Celebra Vidal y celebra el fútbol: El "Rey Arturo" está de cumpleaños

Arturo Vidal, uno de los mejores volantes en la historia del fútbol chileno, festeja 33 años y lo hace luchando titularidad en Barcelona, mientras busca su objetivo principal: la UEFA Champions League.

Hoy es un día especial para el fútbol chileno. Un 22 de mayo de 1987 nació Arturo Vidal, un jugador que desde que debutó en el fútbol ha demostrado calidad y ha superado cada obstáculo para triunfar y seguir cumpliendo sus sueños.

Desde que comenzó en la actividad, Vidal llamó la atención por su personalidad y sus deseos de ser campeón del mundo. De hecho, para muchos, los inicios de la “Generación Dorada” y de ese cambio de mentalidad en La Roja, se dio cuando el propio Vidal le anotó dos goles a Brasil en la lucha por clasificar al Mundial Sub 20 y que tras el pitazo final disparó una frase que aún se recuerda: “Ahí quedó Brasil”.

Arturo pavimentaba el camino para convertirse en “El Rey”. En Colo Colo demostró desplante y buen fútbol, además de un espíritu de lucha poco visto en ese entonces que lo llevaron a conseguir el tricampeonato con los albos y la final de la Copa Sudamericana en 2006. Por todo esto, a los 19 años dejó el club de sus amores para arribar al Bayer Leverkusen. Era su primer cambio de equipo y lo hacía en grande, a un país muy distinto, con otro idioma y cultura, algo que podía impulsarlo a la cúspide del fútbol o impedir su crecimiento deportivo si no lograba adaptarse.

Pero Vidal no conocía de límites. Es más, el volante se ganó rápidamente la admiración y el respeto del club a punta de sacrificio, entrega y buenas actuaciones, situación que lo llevaron a ser el encargado de ejecutar los penales en el equipo y lo hizo sin fallar ninguno. Primer escollo internacional superado con éxito, tanto así que despertó el interés de varios clubes importantes, entre ellos Juventus, el próximo destino del chileno.

En la Juve siguió con un nivel superlativo y con el conjunto de Turín ganó prácticamente todo excepto la ansiada UEFA Champions League, torneo donde rasguñó el título tras caer en la final ante Barcelona. Pese a ello, con la Vecchia Signora el chileno levantó cuatro scudettos, una Copa Italia y dos Supercopa de Italia. Todos estos logros lo llevarían de vuelta a Alemania, a un todopoderoso, al Bayern Múnich.

Fue en julio de 2015 cuando regresó a la Bundesliga y no desentonó. Ahí ganó el título en tres ocasiones, además de levantar la Copa de Alemania y dos Supercopas de Alemania, siendo pieza fundamental en el once estelar del equipo. Sin embargo, esta vez quedó algo más lejos del título de clubes europeos con el que tanto sueñas tras caer en semifinales frente al Atlético de Madrid.

A mediados de 2018 comenzaron las especulaciones sobre el próximo destino de Vidal. Si bien algunos lo daban como fichaje a algún equipo de menor categoría, el chileno demostró toda su vigencia tras recalar en el Barcelona de Lionel Messi. Ya en España, sus primeras declaraciones fueron las ya conocidas por todos, luchar por ganar la UEFA Champions League.

Y lo cierto es que en el cuadro catalán se le abrió una gran puerta para lograr ese objetivo, ya que el equipo blaugrana acostumbra a luchar por aquel título, pero hasta el momento aún le es esquivo. Con el elenco español, Vidal se proclamó campeón de la Liga 2018-2019 y con esto alcanzó la increíble marca de ganar ocho títulos ligueros consecutivos en tres ligas europeas (Italia, Alemania y España).

Es el camino recorrido por un campeón, por “El Rey Arturo”, un guerrero que ha destacado en todas las ligas donde ha participado, pero con ese título europeo que aún no puede alcanzar. Hoy, 22 de mayo de 2020, Vidal apagará 33 velas, y es muy probable que en sus tres deseos al menos uno será levantar la Copa de la UEFA Champions League. ¿Lo logrará?