Todo lo que hay que saber sobre el proyecto de FIFA para hacer el Mundial cada 2 años

Los protagonistas de una idea que puede cambiar el fútbol mundial ESPN.com

La propuesta que la FIFA tiene en estudio para realizar la Copa del Mundo cada 2 años partió las aguas en el océano fútbol. Hay muchas personas a favor y otras tantas en contra pero hay poco análisis sobre la propuesta. Para ayudar a que formes tu propia opinión, ESPN.com responde a las principales incógnitas sobre esta modificación de calendario que podría cambiar al fútbol, tal como lo conocemos, para siempre.

¿Cómo surgió el proyecto para disputar la Copa del Mundo cada 2 años?

En mayo de 2021, durante el último congreso de la FIFA, Yasser Al-Misehal, presidente de la Federación de Arabia Saudita, presentó una petición para que se estudie la posibilidad de organizar los Mundiales, masculinos y femeninos, cada 2 años en lugar de cada 4, como se hace desde 1930. Gianni Infantino, titular de la FIFA, consideró a la propuesta saudí “elocuente y detallada”. La mayoría de las federaciones respaldaron la iniciativa. Con 166 votos a favor y apenas 22 en contra, el mundo del fútbol aprobó discutir su calendario más sagrado.

¿Qué otros cambios incluye esta propuesta?

Arsène Wenger, actual jefe del departamento de la FIFA para el desarrollo global del fútbol, quiere aprovechar este proyecto para reformular a fondo el calendario internacional. El ex DT de Arsenal, que ya viene trabajando en modificaciones reglamentarias para hacer al juego más atractivo, propone que los torneos continentales, como la Copa América o la Euro, también sean bianuales en los años impares. Imagina un mes (en octubre) o dos (en octubre y en marzo) de parate a las competencias de clubes para realizar las clasificaciones internacionales. Quiere Eliminatorias cortas, con grupos de 4 equipos, eliminación directa y un máximo de 7 partidos. Sostiene que así se garantizarían períodos de descanso para los futbolistas.

¿Por qué la FIFA quiere hacer estos cambios?

La búsqueda de mayores recursos económicos, junto a una participación más amplia y repartida de selecciones son los motivos principales. "Habría que pensar si el ciclo cuatrianual actual sigue siendo la base idónea sobre la que gestionar el fútbol, tanto desde una perspectiva competitiva como comercial, así como en términos del desarrollo general del fútbol", afirmó Al-Misehal al impulsar la propuesta. Desde la FIFA coinciden. Creen que tener más partidos de calidad ayudará a democratizar el deporte. Acercará a más naciones a la Copa del Mundo y generará más dinero para desarrollar jóvenes futbolistas en todo el globo, combatiendo la concentración de recursos y talentos.

¿Cómo imaginan en la FIFA que serán los Mundiales del futuro?

En la mente de Infantino el cambio de calendario es una propuesta complementaria a la ya aprobada ampliación a 48 selecciones que entrará en vigencia a partir de la Copa del Mundo de 2026 que se disputará en Canadá, Estados Unidos y México. Los mundiales del futuro tendrán más selecciones participantes (48 equipos), partidos más relevantes (Eliminatorias más cortas y grupos más reducidos) y se disputarán más seguido (cada 2 años).

¿Cuáles son los argumentos a favor del proyecto?

Afirman que aumentará las chances de que países con poca o nula experiencia mundialista puedan medirse ante los mejores. Wenger recuerda que con el ciclo de 4 años, 133 de las 211 federaciones de la FIFA nunca clasificaron a la Copa del Mundo. Y apenas 58 lo hicieron más de una vez. China, el territorio más poblado del planeta, solo jugó en 2002 y no pudo anotar un gol. India, el 2do país con más habitantes, sigue esperando su chance de asistir a un Mundial. Agregan que ayudará a descomprimir un calendario muy cargado que sobreexige a sus protagonistas, los futbolistas. Wenger dice estar “100% convencido” de que este es el camino correcto. “Si estuviera en un club lo firmaría con las dos manos”, asegura el entrenador francés.

Delante y detrás de todo, el gran motivo es el económico. La mayoría de los ingresos de la FIFA llegan por la televisión, la publicidad y la venta de entradas que genera el Mundial masculino. Con Rusia 2018, FIFA ingresó 4,6 mil millones de dólares. Ese evento determina el ciclo financiero de la organización con sede en Suiza, marcado por 3 años de pérdidas que solo se recuperan cada 4 años. La cuenta que hacen en Zurich es simple: más mundiales, más ingresos.

¿Cuáles son los argumentos en contra del proyecto?

Los que se oponen sostienen que el cálculo no es tan sencillo y que la repetición le restaría atractivo y valor al Mundial. Más allá de los miles de hinchas que se indignaron, la voz más fuerte contra este proyecto fue la de la poderosa UEFA, que amenazó con no participar. “Buena suerte con una Copa del Mundo así”, dijo su presidente, Aleksander Ceferin. Mientras que la FIFA busca aumentar su recaudación la UEFA, que tienen ingresos altos y estables por competencias de clubes como la Champions League, no ven con buenos ojos duplicar los torneos de selecciones incluso si eso implica, también, Euros bienales.

Este calendario tampoco atrae a las ligas. Javier Tebas, el titular de LaLiga española, consideró al proyecto como “una amenaza contra la tradición del fútbol mundial”. Hacer los torneos de selecciones más frecuentes, y obligarlos a competir con eventos deportivos como los Juegos Olímpicos, podría desinteresar a hinchas y a cadenas de TV. Otro efecto negativo, agregan, es que frenaría la presencia femenina en el fútbol. Con este formato, su Mundial quedaría opacado por el masculino, limitando su exposición en medios y el interés de los fans.

¿Cuándo se resolvería la aprobación o el rechazo al proyecto?

La propuesta está en estudio dentro de la FIFA y Wenger confía que el proceso de consultas sobre su viabilidad estará terminado para finales de 2021. De ser así, su aprobación, o rechazo, quedará en manos del próximo Congreso de la FIFA, que sería en mayo de 2022. Serán, una vez más, los representantes de las 211 federaciones los que determinen el futuro del fútbol.