Guardiola recibe cinco goles por primera vez, sufre lesión y revive pesadilla con el City

Guardiola no podrá olvidar el juego del Manchester City ante el Leicester de este fin de semana al ser la mayor goleada que recibe como director técnico

La goleada del Leicester City, el domingo (27), en el Etihad Stadium, estará en la cabeza a Pep Guardiola durante mucho tiempo y también revivirá los fantasmas de la temporada pasada, cuando el Manchester City no pudo competir en igualdad de condiciones con el Liverpool por el título de la Premier League.

Fue la primera vez que Pep Guardiola recibió cinco goles en un partido como técnico. Desde el inicio de su carrera con el Barcelona hasta su paso por el Bayern Múnich y ahora en el City, lo máxima derrota que había sufrido el español fue por cuatro goles, como en la semifinal de la Champions League 2013-14 ante el Real Madrid, o con el propio Leicester en su temporada inaugural en Inglaterra en 2016.

El resultado también es difícil de digerir para la escuadra del City, que ya pierde los tres primeros puntos de la temporada y puede sufrir una desventaja importante con Liverpool. El equipo de Jürgen Klopp cerró la tercera jornada este lunes con una victoria ante el Arsenal, y llegó a nueve puntos, frente a tres del Manchester (que tiene un partido menos).

Así fue exactamente como el sueño de la Premier League se escapó de los dedos de Guardiola la temporada pasada. El City también tropezó en la segunda ronda y, tras ocho partidos, ya tenía ocho unidades menos que el Liverpool. Al final, los Reds ampliaron ventaja y fueron campeones con una diferencia de 18 puntos.

City tendrá que luchar para que eso no suceda otra vez. Pero la misión no será fácil, sobre todo por las ausencias. Guardiola empezó la temporada sin poder contar con nombres importantes, como Bernardo Silva, Ilkay Gundogan, João Cancelo y especialmente Sergio Agüero, lesionado desde el último tramo de la pasada campaña de la Premier League.

Para empeorar las cosas, Manchester perdió a Gabriel Jesus, quien se lesionó en su debut contra Wolverhampton y debería estar al menos un mes de baja. Así, Guardiola no tiene un delantero natural, lo que le hace utilizar más a menudo de lo que le gustaría, al joven Liam Delap, de apenas 17 años.

El City regresa a la actividad el próximo miércoles para enfrentar al Burnley, fuera de casa, por los octavos de final de la Copa de la Liga. En la Premier League, la próxima cita es el sábado, también como visitante, ante el Leeds United de Marcelo Bielsa.