Gerardo Arteaga: La legión latina le ayudó a adaptarse y encontrar su mejor juego en el Genk

Los primeros meses en Bélgica, Gerardo Artega los pasó solo, sin familiares y fueron los jugadores colombianos quienes lo ayudaron a adaptarse al club y la ciudad

Gerardo Arteaga afirmó que su adaptación y, a la postre, su buen paso en el Racing Genk de Bélgica, en mucho se debe a la buena relación y al apoyo que ha obtenido por parte de los jugadores latinos del equipo, en particular de los tres colombianos, todos jóvenes como él.

Se trata de los defensas centrales John Lucumí y Carlos Cuesta, de 22 años al igual que el defensor mexicano, y del lateral derecho Daniel Muñoz, dos años mayor que sus compañeros.

“Al principio sí me estuvo costando un poco la adaptación, tanto al futbol como a la vida de acá; sabía que de no hacerlo, no iba a estar jugando, así que me la llevé con seriedad. Al final de cuentas es a lo que vengo a este equipo. O sea, estoy lejos de mi casa, de mi familia, como para venir y hacerme tonto”.

Sostuvo Gerardo Arteaga que “la verdad, me sirvió y me ayudó bastante que estuvieran los jugadores latinos aquí, porque la verdad, desde que yo llegué me arroparon muy bien siempre, me han apoyado en todo, tanto dentro del campo, como fuera; siempre han estado al pendiente de mí, desde que yo llegué. Porque yo llegué solo y estuve muchos meses solo acá, y en todo ese tiempo ellos han estado ayudándome y apoyándome en todo”.

“Creo que eso también me ayudó bastante en el tema de mi adaptación acá, porque de no ser por ellos, yo creo que sí me hubiera costado más adaptarme, pues sí me cuesta un poco más el idioma y pues, con ellos era con los que siempre tenía comunicación. Ellos tienen más tiempo aquí que yo y siempre me contaban sus experiencias en el club, en la ciudad”.

“ELLOS LO CUIDARON MUY BIEN”

También acerca de la adaptación de Gerardo Arteaga, habló Dimitri de Condé, director deportivo del Genk: “En general, suave, genial para él (el acoplamiento al equipo). Ya lleva 17 partidos, de los cuales 13 fueron como titular. Pronto se incorporó al equipo, cuando las cosas no iban bien, luego tuvo un período en el que no jugó. Allí se le dio tiempo para adaptarse y nuestros tres colombianos también lo cuidaron muy bien”.

Agregó De Condé: “No hay que olvidar que es la primera vez que Gerardo juega fuera de México. El futbol aquí es mucho más rápido, también hay más ‘poder’ involucrado, mucho poder de duelo. Él recogió eso. Continuó trabajando duro en el entrenamiento y ahora está cosechando los beneficios de esto. Jugó los 90 minutos completos en los últimos seis partidos y hay un buen ‘click’ con los otros jugadores”.

“Ahora está en conjunto con Théo Bongonda, por la banda izquierda, y Théo también habla español con fluidez. Se entienden perfectamente”, remató.