Barça, el equipo que más marca... Pero que pide a gritos otro goleador

El Barcelona es el máximo goleador de la Liga, por mucho, pero pide a gritos un sucesor para Luis Suárez. Un futbolista que, tenga o no el perfil del uruguayo defina como él o, por lo menos, aumente la capacidad de resolución de un equipo que siendo, también, el que más ocasiones crea del campeonato le cuesta 'horrores' convertirlas.

Suma 80 goles en 34 jornadas, 19 más que el Atlético, 22 más que el Real Madrid y 31 más que el Sevilla, que pelean con este Barça la conquista de la Liga más abierta que se recuerda a estas alturas de la temporada. De hecho, en la jornada 34 de la pasada temporada el equipo azulgrana llevaba dos goles menos que en la actual... Pero sumaba seis puntos más.

Por si fuera poco, señalado por sus habituales errores defensivos que tantos disgustos le han costado, el Barça lleva encajados 32 goles, que son cuatro menos que la pasada temporada a cinco fechas de acabar la Liga y mantiene, viendo estos números, una estadística más que optimista. Y, sin embargo, reclama desesperadamente la presencia de alguien con más capacidad que De Jong o Pedri, principalmente, de cara a portería.

Suerte tiene del resurgir, en el momento preciso, de Antoine Griezmann, que con sus 18 goles y 12 asistencias se ha convertido en el mejor socio de Leo Messi a la hora de mirar la portería contraria.

El equipo azulgrana se ha hecho a las ideas de Ronald Koeman de manera lenta pero continuada, convertida la temporada en una montaña rusa de sensaciones, pasando del hundimiento a la rebelión y guiñando un ojo a sus viejos fantasmas con aquella derrota frente al Granada, tan impensable como trágicamente histórica que convertía todas las esperanzas en depresión. Y día a día, no puede ser de otra manera, recuperó las sensaciones en Mestalla.

Se aventura difícil adivinar qué puede pasar en este final de temporada a la vista de que los problemas que tiene el Barça para ganar son las mismas que atenazan a Atlético y Real Madrid, mirando todos de reojo a ese Sevilla que sin ser favorito se atreve a ser aspirante. Al menos de momento.

Pero lo que es una evidencia es que muchos de los puntos que se ha dejado por el camino el Barça se han debido a su falta de resolución ante la portería contraria. Y aun siendo así... No hay equipo que marque más goles.