El nuevo propietario del Newcastle pagó más por una obra atribuida a Da Vinci que por el club inglés

El cuadro, que se considera el más caro jamás vendido en la historia, fue centro de polémica un año después de ser adquirido por el príncipe

El Newcastle tiene un nuevo dueño. El jueves pasado, el club anunció la venta de la plantilla a un grupo de inversión en Arabia Saudita liderado por el príncipe Mohammed bin Salman que pagó 409 millones de dólares por el equipo de la Premier League.

Sin embargo, Newcastle resultó más barato que otra controvertida compra del príncipe saudí: un cuadro atribuido a Leonardo da Vinci por el que desembolsó 450 millones de dólares.

Salman adquirió la pintura llamada Salvator Mundi en una subasta en 2017 y la colocó en un súper yate después de negarse a prestarla para una exposición del pintor italiano en el famoso Museo del Louvre en París en 2018.

El cuadro, que se considera el más caro jamás vendido en la historia, fue centro de polémica un año después de ser adquirido por el príncipe.

En análisis científicos, los expertos concluyeron que el cuadro fue pintado cerca del salón de Da Vinci, pero no por el pintor, como dijo el crítico de arte Ben Lewis. Por su parte, la Dra. Carmem Bambach, historiadora del arte y comisaria de obras en Italia y España, señaló al diario The Guardian, que el hecho de que el cuadro fuera atribuido a Da Vinci se debió a un error de Giovanni Antonio Boltraffio, su asistente.

De manera similar, el historiador de Oxford, Matthew Landrus, también especuló sobre la autoría real de la pintura, afirmando que podría haber sido pintada por el otro asistente de Leonardo, Bernardino Luini.