Luis Suárez tiene amplias posibilidades de reaparecer con el Barcelona en Mallorca

play
Suárez: "Llevarnos La Liga es lo que queremos" (1:21)

El Pistolero anhela festejar el título del campeonato español. (1:21)

BARCELONA -- Luis Suárez podría ser la principal novedad del Barcelona en su regreso a la competición, marcado para el 13 de junio en Mallorca, tras recuperarse de la artroscopia a la que fue sometido el 12 de enero y a la espera de recibir el alta médica la próxima semana, una circunstancia que admitieron “posible” fuentes del club azulgrana consultadas por ESPN Digital.

Al delantero uruguayo se le intervino el menisco externo de la rodilla derecha, estableciéndose un periodo de baja de cuatro meses y entendiéndose en su momento que apenas estaría en disposición de jugar los últimos partidos de la temporada, antes de que la crisis del coronavirus provocase el aplazamiento del final de curso, con un paro obligado de tres meses, que ha beneficiado directamente en su recuperación.

Aunque hace dos semanas Quique Setién advirtió que Suárez “aún no está al cien por cien” y valoró no forzar su reaparición, el goleador ha mostrado un estado de forma físico muy destacado en los entrenamientos que por grupos comenzó la plantilla después de los individuales, participando con muy buenas sensaciones en las sesiones grupales y provocando tal optimismo que su presencia en Mallorca se considera muy probable.

CAUTELOSO
“Me encuentro muy bien, adaptándome a los entrenamientos con los compañeros. El regreso después de una lesión siempre cuesta porque tienes cierto miedo, pero estoy disfrutando de estar con los compañeros”, explicó en primera persona el jugador, en unas declaraciones a los medios oficiales del Barcelona en que reconoció que jugar sin público será una sensación extraña para los futbolistas.

“Nos estamos adaptando a jugar con tanto calor y hacerlo sin público será peculiar”, convino Suárez, quien en este final de curso, con once partidos de Liga por jugarse y, después, la Champions en agosto, tiene el reto añadido de superar al histórico Ladislao Kubala como tercer máximo goleador de la historia del Barça, una marca que está a tres goles.

“Los retos vienen por si solos. Lo principal es centrarse en el equipo y si viene la posibilidad de pasar a un mito histórico como es Kubala bienvenido sea dejar una marca en un club tan grande como el Barcelona”, explicó Suárez, quien suma 191 goles de azulgrana por los 194 que entre 1951 y 1961 anotó el legendario futbolista húngaro. Por delante quedaría la marca inalcanzable de Leo Messi (627 dianas) y la menos imposible, aunque sí difícil de César Rodríguez, quien entre 1942 y 1955 sumó 230 goles con el club azulgrana.

Con optimismo de cara al futuro, el jugador uruguayo echó la vista a su trayectoria en el Barça, asegurando que uno de sus días más felices fue la conquista de la Champions de 2015 en Berlín. “Como profesional fue uno de los momentos más lindos de mi carrera... Es la única Champions que gané, hacer el 2-1 después de la jugada que hizo Leo y disfrutamos de una noche única e increíble. Logramos el triplete y de eso jamás me voy a olvidar”.