Barcelona recuperó a Suárez, pero no a Messi

play
¿Qué pasa con Messi? (1:01)

La estrella de Barcelona sigue recuperándose de la lesión que sufrió el 5 de agosto. (1:01)

BARCELONA -- Lionel Messi sigue fuera de los planes de Ernesto Valverde y, salvo un milagro, ahora mismo muy inesperado, no estará en condiciones de reaparecer el sábado ante el Valencia en el Camp Nou.

El FC Barcelona recuperó este miércoles la normalidad, con el reingreso de todos los jugadores internacionales, pero el capitán, que el lunes dio síntomas optimistas al hacer carrera continua en el campo de entrenamiento, se ausentó por segundo día consecutivo (ya no apareció el martes) y permaneció trabajando en solitario, por lo que, con solo dos sesiones preparatorias por delante antes del partido frente al campeón de Copa su estreno en la temporada se da casi por descartado.

Más optimismo existe con Luis Suárez, que realizó, de acuerdo con lo informado por el club, “parte del trabajo con el grupo” y sí estaría en la recta final de su recuperación, pudiendo estar en condiciones de entrar el viernes en la convocatoria de Ernesto Valverde.

Lesionado el 5 de agosto, en su primer entrenamiento tras las vacaciones, Messi se ausentó de la gira por Estados Unidos centrado en una recuperación que se aventuró de entre dos y tres semanas, que cumplirá las cinco y que ya provoca evidente preocupación, atendiendo al inmediato estreno del equipo azulgrana en la Champions League.

Al cabo de 31 días desde su lesión en el sóleo, la precaución con el estado físico del capitán azulgrana sigue siendo tan absoluta como crece la preocupación alrededor de su recuperación, que se sigue prolongando mucho más allá de los plazos establecidos aquel cinco de agosto.

Messi, tal y como anunció desde un primer momento Valverde, no aceleró en su recuperación y quedó fuera del primer partido de Liga, en San Mamés, estableciéndose el duelo frente al Betis como el previsto para su reaparición. El argentino se sumó al trabajo de grupo durante aquella semana con aparente normalidad, hasta que, de improviso, en la víspera volvió a quedar fuera de la preparación de la plantilla y fue descartado para el encuentro. “No es una recaída” se apresuró a aclarar el entrenador en la sala de prensa, repitiendo que con Messi “no vamos a correr ningún riesgo” y dejando en el aire, aunque suponiéndose, su presencia en el siguiente partido, en Pamplona frente a Osasuna.

Pero Leo continuó al margen, se consumó su baja en la tercera fecha de la Liga y se estableció el periodo de quince días de parón liguero como nuevo y definitivo plazo de recuperación entendiéndose su vuelta este 14 de septiembre. “Messi sigue su recuperación y esperamos que este tramo de días sirva para que se ponga a punto” avisó Valverde, confiado en ese retorno, que ahora mismo se contempla descartado. Y pendiente del exigente estreno en la Champions, el martes en Dortmund.