De la Champions al Clásico: los seis choques más memorables entre Lionel Messi y Cristiano Ronaldo

Lionel Messi y Cristiano Ronaldo se midieron por primera vez en la semifinal de la Champions League en 2008, entre Barcelona y Manchester United. Getty

Este jueves se sortearon los grupos de la Champions 2020/21 y ya se pueden percibir duelos de alto nivel en la primera fase, pero hay uno que tendrá un condimento especial: Barcelona-Juventus.

El Grupo G volverá a cruzar a Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, dos jugadores que forjaron una rivalidad en los partidos de 'El Clásico' por varios años, antes de que CR7 dicidiera cambiar Real Madrid por la Juve.

Aquí, un repaso por los partidos más recordados entre dos de los mejores futbolistas de la historia:

El 23 de abril de 2008, Lionel Messi jugó por primera ocasión contra Cristiano Ronaldo; un suceso que ambos titanes han repetido en muchas ocasiones durante sus carreras.

Messi y Cristiano se vieron las caras por primera vez, cuando Barcelona y Manchester United disputaron el partido de ida de semifinales de Champions League, que terminó en empate sin goles. El argentino tenía 20 años, mientras que el luso tenía 23.

El United de Ronaldo terminó imponiéndose en esa ronda (a pesar de que el astro portugués falló un penal en la ida), avanzando para convertirse después en campeones de Europa. A finales de la temporada siguiente, Cristiano selló su pase al Real Madrid por 80 millones de libras esterlinas, que impuso récord mundial para la transferencia de un jugador. Así fue como Ronaldo se unió a las filas de La Liga española y aseguró contar con Messi como archirrival.

Desde entonces, ambas estrellas del fútbol se han enfrentado en un total de 36 ocasiones que han producido encuentros verdaderamente memorables. A continuación, recordamos seis de sus mejores choques:

1. Final de Champions League (Manchester United 0-2 Barcelona, 27 de mayo de 2009)

La final de la edición 2009 de la Champions League, celebrada en Roma, fue objeto de un gran alarde que la promovía como el choque de gladiadores entre los dos mejores jugadores del mundo. En esta ocasión fue Messi quien se impuso sobre su oponente.

El Barça logró contener al United en Roma, venciendo 2-0 y asegurando el primer triplete de Liga, Copa y Champions League en la historia del club.

2. "La Manita" (Barcelona 5-0 Real Madrid, 29 de noviembre de 2010)

El partido que fue inicialmente considerado como un campo de pruebas para Messi y Cristiano (quienes ya habían sido galardonados con el Balón de Oro), terminó saliéndose del libreto. El Camp Nou fue testigo de una humillación histórica al Madrid y a José Mourinho, su director técnico para la época.

Messi no convirtió goles, pero sumó par de asistencias y uno de sus remates fue anulado. El argentino jugó un rol fundamental en la paliza de cinco goles propinada al eterno rival blanco, que disfrutaba del liderato de liga antes de iniciarse el partido. La humillante derrota puso punto final a la cadena de siete encuentros invictos para el Madrid.

La contundente goleada fue inmortalizada por la "Manita" con la cual Gerard Piqué saludó a los hinchas merengues, alzando sus cinco dedos.

3. La venganza de Cristiano (Real Madrid 1-0 Barcelona, 20 de abril de 2011)

Luego de haber sufrido múltiples derrotas en sus enfrentamientos iniciales, Ronaldo pudo finalmente conseguir el triunfo sobre el Barça vistiendo la camiseta del Real Madrid en su quinto intento.

El delantero blanco fue el único anotador, con uno de sus característicos cabezazos imponentes para convertir en el minuto 103. Los Blancos lograron arrebatar a los culés la Copa del Rey en sus propias narices.

Sin embargo, esa final escenificada en el Estadio de Mestalla en Valencia se produjo en medio de un intenso ciclo de cuatro Clásicos disputados en tres semanas, que culminó con el Barça imponiéndose en la final de Champions League a expensas de sus archirrivales.

4. Ronaldo vuelve a dar el golpe (Barcelona 1-2 Real Madrid, 21 de abril de 2012)

Cristiano volvió a imponerse cuando los viejos adversarios se vieron las caras en el Camp Nou a finales del torneo de liga 2011-12.

El Barça perdió sus esperanzas de defender el título de liga cuando Ronaldo convirtió el gol de la victoria, dándole a la Casa Blanca una ventaja de siete unidades en la cima de la tabla, faltando cuatro fechas por jugar.

El tanto de Cristiano también sirvió para que el Madrid rompiera el récord goleador colectivo de la Liga española, con el tanto número 109 de la campaña para el club merengue, que no tuvo mayores inconvenientes para sellar el campeonato poco después.

5. "¡Shhhh!" (Barcelona 1-3 Real Madrid, 26 de febrero de 2013)

La tan ansiada venganza de Cristiano se produjo en las etapas finales de la Copa del Rey 2012-13, cuando la figura del Madrid hizo una actuación digna de toda una estrella, para sellar la eliminación del Barcelona.

Después del empate 1-1 en el partido de ida celebrado en el Santiago Bernabéu, el delantero portugués anotó par de goles y prácticamente aseguró por cuenta propia el triunfo 3-1 en el Camp Nou en la vuelta, sellando la clasificación del Madrid a la final.

Al final del partido, Mourinho se atrevió a mandar a callar a la afición de casa, poniendo un dedo frente a sus labios. Ronaldo dejó la cancha tras haber convertido al menos un gol en sus seis apariciones más recientes en el césped sagrado del Barcelona.

6. La celebración de la camiseta (Real Madrid 2-3 Barcelona, 23 de abril de 2017)

Una vez más, Messi rio de último, tras haber anotado el gol de la victoria en el minuto 92. El talismán argentino selló el triunfo en los momentos agónicos del partido, frente a la fiel afición congregada en el Santiago Bernabéu, manteniendo con vida las aspiraciones del Barcelona para hacerse con el título de liga.

Luego de haber convertido gol en el primer tiempo, Messi mantuvo la calma para anotar en el alargue, en medio de un ambiente hostil para los blaugranas. Lionel marcó su hazaña con una celebración en la cual se aseguró de recordar su nombre a los hinchas merengues.

Durante la totalidad de los nueve años que Messi y Cristiano jugaron en España de forma simultánea, no se registró un Clásico que terminara sin goles.

Taquilla garantizada.