Nadal juega por segunda vez el ATP de Brisbane, en un país especial

Vuelve y lo hace en la apertura oficial de la temporada 2024. Tras una lesión, Rafael Nadal, ex-N°1 del mundo, dueño de 22 títulos de Grand Slam, anunció que regresará al circuito profesional en la primera semana de enero, justo en el comienzo del próximo año. Y lo hará en el ATP 250 de Brisbane, donde actuará por segunda vez en su vida.

El miércoles 18 de enero de 2023, Nadal (N°2 del mundo y máximo preclasificado) caía en la segunda ronda del Abierto de Australia ante el estadounidense Mackenzie McDonald en tres sets. Ese fue su último duelo oficial en la temporada que acaba de terminar, en enero y con muy escasa actividad.

Con 37 años, el dueño del récord de más éxitos en un mismo Grand Slam, con 14 en la arcilla de Roland Garros, dirá presente por segunda ocasión en Brisbane, un certamen que ningún español pudo conquistar todavía en singles. Solo actuó en ese ATP en 2017, cuando cayó en cuartos de final ante el canadiense Milos Raonic.

Brisbane comenzó a jugarse en 2009 y finalizó en 2019, reemplazado después por la ATP Cup y la United Cup. De hecho, un solo jugador de España llegó a una final y fue Fernando Verdasco en aquel 2009, cuando perdió con el checo Radek Stepanek. Otras figuraron brillaron allí: el suizo Roger Federer se coronó en 2015 y cayó en dos finales (2014 y 2016), el escocés Andy Murray se impuso en 2012 y 2013 y otros dos exlíder del ranking también festejaron, como el estadounidense Andy Roddick en 2010 y el australiano Lleyton Hewitt en 2014.

Nadal no siempre celebró en suelo australiano. De hecho, algunos años optó por participar en Doha, en Qatar (se impuso en 2014) o en una exhibición previa al Abierto de Australia.

En ese país, donde arranca la acción cada año, el zurdo de Manacor logró tres títulos, el Abierto de Australia en 2009 y después en 2022 festejó en el ATP 250 de Melbourne y el Abierto de Australia. En tanto, perdió otras cuatro finales en ese Grand Slam de canchas duras (2012, 2014, 2017 y 2019).

Este año, en Brisbane jugarán figuras como el citado Andy Murray, el danés Holger Rune, el búlgaro Grigor Dimitrov y el ascendente estadounidense Ben Shelton.

Por eso, se trata de una vuelta especial y quiere tratar de sumar horas en cancha, en busca de recuperar ritmo de competencia, algo que suele costar mucho en cada regreso tras problemas físicos.