León y Atlas reciben aviso de veto previo a la final del Apertura 2021

play
Hernán Pereyra no ve penal de Santamaría a Dinenno y desata el debate en Futbol Picante (3:55)

Para nuestro especialista, el choque entre ambos futbolistas de Atlas y Pumas fue circunstancial y no ve motivos para ser marcado como pena máxima. (3:55)

La Comisión Disciplinaria no castigó los insultos y objetos lanzados a Gignac, pero ambos equipos están amenazados por un posible veto si son reincidentes

León y Atlas recibieron aviso de veto para su estadio, debido a la invasión de cancha de un aficionado al final del compromiso. No se castigaron los insultos discriminatorios o objetos que le fueron lanzados a André Pierre Gignac, atacante de Tigres, en la semifinal de vuelta.

“El aviso de veto es derivado de la invasión a cancha de 1 persona al término de ambos encuentros, situación que pudo poner en riesgo la integridad y salud de jugadores e integrantes del Cuerpo Técnico. Además, tomando en cuenta la actual contingencia sanitaria, dicha invasión representa una flagrante violación a los protocolos sanitarios”, informó la Comisión Disciplinaria.

En el estadio del León se había denunciado insultos discriminatorios en contra de André Pierre Gignac, delantero de Tigres, cuando tuvo que abandonar la cancha por la banda, además que se observa en videos que distintos aficionados le lanzan algunos objetos.

En la Federación Mexicana de Futbol esperaban el reporte del comisionado encargado del partido, para saber si esas acciones podrían acarrear una sanción en contra del León, previo a la final del Apertura 2021.

Al final, sólo se castiga al Atlas y a León con un aviso de veto, pero por la “invasión a cancha de una persona al término de ambos encuentros”.

Atlético Morelia ,con tres juegos de veto

El Atlético Morelia fue sancionado con tres juegos de veto, debido a que hubo invasión de cancha, de “cinco aficionados” y sumado a que el juego se tuvo que suspender por el “protocolo antidiscriminatorio”.

“Cabe mencionar que la sanción es un partido y una multa económica por el ingreso de cinco aficionados a la cancha, situación que pudo poner en riesgo la integridad y salud de jugadores e integrantes del Cuerpo Técnico. Además, tomando en cuenta la actual contingencia sanitaria, dicha invasión representa una flagrante violación a los protocolos sanitarios. Los otros dos juegos más de veto son por reincidir al presentarse gritos discriminatorios en la tribuna y haber aplicado todas las fases del protocolo antidiscriminatorio”, explicó la Comisión Disciplinaria.