Ricardo Jerez relata los momentos difíciles que atravesó por COVID-19 en Colombia

El portero de la Selección Nacional de Guatemala fue uno de casos positivos del contagio masivo en Alianza Petrolera y tuvo que presentarse a un hospital a pedir ayuda

El guardameta guatemalteco Ricardo Jerez pasó severas complicaciones de salud en Colombia al contagiarse de COVID-19 en el equipo de Alianza Petrolera. Tuvo que acudir a un centro asistencial por la neumonía que estaba desarrollando y con el medicamento aplicado por una doctora guatemalteca venció al coronavirus y se encuentra estable.

Alianza Petrolera reportó 17 casos positivos entre cuerpo técnico, jugadores y personal administrativo. Ricardo Jerez junto a Diego Estrada (Director de divisiones menores) y Nelson Estévez (Utilero) fueron las tres personas que presentaron problemas de salud y debieron acudir con médicos.

Pasé algunos días bastante difíciles, muy complicados con mucho miedo y síntomas que uno se siente muy mal. Es motivo de alegría el poder hablar sin estarme ahogando, ni sintiendo dolor en el pecho y estoy agradecido con Dios con esta sanidad que tengo en este momento. Hoy me doy cuenta que nada sirve, si no hay salud”, expresó Ricardo Jerez en entrevista con el programa Área Grande.

“Todo esto sirve para darse cuenta que uno no se tiene que preocupar por muchas cosas. Uno debe llevar la vida lo más feliz posible porque era lo único que me pasaba por la cabeza cuando estaba en la clínica con los pacientes con COVID-19, viendo gente entubada, muriéndose y yo a la par de ellos desarrollando una neumonía”, agregó Jerez.

El portero guatemalteco que desde el 2013 ha jugado en Colombia con Alianza Petrolera y Deportivo Cali, ya se encuentra en casa, recuperado y únicamente espera el aval para incorporase de nuevo a los entrenamientos del equipo que ya se enfocan en la próximo campeonato.

Tras pasar días difíciles, la experiencia vivida por Jerez y su familia en Colombia, lo hacen reflexionar sobre lo que representa la vida y estar sano. "Lo único en lo que pensaba era en mis hijos, mi esposa, mis papás y seres queridos si me llegaba a pasar algo o dejara de estar. De ahora en adelante a valorar más la vida y lo que uno puede hacer estando sano. Eso es lo que me quedó de experiencia, darme cuenta que no hay nada que compre la salud”.

Fue por medio de un medicamento nanomolecular que aplicó una doctora guatemalteca que viajó hasta Colombia, como Ricardo Jerez se recuperó y ha vencido el virus de COVID-19.