LAFC enfrenta su cuarta temporada con la asignatura pendiente de ganar su primer título de la MLS

play
Los mejores partidos, los equipos y los jugadores a seguir en el inicio de la MLS (3:09)

La temporada de MLS empieza este fin de semana y pinta más emocionante que nunca. (3:09)

LOS ÁNGELES -- LAFC arranca la temporada 2021 de nueva cuenta con la etiqueta de equipo favorito para ganar su primera Copa MLS.

El cuadro de Los Ángeles, ha establecido una fuerte identidad en su corta historia. En tres temporadas disputadas en el máximo circuito del balompié norteamericano, en todas ellas ha llegado a postemporada. Lo ha hecho además, jugando bien al futbol gracias al estilo de juego que ha imprimido el técnico Bob Bradley en el grupo. La gran asignatura pendiente para el equipo de Carlos Vela parece ser el campeonato.

“Muchos dicen que el siguiente paso es el campeonato de MLS y lo entiendo. Para mí, primero están los tres primeros partidos para acceder a la Open Cup, seguido por el Supporters’ Shield como el mejor equipo de la temporada regular y, tercero, por supuesto al final del año es ganar el campeonato de MLS el cual se define con una postemporada”, señaló el técnico aurinegro, Bob Bradley.

La alineación titular que se perfila para el arranque de la campaña frente a Austin FC, es con Pablo Sisniega en el arco, la dupla de centrales colombianos con Eddie Segura y Jesús Murillo; Diego Palacios y Tristan Blackmon en las laterales. El mediocampo aurinegro presenta una amplia profundidad, Mark Anthony-Kaye, Eduard Atuesta y Latif Blessing podrían ser los elegidos de inicio, aunque también están José Cifuentes, Francisco Ginella, Erik Dueñas y Bryce Duke. El tridente ofensivo será conformado por los dos últimos ganadores de la Bota de Oro de la MLS, Diego Rossi y Carlos Vela, sumándose el refuerzo estadounidense, Corey Baird.

“Si ves nuestra nómina del 2019 (nuestra mejor temporada), el plantel tenía profundidad en ciertas áreas, pero no en todas. Si ves la nómina ahora, tiene mucha profundidad en todas las líneas. Eso siempre es bueno para los entrenadores a la hora que necesiten hacer rotaciones, al igual que la competencia interna. Esperemos que esta profundidad pueda beneficiarnos para lo que viene”, dijo el mediocampista canadiense, Mark Anthony-Kaye.

Tal como en la vida, el joven grupo de jugadores ha tenido que aprender a base de caídas y tropiezos dentro de la cancha. Después de una temporada casi perfecta en 2019, no pudieron sellar su pase a la gran final ante un experimentado equipo de Seattle Sounders en la Final de la Conferencia Oeste. Seattle fue su verdugo, una vez más, la postemporada siguiente en 2020. A nivel internacional, los angelinos llegaron a la Final de Liga de Campeones de CONCACAF contra todo pronóstico, pero de nueva cuenta, un veterano conjunto de Tigres de Liga MX supo cerrar un partido que inició ganando LAFC, para imponerse como campeón.

“Cada momento y cada año que pasa, son experiencias nuevas, aprendizajes, creo que una franquicia (como esta) conforme van pasando tanto momentos buenos y malos, vas creando tu propia historia. En ese aspecto, vamos bien. Nos sentimos con una identidad, vamos mostrado lo que podemos dar y cómo lo solemos hacer. El camino es el correcto, pero nos falta dar ese último paso para ser campeones de algo”, dijo el capitán de los angelinos, Carlos Vela, en Media Day.

A nivel personal, Carlos Vela quiere firmar otra temporada de MVP tal como lo hizo en 2019. De igual forma, añora poder ser campeón de liga por primera vez a nivel de clubes en su carrera.

Carlos Vela es el líder de Los Ángeles. Desde la fundación del equipo, el delantero mexicano ha estado acompañado de jugadores jóvenes como Diego Rossi, Eduard Atuesta y Latif Blessing. Con la posibilidad latente de que todos los anteriores salgan del club pronto, ya sea para emigrar a Europa o por vencimiento de contratos, parece ser un momento crucial para las aspiraciones del equipo que ha venido desarrollándose junto en los últimos años.

“Los jugadores que hemos estado aquí desde un inicio, sentimos una responsabilidad de seguir guiando al club en la dirección que se pretende. Todas las fases y experiencias que hemos vivido, deben servirnos para lo que viene. No sé si se podría decir que es nuestra última oportunidad de lograr cosas. Todos estamos conscientes de que hay contratos que terminan para ciertos jugadores, pero debemos enfocarnos en buscar sumar cada semana, controlar lo que está en nuestras manos, si después hay jugadores que se van, así es el futbol”, dijo Anthony-Kaye.

Crear oportunidades de gol y concretarlos no ha representado un problema para los angelinos. En su temporada debut en 2018, fueron la mejor ofensiva de la Conferencia Oeste con 68 tantos. En 2019, fueron la mejor delantera de toda MLS con la impresionante cifra de 85 goles, 20 dianas arriba de su más cercano competidor. Pese a un año de altibajos, los aurinegros continuaron por la misma línea en 2020 y repitieron como la mejor ofensiva de la liga con 47 goles.

Un tema a mejorar para ellos, con respecto a la campaña anterior, es la defensa. Por la naturaleza de la misma vocación ofensiva que muestra LAFC, suelen cometer errores puntuales que les terminan costando puntos.

“El trabajo que se hace a lo largo de la temporada para ser un buen equipo, es a lo que te apegas al final del año en el intento de ganar el campeonato”, dijo Bradley. “Lo que podemos hacer es buscar tener una gran temporada regular, seguir mejorando, empujar a los más jugadores posibles a estar en su mejor forma para entonces poder usar todo eso a tu favor en una postemporada, donde en la fase de eliminación debes estar concentrado y hacer jugadas cada minuto”.

LAFC quedará una vez más en los libros de historia de MLS. El torneo pasado, le dieron la bienvenida al club de expansión, Inter Miami CF, en el primer partido en la historia de la franquicia de David Beckham. En este 2021, los angelinos harán lo propio con la nueva institución, Austin FC. Será la primera prueba en el camino de Los Ángeles, el cual visualizan finalizar con un campeonato.

“Siempre que te vas de vacaciones, desconectas, vuelves a reiniciar la cabeza, el cuerpo y regresas a la siguiente temporada con las ilusiones a tope, con las ganas de empezar a jugar y ganar. El objetivo es ya ganar un título esta temporada. Estamos muy cerca, pero ya necesitamos ganarlo y ojalá sea el año”, sentenció Vela.