Rafa Baca ve clave coaching mental en Cruz Azul, lamenta decisión de quitarlo

El mediocampista reconoció la gran presión en el equipo por ser campeones y por ello cree que el coaching mental es clave para manejar al vestuario

Rafael Baca, mediocampista de Cruz Azul, aseguró que el coaching mental, mismo que ya no tienen, es una herramienta que puede pesar en el desarrollo de cómo manejan la presión dentro del club, pues reconoció que la exigencia es “venir a Cruz Azul significa ser campeón o eres un fracaso”.

Fue un golpe duro. La realidad es que lo mental siempre ha sido algo fundamental y desde antes siempre he estado en contacto con un coach y tengo buena relación con Bernardo Angulo, quien estaba en Cruz Azul, y con un coach de Estados Unidos, quien me ha ayudado mucho”, dijo en conferencia de prensa este viernes.

Incluso, reconoció que al estar en una institución donde la presión es muy alta, esta herramienta los lleva a saber canalizarla de buena forma y no dejar que la misma los consuma.

“En particular es muy importante por lo que pasa y más estando en Cruz Azul. Hay mucha presión y hay que saberla manejar a favor. Tienes a tu familia y a mucha gente que te rodea que consume la energía y es vital tener un coach que te da herramientas para saber equilibrar la presión y a tu favor”, agregó.

Por otra parte, Baca, quien es de los que más tiempo en la Máquina, desde 2014, afirmó que son los que cargan con mayor presión, aunque no titubeó en decir que si el día de mañana no se consigue un título, no tiene pena en levantar la mano y salir del equipo.

"La realidad es así y debes asumir que cuando llevas muchos años aquí, las críticas van a ser para los que llevan más años. Hay que aceptar el reto. Llegué con la ilusión de ser campeón. Hemos estado cerca, lo hicimos contra América y ahora estuvimos a un paso. Si yo soy de los más criticados estoy en la disposición de levantar la mano y hacerme a un lado sin ningún problema”.

Finalmente, opinó que a la afición la deben convencer con resultados y buenas actuaciones, pues las palabras están de más y no sirven de nada cuando tienen partidos como la semifinal de vuelta cuando dejaron escapar una ventaja de cuatro goles ante Pumas.

“Creo que las palabras quedan de más. Ahora lo primordial es tomar la confianza con ellos y la única forma de hacerlo es demostrando en la cancha. Así vamos a retomar la confianza de nuestra afición porque les fallamos, es la verdad. Creo que sin ver las redes sociales, sabemos lo que hicimos o dejamos de hacer. Le fallamos a la afición y no hay que meterse a redes para saber que fallamos y perdimos su confianza”, concluyó.