Ricardo Quaresma quiere seguir en las canchas hasta los 40 años

Aunque hace algunos años no se lo planteaba, una vez que se retire de los terrenos de juego, podrìa ser entrenador de los más jóvenes

El extremo del Vitória de Guimarães, Ricardo Quaresma, con 38 años y que pasó por FC Barcelona, Inter de Milan, Chelsea o Besiktas, quiere jugar, al menos, otros dos años más, según ha explicado en una entrevista a la televisión lusa "SIC".

Formado en la cantera del Sporting de Portugal, reconoce que le "asusta" pensar que está cerca "el momento de abandonar lo que más le gusta hacer", aunque asegura que está preparado para ello.

Quaresma, que siente orgullo de ser gitano, como ha declarado en numerosas ocasiones, tiene claro que, al margen del fútbol, seguirá volcado en ayudar a lo pobres y combatir el racismo.

Aunque hace algunos años no se lo planteaba, ve su futuro, una vez que se retire de los terrenos de juego, como entrenador de los más jóvenes. "Luego ya se verá".

Tras cinco años en el fútbol turco, donde sobresalió en el conjunto del Besiktas, Quaresma regresó en el verano de 2020 al fútbol portugués tras fichar por el Vitória de Guimarães.

Ésta es su segunda campaña en el conjunto norteño y su contrato finaliza en junio próximo.

En su haber, la típicas "gambetas" por la banda con las que ha logrado meterse a la afición en el bolsillo.

Su paso por la selección de Portugal, de la mano del técnico Fernando Santos y en la que compartió vestuario con Cristiano Ronaldo, también ha sido exitoso, especialmente en la Eurocopa 2016 de Francia que ganó Portugal y donde Quaresma, a pesar del rol de suplente, jugó un importante papel.