¿Cómo inició el pique entre Higuera y Pizarro?

Rodolfo Pizarro llegó a Chivas procedente de Pachuca. Luego se iría en parte debido a su relación con Higuera. Imago7

MÉXICO.- Se recrudece el pique entre José Luis Higuera, ex directivo de Chivas, y Rodolfo Pizarro, considerado ídolo por algún sector de la afición rojiblanco, pero no por el hoy comentarista de ESPN.

En tiempos del coronavirus, cuando el futbol mundial está parado y el confinamiento de los jugadores es total, los dos personajes se echan habladas en redes sociales, uno desde México y el otro desde Estados Unidos.

La ríspida historia entre José Luis Higuera y Rodolfo Pizarro, actual jugador del Inter Miami, inició cuando coincidieron en Chivas. A Pizarro le bastó un año y medio (tres torneos) para ganarse a los seguidores de Chivas, sobre todo porque su estancia en el club se combinó con la obtención del título.

La gente ansiaba volver a levantar el trofeo de campeón y se consiguió bajo la dirección técnica del argentino Matías Almeyda y fue Pizarro parte importante en el accionar del equipo y a la consumación del objetivo final.

El carácter especial de Higuera chocó con la impetuosa e irreverente actitud del atacante formado en Pachuca. El tamaulipeco de 26 años no tuvo una buena relación con el otrora directivo, empezando en el torneo del título (Clausura 2017) y continuando en el último que jugó con el chiverío.

La gota que derramó el vaso fue cuando Higuera decidió que Pizarro se iría del equipo tapatío para ser vendido al mejor postor, en este caso los Rayados de Monterrey, luego de dos torneos sin liguilla para la institución y las arcas sin dinero; el panorama se veía encaminado a una crisis económica y se le debía dinero a los jugadores.

Pizarro nunca estuvo de acuerdo en emigrar, más allá de lo que significaba llegar a un club con alto poder económico que estaba dispuesto a pagar lo que fuera para hacerse de los servicios de una de las jóvenes figuras del chiverío.

A Higuera no le importó mucho el que Pizarro se hubiera comprometido a fondo con Chivas y que haya llegado hasta a ofender al acérrimo rival de Chivas, América, solo para demostrar que ya sentía los colores de Chivas y estaba dispuesto a todo por demostrarlo.

¿Quién no recuerda a Pizarro ‘tirándole’ a las Águilas cuando festejaba el título de la Liga de Campeones de la Concacaf? Por ello, el jugador se siguió ganando a los aficionados que ya le veían pinta de ídolo.

La osadía le valió a Pizarro una multa económica por 161 mil 200 pesos, después que la Comisión Disciplinaria abriera una investigación por sus insultos al club de Coapa.

José Luis Higuera no reparó en nada más que su interés por transferir a uno de los mejores jugadores del plantel. A principios de mayo ya se decía que el nuevo equipo de Pizarro sería el Monterrey, a cambio de 16 millones de dólares, y el 3 de junio de 2018 el director deportivo de Chivas, Francisco Gabriel de Anda, confirmaba la transferencia y decía que su venta a Europa estaba lejana.

La mala relación entre Higuera y Pizarro se reforzó con aquel último episodio vivido y ahora vuelve a ventilarse, a partir que el comentarista de ESPN negara en Twitter que el jugador es un ídolo de Chivas.

Los dimes y diretes continuaron creciendo en redes, así como la de otros que se subieron al barco para defender a uno y otro, como Antonio Carlos Santos, quien respaldó a Higuera, mientras que Ángel Reyna, ex chiva, le dio duro al ex dirigente y dijo que amenazar es su fuerte.