Martin Odegaard quiere salir del Real Madrid ante la falta de oportunidades

play
Zinedine Zidane: 'El problema nuestro, es el partido de mañana' (1:58)

El entrenador del Real Madrid esquivó responder a las preguntas sobre la posible llegada de David Alaba al equipo merengue. (1:58)

MADRID -- Martin Odegaard quiere salir del Real Madrid porque considera que no tiene los minutos suficientes para seguir su progresión, distintas fuentes han confirmado a ESPN.

El centrocampista fue titular en los dos primeros partidos de La Liga pero apenas ha contado para Zinedine Zidane desde entonces y no ha entrado en la lista de convocados para el partido de Copa del Rey contra el Alcoyano.

El joven talento noruego fue repescado por el club blanco el pasado verano pese a que estaba previsto que pasase una segunda temporada como cedido en la Real Sociedad.

En un principio, y ante la imposibilidad del club para hacer fichajes debido a la situación económica que dejó el COVID-19, el Real Madrid apostó por la vuelta de Odegaard tras ser una de las revelaciones de la pasada temporada, marcando 7 goles y aportando 9 asistencias en 36 partidos con la Real Sociedad.

Sin embargo, el joven de 22 años apenas ha disputado 7 encuentros de Liga y 2 de la Champions League desde su regreso a la casa blanca y ha decidido que lo mejor es volver a salir para evitar que se corte su progresión.

Desde el club entienden el deseo del jugador y distintas fuentes reconocen a ESPN que lo más probable es que salga cedido a otro equipo antes del cierre del mercado.

La propia Real Sociedad está atenta a la situación mientras las mismas fuentes cuestionan los problemas que está teniendo Zidane para desarrollar el talento interno del propio club, ya sea por el rendimiento inmediato del jugador o por la falta de convencimiento del técnico.

No obstante, Odegaard es solo uno más en una larga lista de futbolistas llamados a hacer grandes cosas en el Madrid pero que piden su salida ante la falta de oportunidades.

Marcos Llorente, por ejemplo, tuvo que abandonar el Madrid porque el técnico no contó nunca con él y ahora es una de las grandes estrellas del Atlético de Madrid. Algo parecido pasó con Sergio Reguilón, que tras ser uno de los mejores laterales de la pasada Liga en el Sevilla, terminó en el Tottenham Hotspur con José Mourinho. O, incluso, Achraf Hakimi, que tras superar el bache inicial de adaptación a la Serie A, también está brillando bajo las órdenes de Antonio Conte en el Inter de Milán.

El propio Zidane salió al paso de las críticas de forma pública el martes, horas antes de que se conociese que Odegaard también quiere dejar el club.

“Echarme la culpa es lo fácil. Es el Real Madrid, es muy complicado. Hay un momento en el que el jugador tiene que jugar y demostrar. La culpa no la tiene el entrenador. Los jugadores tienen que demostrar”, comentó Zidane sobre la salida de los jugadores mencionados.

El caso más inmediato ha sido el de Luka Jovic. El serbio, tras año y medio sin brillar en el Madrid, volvió al Eintracht de Frankfurt cedido hasta el 30 de junio y en su re debut marcó dos goles en apenas media hora.

“Luka tiene 21 años y es una opción muy buena. Está muy bien y seguro que lo hará genial en el Real Madrid. Tiene mucho futuro para demostrar el jugador que es en el Real Madrid. Aquí siempre hay una competencia muy fuerte”, se excusó Zidane sobre el pobre rendimiento del serbio que apenas convirtió dos goles con la camiseta blanca, los mismos que ya lleva en su nueva aventura.

Desde el entorno del Santiago Bernabéu tampoco se explican las reiteradas suplencias de Fede Valverde, la falta de minutos de Mariano o, incluso, por qué Brahim está sorprendiendo en el AC Milán y no en Concha Espina.