Andrés Guardado celebró 350 partidos en la elite europea con triunfo del Betis sobre Osasuna

El jugador del Betis, Andrés Guardado, celebró sus 350 partidos en Primera División de Europa con un triunfo por 3-1 en la visita a Pamplona.

La plantilla de Manuel Pellegrini obtuvo su segundo triunfo de la temporada con una buena exhibición frente al Osasuna con el 'Principito' disputando los noventa minutos. El azteca regresó a la alineación estelar del conjunto bético después de ingresar de cambio en el pasado partido ante el Espanyol y quedarse en el banquillo de suplentes en el triunfo por 1-2 contra el Granada.

Con 34 años de edad, Guardado mostró un gran desempeño físico ante el conjunto 'rojillo' protagonizando largos recorridos a lo largo del compromiso. El mexicano se le vio apoyando de manera importante en labores defensivas pero también brindó buenos pases a sus compañeros ofensivos.

En su partido 117 con la camiseta del Betis, Guardado terminó con un disparo a portería y una efectividad del 74% en pases intentados.

Con su triunfo ante Osasuna, Betis llegó a nueve puntos y su próximo partido será el domingo 26 de septiembre ante el Getafe del mexicano José Juan Macías.

Crónica: Un solvente Betis vence a un Osasuna sin fuelle

El Real Betis se llevó este jueves tres puntos de oro en El Sadar (1-3) ante un Osasuna sin fuelle que no mostró grandes argumentos a la hora de remontar un partido que se le puso cuesta arriba en dos ocasiones.

Osasuna salió lanzado al choque con la ilusión de celebrar la primera victoria en su nuevo estadio junto a su afición, valentía que tan solo le duró 10 minutos hasta bajar de revoluciones el motor. Ambos equipos estuvieron algo dubitativos a la hora de comenzar jugadas de ataque durante gran parte de la primera mitad con el miedo a las consecuentes contras.

En el minuto 21, el central verdiblanco Kike Hermoso firmó el primero del encuentro tras un mal despejé de la zaga rojilla en una jugada algo embarullada, sacando así petróleo de la nada. El canterano debutó en la máxima categoría y lo hizo con un tanto que jamás olvidará, fuerte derechazo al palo derecho.

Sergio Herrera salvó a los de Tajonar en dos acciones. Canales obligó al guardameta burgalés a realizar una espectacular estirada tras su potente zurdazo. Minutos después, el Betis salió a toda velocidad para pillar desprevenida a la zaga rojilla. Borja Iglesias se quedó solo ante Herrera, pero el portero local ganó el uno contra uno gracias a una buena mano.

Parecía que los de Pellegrini saldrían victoriosos del primer asalto, pero una fabulosa jugada de Osasuna lo impidió. Roberto Torres y Kike García realizaron una magistral pared en la frontal del área para que el segundo de estos se quedase solo delante de Bravo. El delantero conquense definió al palo largo con un gran disparo. El Sadar estallaba.

Betis y Osasuna salieron convencidos de llevarse la victoria tras su paso por vestuarios. Los Iglesias, Rubén García, Darko o Fekir pisaron de manera más asidua el campo contrario con la esperanza de dar un nuevo zarpazo. Darko Brasanac controló el esférico dentro del área con una gran ruleta, pero el balón se le fue largo y no pudo tirar a portería.

Pellegrini y Arrasate no lo vieron claro y movieron los banquillos para ir a por el partido. El argentino Chimy Ávila salió con fuerza y ganas de demostrar a su hinchada el trabajo y la ilusión puesta durante los meses de su recuperación.

Juanmi, uno de los cambios béticos adelantó de nuevo a su equipo tras un cabezazo a placer que tuvo que ser validado por el VAR dos minutos después.

Martínez Munuera añadió 6 minutos, tiempo que aprovechó el Betis para dar la estocada final a Osasuna con el gol de Willian José en el minuto 93.

Finalmente, y muy a pesar de todo el osasunismo, el conjunto navarro sigue sin ganar al Betis desde el año 2014, dato que los de Arrasate tratarán de cambiar en el partido de la segunda vuelta.