; Birmancevic, Colak.


Zenit - Serguéi Semak

El campeón ruso tiene las ideas claras: 4-4-2 con doble pivote, líneas juntas y sólidas y juego de ataque rápido. Su DT privilegia la estructura por sobre la individualidad. En la liga rusa puede tomar más riesgos, pero en la Champions su libreto será esquemático.
Equipo base: Kerzhakov; Karavaev, Lovren, Rakitskiy, Santos; Malcom, Wilmar Barrios, Kuzyaev, Wendel (Claudinho); Azmoun, Dzyuba.