Cronología del caso Renato Ibarra

play
Abogado de Lucely Chalá: Se hizo justicia, lo que dio (Renato) fue para sus hijos (1:25)

El abogado Renato Chávez declaró que todo salió a favor de su cliente y que se logró lo que se quería (1:25)

Renato Ibarra atraviesa un momento muy diferente al que vivía hace un año, cuando fue acusado de violencia familiar, aquí revivimos detalle a detalle cómo transcurrió aquel bochornoso momento en la carrera del jugador

Este viernes se cumple un año del altercado de violencia familiar de Renato Ibarra, jugador del Atlas, mismo por el cual terminó en el Reclusorio Oriente de Ciudad de México. El elemento ecuatoriano pasó horas críticas en su carrera, pues el escándalo lo alejó del América en un buen momento futbolístico, además que tuvo que pagar ante la ley por sus acciones.

A continuación, en ESPN Digital hacemos una cronología de lo que se vivió hace un año en torno a la figura del sudamericano.

5 de marzo de 2020

El delantero del América en aquel entonces, Renato Ibarra, publicó un mensaje en redes sociales desmintiendo la versión que fue detenido por violencia familiar y mencionó que "me encuentro apoyando a las autoridades debido a un mal entendido en el que lamentablemente está involucrada mi familia”.

Las primeras versiones indicaron que el jugador fue detenido por la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México luego violencia contra su esposa. Incluso, Ibarra aclaró que la información acerca de estar detenido por autoridades de capitalinas es "totalmente falsa".

"Quiero ser muy claro en que las versiones que nos mencionan tanto a mi pareja y a mí son totalmente falsas, jamás le pondría una mano encima a ninguna mujer", escribió en Twitter.

6 de marzo

La madrugada de este día, Ibarra fue detenido en su domicilio y presentado en la Fiscalía Desconcentrada de Investigación en Tlalpan por presunta "Violencia Familiar y Lesiones" hacia su esposa Lucely Chalá, con 10 semanas de embarazo y quien fue trasladada a un hospital al sur de la ciudad para descartar aborto.

Lo anterior dio inicio a la carpeta de investigación CI-FTL/TLP-4/CI-1/C/D00585/03/2020, por el delito anteriormente mencionado.

Según el relato de las autoridades, los policías, a su llegada, se entrevistaron con Lucely Chalá, de 24 años, y con Ana Karen Chalá García, de 31 años, quienes momentos antes de encontrarse en su domicilio fueron agredidas físicamente por su esposo y familiares, quienes se encontraban en su domicilio, y posteriormente fueron detenidos para ser trasladados ante las autoridades. La denuncia se realizó mediante una llamada telefónica, a la que acudieron los elementos de seguridad.

7 de marzo

Mientras el jugador ecuatoriano estaba detenido, fuentes a ESPN Digital confirmaron que el jugador estaba “acabado” emocionalmente debido a la situación que vivía, ya que, tras dos días de ser detenido por las autoridades capitalinas, no tenía claro cuándo acabaría el episodio.

Un día antes, agentes del Ministerio Público levantaron las declaraciones de todos los involucrados para fincar responsabilidades.

Esa misma tarde, Ibarra fue trasladado al Reclusorio Oriente después de estar detenido en una agencia del Ministerio Público al sur de Ciudad de México.

9 de marzo

Ibarra cambió de abogados por segunda ocasión, aunque no han sido notificadas todas las partes del caso informaron fuentes a ESPN Digital en ese entonces. Al día siguiente fueron notificadas todas las partes. Fue la abogada Paloma Taracena quien abandonó al futbolista, al igual que los litigantes Julio Lara e Ignacio Martínez, que se presentaron a la audiencia de inicio que se llevó a cabo en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México.

La abogada Paloma Taracena se presentó en lugar del abogado Mark Pérez, que dejó el caso cuando aún estaba en en la instancia del Ministerio Público, ahora Renato Ibarra y los otros cuatro acusados deberán de notificar quienes serán los encargados de llevar su caso.

10 de marzo

Se filtraron las declaraciones de la entonces pareja sentimental de Renato Ibarra, misma que acusó al elemento de violencia familiar.

El periodista Carlos Jiménez compartió imágenes del expediente CI-FTL/TLP-4/UI-1C/D/00586/03-2020 y destaca el relato que realizó Lucely Chalá sobre lo sucedido la noche del 5 de marzo.

Chalá explicó que los familiares de Ibarra empezaron a insultarla a ella y su hermano y cuando platicó con su esposo de lo ocurrido, este le respondió que "a mí no me digas nada, ve tú y díselo a ellos, a mí no me estés diciendo” y fue en ese momento cuando iniciaron los actos violentos.

"Me empiezan a agredir físicamente con golpes en la cara y cuerpo, así como me rasguñaban. Mi concubino me toma de mi cabello y me da jalones tratando de evitar que me defendiera, por lo que somos acorralados en el vestidor mientras que nos gritaban: por qué no salíamos si somos tan valientes, que nos iban a golpear que estábamos picadas por el dinero de mi concubino”, indicó.

Ese mismo día, Miguel Herrera, director técnico del América, indicó que el club ofrecería su postura en torno al caso de "violencia doméstica" y "tentativa de feminicidio" que involucra a Ibarra hasta el jueves, fecha en la que está pactada su audiencia en el Reclusorio Oriente.

12 de marzo

Ese día, le retiraron los cargos de de "Tentativa de Aborto y Feminicidio” a Ibarra después de que la defensa demostró que la vida de Lucely Chalá y Karen Chalá, además de su embarazo, nunca estuvo en riesgo, informaron fuentes a ESPN Digital.

Los abogados del futbolista demostraron con pruebas médicas y testimonios que Lucely Chalá sí fue agredida, pero nunca estuvo en riesgo la vida de ninguno de los involucrados. Por lo que Renato Ibarra y las otras cuatro personas acusadas sólo serán señaladas por Violencia Familiar.

Mas tarde, ese día, el delantero abandonó el Reclusorio Oriente, por la puerta delantera del recinto y sin dar declaraciones, luego de que le fueron retirados los cargos por "Tentativa de Feminicidio" y "Tentativa de “Aborto".

Tras una semana detenido, el ecuatoriano de 29 años, su defensa logró que continuara el proceso en libertad por "Violencia Familiar", en contra de su esposa Lucely Chalá y Karen Chalá, hermana de su cónyuge.

5 de abril 2021

El ecuatoriano cumplió con todos los requerimientos como eran la compra de un departamento, una pensión y terminar un curso contra la violencia familiar para quedar absuelto de todo cargo en su contra.