Andrés Iniesta se corona en Japón, en el adiós de David Villa

BARCELONA -- La final de la Copa del Emperador de Japón estrenó el fútbol en 2020 y lo hizo regalando a la historia el primer título de Andrés Iniesta desde que abandonó el FC Barcelona y el último en la carrera de David Villa, gracias a la victoria del Vissel Kobe (2-0) sobre el Kashima Antlers en el nuevo Estadio Olímpico de Tokio, inaugurado oficialmente con el partido.

Dirigido por el alemán Thorsten Fink, que en julio sustituyó en el banquillo al español Juanma Lillo, el Vissel resolvió la final durante la primera mitad gracias a un autogol en el minuto 18 y a una diana de Fujimoto poco antes de llegarse al descanso. Iniesta, titular, fue sustituido en el minuto 88 entre una gran ovación del público, que se repitió poco después, cuando entró en el campo Villa para disputar sus últimos instantes como profesional, después de no haber podido jugar con normalidad por una lesión sufrida hace varias semanas. En el equipo campeón se alineó también otro ex jugador del Barça, Thomas Vermaelen, además del alemán Lukas Podolski.

La victoria en la final de la Copa Emperador permitirá al Vissel Kobe disputar la próxima edición de la Champions League asiática, en ese salto adelante que pretendió para el club su propietario, Hiroshi Mikitani (dueño del principal patrocinador del Barça, Rakuten), cuando en el verano de 2018 convenció a Iniesta para sumarse a su proyecto.

CON MESSI Y TRAS DANI ALVES
Para el ex jugador del Barça el éxito tuvo también una connotación especial, convirtiéndose no solo en su primer título desde que dejó el Camp Nou, sino en el número 36 de su carrera deportiva, igualando de esta manera los logrados el legendario futbolista galés Ryan Giggs... Y los de su íntimo amigo Leo Messi.

Iniesta y Messi solo mantienen por delante a otro ex compañero suyo en el Barça, ya retirado, como es Maxwell, que entre Cuzeiro, Ajax, Inter, Barcelona y PSG sumó 37 trofeos hasta su retirada en 2016. Por delante, el número uno sigue siendo Dani Alves, quien de momento no podrá aumentar su palmarés con el Sao Paulo pero que mantiene el récord con 40 títulos.

El lateral, colaborador de excepción de Iniesta y Messi en el mejor Barça de la historia, comenzó su particular colección con el Sevilla y la siguió con Barcelona, Juventus y PSG, además de los 4 que suma con la selección brasileña.