Psicólogo del Tri: Jugadores de la Sub-17 necesitan mentores fuertes

play
México Sub-17 preparados mentalmente para enfrentar a Brasil (1:07)

Eduardo García asegura que el equipo está muy motivado y listo para cualquier cosa que se presente en el partido. (1:07)

Alejandro Molina, quien fue el psicólogo de la Selección Mexicana en Alemania 2006 y para el Tri Sub-17 en la Copa del Mundo del 2009, recomienda a los jugadores de la plantilla que dirige Marco Antonio Ruiz acercarse a personas que mentores fuertes que les ayuden en llevar su carrera por buen camino.

“Pueden ser terapias de grupo, pero sobre todo que tengan mentores fuertes, y esto todos los millennials lo requieren hoy. Mentores son gente profesional, cercana, que los escuché, personas a quien admiren y que estén cerca de ellos. Cuando se reúnen con gente a la que ellos deslumbran y que a todo le dicen que sí, le echan porras y los quieren manejar, no es el camino, tienen que usar gente que les exija, que lo ubique, que los haga ver”, declaró Molina en entrevista para ESPN.

“Más que con las terapias es que se junten con personas de éxito, que los hagan ver que el refuerzo apenas comienza. Que lo celebren un mes, mes y medio, que se sientan lo máximo, que se suban al camión, pero terminando eso es ‘¿Ahora qué tengo que hacer para seguir con mi carrera?’, pies en la tierra, porque yo creo que la primera selección que ganó, fue tal es deslumbramiento y el milagro, que muchos perdieron el piso, yo esperaría que ahora estén más conscientes por lo que se ha venido haciendo”.

Para Molina, la actual generación de la Sub-17, tiene como ventaja los títulos que México ha conseguido en la categoría, en el 2005 con Jesús Ramírez como entrenador y en el 2011 con Raúl Gutiérrez en el banquillo.

“Estos jóvenes tienen creencia de que pueden lograrlo, ya no solo es un sueño, hay un antecedente de dos equipos de muchachos de México que lograron ese campeonato, así que yo creo que la ambición y el deseo lo tienen claro, pero sobre todo la creencia que lo pueden lograr. La primera vez que lo lograron era aventurarse a creer y a soñar y ahora sabemos que se puede hacer, no hay una certeza más poderosa que nos puede dar ese triunfo”.

De acuerdo a lo experimentado con algunos de los jugadores que tuvieron la gloria en sus manos tras coronarse en el 2005 y 2011, el psicólogo considera que los juveniles deben de mantener la humildad.

“Es apenas el primer paso que están dando y cuando sienten que ya ganaron todo no son bien coacheados o acompañados en el tema de la humildad, de la arrogancia ‘qué bueno que ganaste esto, pero tienes 17 años y hay mucho que demostrar’, hay muchos otros jugadores que no han ganado ninguna Sub-17 y han llegado al éxito. Apenas comienzan, pero es un inicio fundamental en sus carreras”, expresó.

“Todavía no tienes la identidad totalmente lograda, no está definido quién eres, no has logrado capitalizarte como un adulto maduro, con decisiones, con opciones. Todavía están, como cualquier joven adolescente, requieren estar cerca de ellos y que se junten con gente de experiencia. Sí creérsela, pero con humildad”.