De David Beckham a Cristiano Ronaldo y Lionel Messi: la evolución de la lista de los más ricos de la revista Forbes

play
¿A quiénes superó Messi para ser el deportista mejor pago del mundo? (1:55)

El argentino embolsó 127 millones de dólares en 2019 y consiguió, por primera vez, liderar el ranking de deportistas que más dinero ganó en el mundo, año tras año desde 1990, según un informe de la revista Forbes. (1:55)

Hace apenas 10 años, David Beckham dominaba como el futbolista más acaudalado del fútbol global, año tras año. Hoy en día, es Lionel Messi quien ocupa la principal posición en la lista Forbes de los más ricos, superando a su archirrival Cristiano Ronaldo. Sin embargo, se han producido algunos movimientos en el resto del ranking, debido a que las superestrellas del balompié actual ganan tres veces lo cobrado por Beckham en su época.

De hecho, la dupla de figuras del Paris Saint-Germain conformada por Neymar y Kylian Mbappe superan con creces lo generado por Beckham una década atrás.

Entonces, ¿cómo ha cambiado la lista de futbolistas ricos durante el último decenio?

Puede que sea cierto que el argentino esté pasando por un momento difícil por primera vez en su carrera, pero quizás Messi pueda conseguir consuelo al ver que, de hecho, sigue siendo el jugador de fútbol mejor pagado.

Tomando en cuenta el acumulado entre el salario de su club y auspicios comerciales, Messi ha sumado ingresos por $126 millones, mientras que Cristiano se mantiene en el segundo puesto por tercer año consecutivo, con $117 millones recaudados. La última ocasión en la cual el astro portugués superó a su eterno rival (de acuerdo con la publicación Forbes) fue en 2017.

Las estrellas del fútbol aún tienen un camino por recorrer si desean alcanzar al atleta mejor remunerado entre todas las disciplinas deportivas. El astro suizo del tenis Roger Federer acumuló $212.6 millones en ingresos, sumando bolsas por victorias, salarios, patrocinios y comisiones en los últimos 12 meses. ¡Wow!

Concentrándonos únicamente en el fútbol, la edición más reciente de la lista Forbes es muy similar a la del año pasado. De hecho, Messi, Ronaldo y Neymar han ocupado las tres primeras posiciones durante los cuatro últimos años, desde que Neymar sacara del podio a Zlatan Ibrahimovic en 2017.

Para sorpresa de nadie, Mbappé es el jugador que experimentó el mayor salto el año pasado, luego de haber incrementado exitosamente sus ingresos anuales, de $30.6 millones devengados en 2019 a $42 millones en 2020, llevando al prodigio del PSG de ocupar la séptima posición a la cuarta. Sólo podemos imaginar a Mbappé aumentando sus saldos cuando expire su actual contrato en 2022 y comience la puja con el fin de hacerse con sus formidables servicios.

Un repaso al 2019

Varios nombres han salido del Top 10 de la lista Forbes: el chileno Alexis Sanchez, Mesut Ozil, Oscar y Andres Iniesta perdieron posiciones, siendo reemplazados por Mohamed Salah, Robert Lewandowski y David de Gea.

Es cierto que el gran pase de Antoine Griezmann al Barcelona aún no ha rendido dividendos sobre la cancha, pero el nuevo contrato del delantero francés ex Atlético Madrid con el club del Camp Nou le sirvió para ascender varios peldaños en la lista. Por su parte, Paul Pogba ha consolidado su sitial en el Top 10, aunque los ascensos experimentados por Mbappé y Salah han hecho que la figura del Manchester United caiga de su posición anterior como cuarto futbolista mejor pagado del mundo en 2019, hasta ocupar el puesto 16.

La gigantesca renovación contractual de De Gea le convirtió en el portero mejor remunerado de todos los tiempos, siendo el primer guardameta en formar parte del Top 10 de la lista Forbes.

Mientras tanto, vale la pena mencionar que Gareth Bale vuelve a ocupar el Top 10 en 2020, a pesar de que su paso por el Real Madrid ha caído en una complicada situación en temporadas recientes. Nada mal para un suplente.

Otros jugadores que otrora eran fijas en el Top 10, como lo eran Wayne Rooney, James Rodríguez, Radamel Falcao, Ibrahimovic y Sergio Agüero han abandonado los primeros peldaños, mientras todos se acercan de forma inevitable al ocaso de sus carreras como futbolistas activos.

Con su carrera en el Manchester United pasando por un mal momento, es seguro que Sánchez ya vio pasar el periodo más lucrativo de su carrera. El "Niño Maravilla", internacional de la selección de Chile, formó parte del Top 10 en 2019, para quedar fuera al año siguiente.

De regreso al 2015

El Real Madrid se ufanaba de contar con tres jugadores presentes en la edición 2015 de la lista Forbes, con Cristiano, Bale y James (con el colombiano disfrutando de su gran momento, debido a las proezas logradas en el Mundial de Brasil 2014).

De forma contradictoria con la eterna reputación de la Casa Blanca como club dispendioso, Bale es el único representante madridista en el Top 10 2020. ¿Acaso han aprendido alguna lección valiosa en el Bernabéu?

En la edición 2016, Zlatan se encontraba por debajo de Ronaldo y Messi; pero al año siguiente (cuando el sueco dejó París con rumbo al Manchester United), el artillero fue superado por Neymar y Bale, cayendo hasta la quinta posición.

Rooney nunca fue uno de los tres jugadores más ricos durante la cúspide de su carrera; sin embargo, el artillero inglés se mantuvo ocupando puestos de privilegio en el Top 10 durante muchos años, a partir de 2011, cuando se encontraba en la séptima posición, con ingresos que oscilaban los $20 millones.

Rooney, quien tuvo su mejor aparición en la lista Forbes en 2012 como el cuarto futbolista mejor pagado del mundo ($24 millones), permaneció en el Top 10 hasta su incursión final en 2018 (ocupando el puesto 8, con $27 millones).

Hace 10 años

Todo lo anterior no es ni la sombra de lo visto en 2010, cuando Beckham, fichaje estrella del LA Galaxy y la MLS, lideraba la lista de ricos de la revista Forbes, con ingresos totales de $40 millones.

El británico, quien era el futbolista con mejor viabilidad comercial de la época, comandó la lista Forbes durante los años 2010, 2011, 2012 y 2013, antes de su retiro en ese último año (con 38 años), tras volver a Europa para disputar una temporada con la camiseta del PSG.

La Liga de España y la Premier League dominaban el panorama del balompié, con 8 de los 10 jugadores con mayores ingresos haciendo vida en las primeras divisiones en España o Inglaterra, siendo Beckham y Ronaldinho, el último ficha del AC Milan para aquél entonces, dos casos atípicos.

Presto para tomar por asalto a todo el mundo del fútbol tras haber consolidado firmemente su sitial con el primer equipo del Barça, el emergente Messi ya formaba parte de la lista, ocupando el sexto puesto, para ascender rápidamente al tercer peldaño al año siguiente (2011).

Vale la pena destacar que varios jugadores del Top 10 de la lista en 2010 ganaban una mera fracción de los ingresos totales de las grandes figuras del fútbol de hoy. Los ingresos anuales de $15 millones devengados por Steven Gerrard no serían dignos de ser mencionados en la tabla actual.

Es gracioso mencionar que, a pesar de haber transcurrido una década y que el Top 10 estaba repleto de superestrellas establecidas, los ingresos anuales de Cristiano Ronaldo lo colocaban en la segunda posición. CR7 no ha descendido a posiciones menores desde entonces.

Futbolista profesional: ¡Qué buen empleo, si puedes conseguirlo!