Peñarol negocia por Sebastián Ribas, el trotamundos hijo del "Gladiador"

El delantero es uno de los apuntados para jugar en Peñarol la próxima temporada. @cacc_sde (TW)

Sebastián Ribas es uno de los nombres que Peñarol busca incorporar para la próxima temporada. Esto fue reconocido por el dirigente Guillermo Varela en el programa 'Fútbol a lo Peñarol' de radio 1010 AM, donde señaló que "es una negociación que está llevando personalmente el presidente Ignacio Ruglio en contacto directo con el jugador y el representante".

Ribas, de 32 años, tiene una extensa lista de clubes en su currículum. Actualmente es jugador de Central Córdoba de la Liga Profesional de Argentina, a donde llegó en agosto de 2020 a préstamo desde Lanús, equipo dueño de su pase. En el equipo de Santiago del Estero jugó siete partidos y marcó un gol. Su último juego fue el 12 de enero en la victoria 2 a 1 ante Estudiantes, donde jugó los 90 minutos.

El hijo del entrenador Julio Ribas hizo su estreno como profesional en Juventud cuando el 'Gladiador' era el DT allí en la Segunda División. Tras brillar en el tradicional Torneo de Viareggio, lo compró el Inter de Milán y lo cedió al Spezia en 2007, pero tuvo pocos minutos.

De allí pasó a Dijon de la Ligue 2 de Francia, donde estuvo tres temporadas y fue dos veces nombrado como el mejor jugador de la división y una vez máximo goleador, en su último año donde también pudo ascender. Genoa de Italia se interesó en el uruguayo y compró su ficha en 2011, pero lo cedió al Sporting de Portugal, donde apenas jugó siete partidos. En 2012, volvió a Francia para jugar para el Mónaco en Ligue 2, pero sufrió una dura lesión y no fue tenido en cuenta.

Al año siguiente volvió a Sudamérica para jugar en Barcelona de Guayaquil, para reemplazar al hoy futbolista de Peñarol, Ariel Nahuelpán. No encontró su mejor nivel, jugó siete partidos y retornó a Francia para jugar en el Racing de Estrasburgo de la tercera división. Allí recuperó la confianza, jugó 13 partidos y marcó cuatro goles.

En julio de 2014, su padre asumió como entrenador del Cartagena del ascenso español y partió hacia allí: jugó 24 partidos y marcó en seis ocasiones. Luego, pasó la temporada 2015/2016 en Uruguay entre Fénix y River. En el equipo de Capurro jugó muy poco y en el Darsenero llegó para reforzar al plantel de cara a la participación en la CONMEBOL Libertadores y tuvo continuidad pero solo pudo convertir un gol.

El siguiente destino fue México para jugar en Venados de Yucatán en julio de 2016. Allí, Ribas tuvo una de sus mejores etapas con once goles en 28 partidos, a pesar que el equipo terminó en mitad de tabla de la segunda división mexicana. Tras este buen paso, volvió a probar suerte en Europa, esta vez en el Karpaty Lviv de Ucrania, pero otra vez le tocó jugar muy poco, apenas cuatro partidos.

El último destino de este trotamundos del fútbol sería Argentina. En agosto de 2017 llegó a Patronato donde hizo 13 goles en 25 partidos en un equipo que luchaba en la mitad inferior de la tabla y terminó como segundo máximo anotador de esa edición de la Superliga.

Esto hizo que Lanús comprara su ficha para la temporada 2018/2019. En el Granate jugó 21 partidos y marcó cinco goles, por lo que luego fue cedido en 2019 a Rosario Central (19 partidos y tres tantos) y en 2020 a Central Córdoba.

Además de en Uruguay, Ribas tiene una considerable marca de haber jugado en otros ocho países. Si se termina concretando su llegada a Peñarol, será su cuarta camiseta en el fútbol local, sin contar su pasaje por las inferiores de Bella Vista.