Alejandro Vela el "rebelde" de redes que está a punto del retiro o jugar en la LBM

play
Alejandro Vela: "Estoy orgulloso de ser el hermano de Carlos Vela" (5:16)

El futbolista habló con René Tovar sobre las comparaciones que se han hecho entre él y su hermano. (5:16)

MÉXICO -- Si Cancún FC te ofreciera dos contratos uno como directivo y otro como jugador, ¿cuál tomarías? No lo duda... el de dirigente. La moneda está en el aire, pero el futuro se inclina hoy acaso al retiro de Alejandro Vela (28 de marzo del 84, Cancún Quintana Roo). Las razones las tiene a la mano. Está cansado de sufrir las decisiones y el reglamento prácticamente lo deja fuera de la Liga de Expansión por su edad.

“Estoy en la parte final de mi carrera”, admite el hoy exjugador de Venados de Yucatán. Ahí pensó terminar su carrera, pero es imposible. La edad lo limita. “El futuro es para los valientes”, se anima mientras coloca bien la cámara durante la entrevista.

En su momento -confiesa- habló de frente con Enrique Bonilla. Le hizo saber que las cosas se estaban haciendo mal. La respuesta fue que se abrirían más oportunidades con 20 equipos, pero Alex acusa que ni llegaron a esa cantidad y hoy hay un límite de edad e incluso la rebaja de sueldos es brutal tanto que las percepciones en algunos casos están a la par de la Liga del Balompié Mexicano.

“Nos dejan sin posibilidad de opinar. Es así y si quieren. No tenemos una participación. Muchos van al desempleo. Hoy se da la posibilidad de la Liga del Balompié. Deberían escucharnos, pareciera que somos distintos no de la misma familia”, sostiene con cierta voz de molestia.

La moneda está en el aire. Su decisión no está tomada, pero le entristece que hoy la Liga deseche a los jugadores de experiencia. “La edad no debería ser impedimento para un futbolista. Es lo que puede aportar dentro y fuera de la cancha. Hoy se desprecia. Eso me deja con la sensación de que no vale la pena seguir jugando”, ratifica.

No descarta la LBM. Su hermano, Carlos de los Los Angeles FC, le sugiere que tome la decisión que lo haga más feliz sin importar lo que se diga en derredor. “Estamos cansados. No estoy cerrado a nada. Estoy a nada de definirlo. Voy a tomar la decisión junto a familia”.

Vela deja en suspenso a qué equipo recalaría en la LBM. Le llama la atención que la organización está llevando el campeonato hasta donde Liga Mx y Liga de Expansión o han podido. “El futbol es para todos, pero la Liga Mx se ha hecho elitista. Cerró mucho el circulo y la LBM tiene el atractivo de ampliar las posibilidades. No es una liga de barrio contra profesional”, aclara. “El futbol argumenta da para todo México. No sólo un grupo cerrado”.

Alejandro Vela ha tomado relevancia en redes sociales. Es un hombre que hoy opina lo que piensa sustentado en argumentos sólidos de su vivencia como jugador. Ha tenido buenos y malos momentos e incluso interactúa mucho con medios y periodistas de la fuente a quienes confronta con sus propias armas. Ahora, acepta, está “abajo”, vio lo que sufre el futbolista de ligas inferiores. Sabe lo que es el “maltrato”, por eso decidió alzar la voz siendo un jugador activo. “El futbol no es parejo en México. He aprendido a pensar bien y sustentar lo que voy a debatir”.

Vela rechazo una crear asociación de jugadores Es tal la relevancia de Alejandro. Su liderazgo que le sorprende la pregunta que estuvo a nada de encabezar un movimiento contrario a la Asociación Mexicano de Futbolistas (AMF pro) encabezada por Álvaro Ortiz, pero rechazó la idea porque el dirigente es su amigo y porque cree que los jugadores hoy tienen que estar más unidos que nunca y ser conscientes del momento histórico que viven.

“Entre jugadores debemos ser unidos. Leales. Armar otro sindicato no es el problema. La AMF no es Álvaro Ortiz, somos nosotros. No tenemos la fuerza necesaria Es ahí donde preferí no hacerlo. Hubiera ido al fracaso. Estamos para ayudar y sumar. A Álvaro se le ha pegado mucho porque es la cara del jugador, pero sin el peso y jugadores no tiene mucho que hacer”, lamenta.

La razón, sustenta, de que los futbolistas no cambien las cosas se debe a que no se concientizan en ser solidarios el uno con el otro hasta que sufren las consecuencias. Sin embargo, para Vela es el momento de un nuevo comienzo del futbol mexicano donde la economía va a poner las cosas en su lugar. “El futbolista debe conocer más el negocio. Es una buena oportunidad para hacerlo”. Vela acepta que es un líder con la necesidad de asumir y ayudar a los de abajo.

“Quiero impactar a la gente. Quiero llegar a los niños a los jóvenes. Las generaciones crecen deseando en riqueza. Ahí se pierde la ambición por jugar al futbol. Sería muy agradable tener un proyecto para mejorar el futbol en mi tierra. Mejorar el sureste. Su hermano, Carlos, no quiere estar ligado al futbol, pero sabe que lo apoya en su proyecto.

“Sé que si yo se lo pido va ayudar a gente de nuestra tierra. Le quedan muchos años a buen nivel”, afirma. Incluso lo coloca en el top 5 en la historia del balompié mexicano.

¿Te ves dirigiendo una asociación?

Si el proyecto ofrece algo donde yo pueda ayudar estoy dispuesto. No estoy peleado con nadie.

Alejandro, el “hermano de Carlos Vela” ¿una piedra en el zapato?

Alejandro se ríe cuando se le hace ver que quizá el medio futbolístico lo coloca como el hermano de Carlos Vela. “Estoy orgulloso de mí mismo. Pude superar todos los obstáculos que hay en mi carrera. Veo a la cara a cualquiera. Tres noviembres seguidos fui operado y volví a pisar la cancha es un éxito. Ese es mi triunfo superarse cuando la gente dice que ya no puedes”.

Alejandro deja en claro haber hecho una carrera buena. Es más se califica con 8.5. “No tengo la vida de Carlos Vela, ni su vida ni su dinero, no tengo la vida resuelta, me gusta ser frontal. ¿Pesa el apellido? se cuestiona luego que el CM de Mazatlán respondiera a un tuit de Alejandro con sarcasmo y dejando en claro que vive a la sombra de su hermano.

“No no me molesta. Me dan risa. Es un orgullo. Si quisiera aprovecharlo tuviera mejores beneficios. Es parte del show. Una persona que jugó 300 partidos en la Primera División ¿me voy a ofender por eso? La verdad que no tiene sentido. Respeto la opinión de todos”, subraya.

Alejandro asegura que las lesiones le ayudaron a entender que Dios era primero, familia lo segundo y el futbol lo tercero. “El futbol es un curso intensivo de lo que es la vida en general. Lo aprobé. Sufrí bastante”.

Vela cree que cada derrota es una oportunidad para ganar y no se arrepiente de nada. “Haber jugador lo que jugué me deja contento. Hoy tengo hijos casi adolescentes ese es el gran gozo de la vida. Transmitir a tus hijos lo que tu quisiste expresar a los tuyos”, apostilla.

Finalmente alaba que haya un equipo en su tierra, el Cancún FC. “Me interesó de la franquicia el nombre Cancún FC. Por ayudar a la gente de mi tierra estoy disponible. Le atinaron en llevarse a Christian Chaco Giménez. Si las condiciones se dan levanta la mano para participar en donde se me requiera”, ratifica. Vela afirma que el daría mucho gusto jugar en su tierra porque quiere llevar al futbol de Quintana Roo a otro nivel. Espera que piensen en Primera División, ese debe ser el objetivo”, finaliza.