Después de que Haaland fichó por el Manchester City, ¿Quiénes son los mejores delanteros jóvenes que deberían firmar los grandes clubes?

El anuncio de que Erling Haaland, del Borussia Dortmund, acordó su traspaso por 60 millones de euros al Manchester City este verano, aceleró el pulso en todo el mundo. Pero no es una coincidencia que la transferencia de un delantero atrajera una especulación tan salvaje tanto en redes sociales como en los principales medios deportivos. El delantero centro de un club suele marcar la diferencia en un partido, sobre todo a la hora de acabar una jugada, pero también a la hora de dar un respiro a la defensa ganando y defendiendo en jugadas de balón parado (entre otras cosas).

El número 9 de un equipo hace tiempo que dejó de ser solo un número y ahora es un concepto general en el que se involucra una amplia gama de jugadores. La definición básica es la de un "atacante central con presencia física", que tiene cierta pericia a la hora de anotar, proteger y pasar el balón, además de tener algún tipo de fuerza aérea. Si bien una tendencia moderna ha visto a entrenadores de alto perfil como Pep Guardiola preferir un "falso 9": un jugador creativo basado en el movimiento como Lionel Messi, que puede abrir espacio para los atacantes laterales en áreas centrales y actuar como atacante central para unir movimientos de ataque. Sin embargo, parece que la mayoría de los mejores entrenadores preferirían tener un "verdadero 9" que jugar sin uno.

El problema es que la variedad de habilidades necesarias para esta posición generalmente no se desarrollan por completo hasta bien entrados los 20 años de un jugador. A los 21 años, Haaland se perfila como la excepción, aunque algunos podrían argumentar que todavía necesita trabajar en su juego defensivo, pero cuando está anotando casi un gol por partido en promedio (85 goles en 88 partidos en Dortmund), es una compensación que los clubes pueden aceptar.

Karim Benzema del Real Madrid y Robert Lewandowski del Bayern Múnich han demostrado una y otra vez que un delantero centro experimentado y de calidad ofrece una garantía de goles, y esa ventaja puede ser difícil de cultivar con jugadores de un perfil diferente.

Hay una razón por la que City pasó la mayor parte del verano pasado trabajando para traer a Harry Kane del Tottenham, cuya habilidad para elegir los espacios correctos para hacer circular el balón desde posiciones profundas casi lo ha llevado a inventar su propia categoría de "9" (para ilustrar la diferencia de estilo, Kane toca el balón una media de 25 veces por partido, mientras que Haaland suele llegar a 15 o 16). También es por eso que la Juventus tomó la decisión de fichar a Dusan Vlahovic de la Fiorentina por 70 millones de euros en enero.

Entonces, con Haaland en la Premier League, ¿quiénes son los próximos "9" que probablemente serán el objetivo de los grandes clubes europeos?

Darwin Núñez, 22 años, Benfica | Valor de traspaso: 40 millones de euros

Aunque es diestro y prefiere operar desde una amplia posición inicial a la izquierda, el internacional uruguayo muestra algunas similitudes con Haaland. Ambos prosperan cuando corren con espacio detrás de la defensa contraria y ambos son extremadamente difíciles de manejar en desafíos físicos o cuando van a máxima velocidad.

Núñez llegó al Benfica en un discreto traspaso de 24 millones de euros procedente del Almería en el verano de 2020. Con 26 goles en 28 partidos en la liga portuguesa esta temporada, ofrece un abanico de opciones: puede perseguir un balón largo por arriba para mostrar su velocidad contra los defensores (marcó un gol de esa forma en el derbi contra el Sporting), puede hacer carreras inteligentes para llegar al final de los centros, realiza tiros precisos de largo alcance y toma buenas posiciones en jugadas defensivas y ofensivas.

Sin duda, Núñez está en la cima de su juego, y el poderoso joven de 22 años ciertamente parece que podría emigrar a una de las principales ligas europeas, siendo vinculado con el Manchester United, Arsenal y Liverpool.

Lautaro Martínez, 24 años, Inter de Milán | Valor de traspaso: 70 millones de euros

Lautaro era originalmente un "segundo delantero" o "delantero de apoyo", que poco a poco ha ido cambiando a una posición más central. Sus habilidades para definir, junto con su capacidad para proteger el balón y crear oportunidades en el último tercio, han contribuido a que sus entrenadores quieran que juegue más cerca de la portería.

Con un estilo algo similar al de sus compatriotas argentinos Carlos Tevez y Sergio Agüero, el jugador de 24 años presenta un estilo de juego instintivo de "futbolista callejero", con una técnica rápida y funcional y un centro de gravedad bajo. Martínez no tiene la estructura tradicional de un número 9, pero gana un respetable 38% de sus desafíos aéreos.

Aunque ocasionalmente despilfarra frente a la portería y tiene tendencia a sumar rachas goleadoras, Lautaro se está volviendo cada vez más prolífico (19 goles en la Serie A esta temporada) y podría estar disponible en la ventana de fichajes de verano, ya que el Inter de Milán busca rectificar su situación financiera.

Tammy Abraham, 24 años, AS Roma | Valor del traspaso: 45 millones de euros

Posiblemente el candidato que mejor le queda la etiqueta clásica del número 9, el exdelantero del Chelsea tiene un juego general equilibrado, además de una clara ventaja en habilidades físicas y habilidad aérea. Abraham se ha asentado bien en la Serie A y ahora parece un futbolista más seguro (toma mejores decisiones y parece más concentrado) que hace un año.

Al observar al internacional de Inglaterra, queda bastante claro que es un jugador que ha estado trabajando duro para mejorar sus debilidades. Su cuenta de 15 goles en liga son cuatro más que los que suman Romelu Lukaku y Timo Werner (los dos delanteros que le impidieron los minutos suficientes para quedarse en Stamford Bridge), y aunque la Roma seguramente querría quedarse con él, sus actuaciones han despertado el interés de varios clubes que buscarán ganar la próxima Champions League.

Victor Osimhen, 23 años, Napoli | Valor de traspaso: 60 millones de euros

A pesar de pasar mucho tiempo lesionado durante sus primeros dos años en Italia, Osimhen tiene 27 goles y nueve asistencias en 60 partidos con el club hasta la fecha. Su combinación de ritmo, franqueza y habilidad para rematar lo convierten en una amenaza constante y le otorgan una agudeza que se valora en un verdadero número 9. El próximo desafío para el joven de 23 años es mejorar su juego de regate y aparecer menos separado de sus compañeros de equipo durante las fases de desarrollo del juego.

El internacional de Nigeria brilla cuando el balón se juega por detrás para permitirle correr hacia la portería, pero cuando hay poco espacio detrás de la defensa (a menos que llegue al final de un centro) tiende a tener problemas para imponerse. Sin embargo, dado que Napoli pagó 70 millones de euros para ficharlo procedente del Lille en julio de 2020 y le quedan tres años de contrato, es posible que no sea barato para ningún pretendiente.

Patrik Schick, 26 años, Bayer Leverkusen | Valor del traspaso: 44 millones de euros

Un delantero centro de enorme talento que, tras años de jugar en clubes como la Sampdoria, la Roma o el RB Leipzig, por fin está mostrando todo su potencial. Segundo detrás de Lewandowski en la tabla de goleadores de la Bundesliga, Schick tiene 24 goles en 26 juegos.

Si bien las lesiones han perseguido al delantero zurdo en los últimos años, siempre ha habido consenso en la escena de los cazatalentos de que si Schick comienza a anotar de manera constante, puede ser uno de los mejores delanteros centrales del mundo. Es evidente que el ritmo de sus carreras y sus remates (a menudo de un toque, a veces medias voleas y voleas espectaculares) han alcanzado nuevos niveles esta temporada. Si bien es bueno en las habilidades tradicionales del número 9, también es sorprendentemente efectivo para correr detrás de la línea defensiva.