Piqué se pone en manos de un experto para definir cómo tratar la lesión en la rodilla

BARCELONA -- El doctor Ramón Cugat acordará con Gerard Piqué "el tratamiento que se debe seguir" con la lesión del central, según reconoció el propio galeno este lunes, durante su presentación como miembro de la precandidatura de Víctor Font a las elecciones del Barcelona.

Cugat, uno de los traumatólogos con mayor prestigio en España, fue el encargado de dirigir la operación de Ansu Fati y se reunirá con Piqué el miércoles para decidir el camino a tomar: "Hasta que no le vea no se puede hacer un diagnóstico" reveló el médico.

Lesionado durante el partido que el Barcelona disputó el sábado en el Wanda Matropolitano frente al Atlético de Madrid, a Piqué le diagnosticaron los servicios médicos del club azulgrana un esguince de grado tres en el ligamento lateral interno y una lesión parcial del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, a partir del cual se estima una baja nunca menor a los cuatro meses y que podría llegar hasta los siete en el peor de los casos, dependiendo si se opta por un tratamiento conservador, si el cruzado no está totalmente roto, o se debe pasar por quirófano.

"Además de la lesión del cruzado, Gerard tiene una lesión en el ligamento lateral interno, que se puede curar con terapias biológicas. No hay líquido en la rodilla y es algo que juega a favor de un posible tratamiento conservador" afirmó Cugat, muy prudente, de todas maneras, a la hora de aventurar un periodo de baja del jugador.

"Hablar ahora de un plazo de baja es como jugar a la lotería porque cada rodilla es diferente" sentenció, invitando a ser "prudentes. Se tiene que ver la afectación del cruzado y a partir de ahí se decidirá el tratamiento a seguir; si se tiene que operar o apostar por algo menos traumático... De momento no sabemos qué tratamiento se seguirá, si quirúrgico o no".

"No es lo mismo tratar una lesión de estas características si el deportista tiene 10 o 17 años que si tiene 33" reconoció el doctor, proclamando que al final "el objetivo es dejar la rodilla lo más estable posible. Normalmente los jugadores prefieren, si tienen posibilidad, un tratamiento menos traumático. El médico explica las cosas y aconseja, pero es el deportista quien toma la decisión definitiva" sentenció Cugat, admitiendo, eso sí, que el periodo de baja será en cualquier caso de varios meses.