Conoce el museo que tiene camisetas de Maradona, Pelé y los zapatos de futbol del 'Loco' Abreu

Las camisetas de los astros del Argentina y Brasil son probablemente lo más destacado de toda la colección de miles de artículos, pero están lejos de ser los únicos

Una camiseta de la primera selección brasileña campeona del mundo autografiada por Pelé así como una playera con el número 10 en la espalda, pero albiceleste y usada por Diego Maradona durante prácticamente toda la década de los 80.

Estas son solo dos de las muchas reliquias que están disponibles para los fanáticos en el Museo del Fútbol, ​​ubicado dentro del Estadio Centenario, en Montevideo, Uruguay.

Una visita al museo es un espectáculo para cualquier apasionado del deporte. Las camisetas de Pelé y Maradona son probablemente lo más destacado de toda la colección de miles de artículos. Pero están lejos de ser los únicos.

Junto a la camiseta del 'Rey’ se encuentra una playera de Brasil con el número 9 de Vavá, que también lució en el Mundial de Suecia de 1958. De la selección uruguaya, hay decenas de camisetas repartidas por los dos pisos de la exposición.

También hay muchos trofeos. La Copa de la Copa América en 1916 ganada por los uruguayos en la final ante Argentina. Una réplica perfecta de Jules Rimet, conquistado por el país en 1930, en casa, y en 1950, en un Maracaná abarrotado.

Por cierto, el Maracanazo está representado con una enorme foto del estadio brasileño tomada el 16 de julio de 1950, cuando Uruguay hizo el 2-1 en Brasil e impidió el primer título de la selección brasileña. El héroe de esa tarde, Ghiggia también está en el museo, con una estatua de tamaño natural.

Por supuesto, la nueva generación también está representada. El museo presume los zapatos de 'Loco’ Abreu, usados ​​en la Copa del Mundo de 2010. De igual manera, en el museo destaca el título de la Copa América 2011 como uno de los principales tesoros. También hay fotos oficiales de todos los equipos campeones del mundo.

Es mucha historia junta, lo que solo aumenta el peso de un estadio como este. Palmeiras y Flamengo escribirán un capítulo más en la casa del fútbol uruguayo, que ya ha acogido finales Libertadores y ahora sumará una más a la colección. Quizás en unos años se exponga allí la camiseta del campeón, como otra reliquia de valor inagotable.