"Benjamín Galindo perdió dos dientes", exseleccionados recuerdan dificultades en visitas a Centroamérica

De cara a su visita contra el El Salvador, algunos exjugadores de la Selección Mexicana recuerdan cómo fueron esas eliminatorias durante la década de los 90

MÉXICO -- Las plazas más complicadas de Centroamérica para la Selección Mexicana son Honduras y El Salvador; aseguran exseleccionados nacionales, incluso afirman que en alguna ocasión, Benjamín Galindo perdió dos dientes.

Miguel España, mundialista en México 1986 y quien jugó dos eliminatorias, dijo que el Tri siempre ha recibido un trato hostil en dichos países.

“Desde que llegas al aeropuerto, la gente se mete contigo y no se diga en el estadio; en aquel entonces era mucho mayor la oposición y creo que hoy ha bajado un poquito porque los hoteles allá ya no están en la acera, sino más metidos y puedes descansar; eso ha ayudado para que no te lleven serenatas, querías ir a entrenar y te ponían los aspersores; o sea, no es grato, como cuando te ponían otro himno y no el mexicano, las canchas no están en sus mejores condiciones”, señaló España.

Rememora y dice que en Honduras, rumbo a Estados Unidos 1994, el juego tuvo tintes políticos porque había elecciones “y hubo muertos. Tuvimos que terminar en un palco recluidos; aparte, para esa Copa del Mundo solo había un boleto, no los tres y medio de hoy en día; pero superamos todo y ganamos con justicia”, añade Miguel España.

GALINDO PERDIÓ UN PAR DE DIENTES

El exmediocampista Marcelino Bernal mencionó que jugar en Honduras y en El Salvador es muy complicado y recuerda que en sus tiempos, el arbitraje se reflejaba mucho en los partidos.

"Los rivales daban muchas patadas y por la falta de tantas repeticiones en las transmisiones de televisión y que no había VAR, se permitían muchos golpes. Había agresividad no solo en el campo, sino del público. La presión era mucha. Odiaban a los mexicanos y nos querían comer vivos en esos países. Con la tecnología, hoy es más complicado hacer lo que se hacía antes”.

“A Paco Uribe le abrieron el pómulo con un golpe y lo fracturaron y a Benjamín Galindo, con un golpe, le tumbaron dos dientes”, dijo el exvolante de la Selección Mexicana.

Por lo que ha visto de este proceso con Gerardo Martino, Bernal señaló que el Tri tiene calidad y debe convencer de una vez por todas con un mejor nivel de juego.

“No se ha marcado la diferencia. No tiene ese golpe de autoridad y eso no nos gusta a muchos, tenemos mejor futbol que los demás y no se ha visto”, comentó.