La vez que Enrique Esqueda 'ayudó' a Erick Gutiérrez

play
"En algún momento al 'Guti' le regalé zapatos" (0:48)

Enrique Esqueda, excompañero del jugador del PSV Eindhoven, confesó cómo era su relación con el seleccionado nacional cuando era juvenil en Pachuca. (0:48)

MÉXICO -- “En algún momento al ‘Guti’ le regalé zapatos”, externó Enrique Esqueda entre recuerdos en la sala de la casa de su abuela al sur de la Ciudad de México. El ‘Paleta’ relata que mientras se recuperaba de la fascitis plantar en el vestidor del Pachuca, un prospecto llamado Erick Gutiérrez se acercó a pedirle unos tenis, aquel elemento juvenil es el mismo que en la actualidad juega en el PSV de Holanda.

“Me fue a buscar, me pidió zapatos, en ese tiempo yo tenía 23 o 24 años y tienes marcas que te patrocinan, los zapatos te llueven. No te hace falta tener 15 zapatos cuando nada más utilizas uno, entonces fue de ‘claro aquí están’, al igual que a otro compañeros de su equipo”, relató Esqueda a ESPN Digital.

“‘Guti’ es muy frío, fue un gracias por supuesto, pero él es muy frío, no te transmite mucho sus emociones, pocas veces transmite sus emociones”, señaló Esqueda

Uno de los testigos del hecho fue Agustín Lleida, quien era preparador físico del Pachuca: “Íbamos al vestuario del primer equipo, él era muy chavalillo y yo era muy amigo de Enrique Esqueda, quien le daba zapatos, me acuerdo que no tenía zapatos para entrenar o los tenía muy viejos y Esqueda siempre le tenía mucho cariño”, dijo el español.

Esqueda mantiene relación con Erick Gutiérrez e Hirving Lozano de aquella generación, a los cuales conoció cuando arribó a los Tuzos en el 2011.

“Cuando llegué eran unos niños. Los veía jugar en la Sub-17 y sobresalían por mucho. Pasan los años, suben a ‘Chucky’ a algunos entrenamientos y hacía mucha, mucha diferencia. Tengo buenas anécdotas con esa generación de Sub-17 porque me lastimé de la planta del pie y estuve mucho tiempo fuera y a veces entrenaba para recuperarme en la Sub-20, cuando ellos subían a la Sub-20, me llevaba a comer a todos y ahí estaba Gutiérrez, estaba Lozano. La última vez que hablé con Gutiérrez fue como hace cuatro meses, felicitándolo de algún gol que hizo en el PSV”.

El delantero, quien actualmente se encuentra sin equipo, se considera como un futbolista que siempre le ha gustado ayudar a los jóvenes, pues además del gesto que tuvo con los integrantes de las fuerzas básicas del Pachuca, también lo hizo con el América y en cada uno de los clubes en los que ha militado.

“Yo estaba a favor de los jóvenes desde que jugaba en América, que era difícil que un joven de la Sub-20 recibiera una botella de agua o un Gatorade del primer equipo, porque los utileros a veces decían ‘oye no, esa no es tu hielera, tu hielera está allá’, yo les regalaba, siempre he querido apoyar a los jóvenes”.