Pablo Aguilar revela que pensó en el retiro tras su lesión más reciente

Pablo Aguilar celebra su cumpleaños con el deseo de volver a las canchas totalmente recuperado. Imago7

MÉXICO -- Pablo Aguilar rompió el silencio.

Hasta ahora, el líder de la defensa de Cruz Azul había mantenido un bajo perfil desde que se lesionó gravemente la rodilla izquierda el 18 de febrero pasado en un duelo de la Concacaf Liga de Campeones ante el Portmore United en Jamaica.

“Sinceramente no quería hablar de este tema porque en ese momento me pasaron millones de cosas por la cabeza y preferí no hablar, no decir nada, preferí alejarme este mes y algo”, cuenta Pablo Aguilar en exclusiva para ESPN.

En un principio, el central paraguayo naturalizado mexicano creyó que había librado el daño en los ligamentos, pero días después una resonancia magnética comprobó que tenía ruptura total del ligamento cruzado anterior, ruptura del 85 por ciento del ligamento colateral medial, desgarro en ambos meniscos y hasta una micro fractura ósea.

Es la peor lesión en su carrera. Pablo Aguilar estará alejado entre 6 y 8 meses de las canchas y en algún momento pensó incluso en colgar los botines.

“En un principio, te soy sincero, pensaba para adentro de mí ‘ya no me quiero arriesgar’, inclusive retirarme, me pasaron muchas cosas por la cabeza pero ahora nuevamente al volver a caminar después de un mes y algo, hacer nuevamente los trabajos de fortalecimiento, nuevamente le estoy agarrando el gustito”, relata Pablo desde su casa en la Ciudad de México, donde hoy festeja su cumpleaños 33 con su círculo familiar más cercano.

“De a poquito me voy abriendo, mostrando la forma de mi recuperación, de a poquito voy mostrando y voy hablando, ahora ya estoy más tranquilo. Pero en el momento en que te pasa (la lesión), te pasan muchas cosas por la cabeza que es preferible callarse y alejarse un poquito de todo ese tema”.

Su familia le insistía en que conforme avanzara la rehabilitación vería las cosas de forma más positiva y ahora Pablo sólo piensa en recuperarse al 100 por ciento y volver a jugar.

“Los que me han ayudado han sido mi familia, mi esposa, mis hijos, conmigo viven mi suegra, mi suegro, mi mamá, mi papá, en realidad toda mi familia. No quería arriesgar más, el dolor que siente uno en ese momento y ya estando a punto de cumplir los 33 años que te pase una lesión de estas cuesta un poquito más, pero después pensándolo bien y escuchando a mis padres y a mi esposa uno va asimilando todo”.

Pablo Aguilar se muestra positivo mientras cumple su séptima semana de rehabilitación con el fisioterapeuta de Cruz Azul, Daniel Saucillo, con algunas sesiones en La Noria y otras en la clínica privada del propio Saucillo.

El experimentado defensa sabe que el camino es largo, pero tiene claro que volverá a jugar como profesional.