Cielo Azul

ESPN

El Clásico Nacional quedó a deber, y mucho; solo espero este domingo una entrega total de ambos equipos y un compromiso a tope

Cielo azul, cielo nublado.

Cielo de mi pensamiento.

(Grupo Pesado)

Estadio vacío, bajo el cielo del sur de la Ciudad de México, 15 de marzo del fatídico 2020, todos los gritos se escuchan en la cancha, el árbitro Fernando Guerrero revisa la jugada en el VAR, minuto 99, última jugada del partido, Emmanuel Aguilera se perfila, le pega a la pelota desde el manchón penal, abajo, a la derecha de José de Jesús Corona… Se engrandece la figura del portero veterano y ataja. Ni un solo aficionado en la tribuna, algo nunca visto para este 'Clásico Joven' en el Estadio Azteca. Ganaron, Chuy Corona paró el penal y al mismo tiempo paró el futbol en México.

Aquella fue la última jugada de un torneo que, a la postre, tomarían la decisión de cancelarlo. El Clausura 2020 se quedaba sin campeón y, después de 10 jornadas, Cruz Azul era el mandón, América ocupaba la posición cuatro. Así se quedaron. Este fin de semana se vuelven a enfrentar de manera oficial, mismo escenario, mismas condiciones, sin gente en la tribuna. La Máquina en la misma posición, líder del campeonato y Las Águilas un peldaño arriba, en lugar tres.

El rendimiento de La Máquina ha sido muy similar en el Guard1anes 2020, en ambos torneos, en 10 jornadas consiguieron 22 puntos, ahora encararán el compromiso ante las Águilas con una fecha más y 25 unidades. Jonathan Rodríguez es líder de goleo con 10 anotaciones, en el torneo cancelado también era el máximo anotador, con 9. La problemática azul extra cancha está mucho peor que aquel 15 de marzo, en seis meses y medio el panorama se ha puesto muy feo, un cielo nublado y a punto de caer un torrencial aguacero, con un Billy Álvarez prófugo de la justicia, pero el ánimo deportivo no decae.

Desde aquella parada de Corona, el mundo se paralizó, no solo el del futbol, calles y tribunas solitarias; han sido meses jamás vividos anteriormente por ninguna de las generaciones actuales, pero de a poco el planeta se ha puesto en marcha; en el caso del deporte, entre tumbos, las ligas concluyen o inician, ya algunos estadios permiten el ingreso de fanáticos, como la Supercopa en Budapest, y así nos acercamos ya a la parte final del Guard1anes.

¿Qué pasará el domingo? ¿Volverá a pesar la ausencia de emoción y grito desde la tribuna? ¿América ganará su segundo de tres Clásicos en fila en el Azteca? ¿'Cabecita' se afianzará como líder de goleo? ¿Mi 'Piojo' lucirá uno de sus trajes finísimos y elegantes? ¿Seguirá Cruz Azul de líder o las Águilas los superarán en puntos?

El Clásico Nacional quedó a deber, y mucho; solo espero este domingo una entrega total de ambos equipos y un compromiso a tope. Porque también se jugará el Regiomontano en las mismas condiciones y la comparación será obligada.

En este año tan atípico, el mejor ha sido el equipo cementero, pero eso no basta, se necesita engrandecer la figura de su veterano portero, se necesita que su apellido retumbe después del último silbatazo de la final, en la búsqueda del ya por 23 años tan ansiado título. “Corona para Cruz Azul”

Azul, rayo de luna serás para mí

Azul, con la lluvia pintada de azul.

Por siempre serás solo tú.

(Kike Santander, compositor)