Sinner: "2024 tiene que ser el año de mi confirmación"

Jannik Sinner, estrella de la Copa Davis que ganó Italia en 2023, en la final ante Australia en Málaga, dijo que pretende que el año próximo sea el de su confirmación en la elite del tenis mundial. Cerró noviembre siendo finalista en las ATP Finals en Turín y la figura de su país para ganar la ensaladera de plata por segunda vez, la primera después de 47 años.

“Di mi ciento por ciento y mis compañeros también lo pusieron todo para lograr este trofeo”, dijo Sinner, que le dio el 2-0 definitivo en la final sobre el australiano Alex de Miñaur para sumar la segunda ensaladera de plata de su historia a Italia, que llevaba 47 años sin ganarla, desde 1976.

“Es muy importante para todo el país, para mí y para mi crecimiento como jugador. Me encanta jugar en pista cubierta, eso me ayuda. Me he sentido muy bien todo el último mes”, aseguró el joven de 22 años, actual N°4 del mundo y reciente finalista de las ATP Finals en Turín.

En la gala de los SuperTennis Awards, recogida por Eurosport, el diestro de San Candido habló de las expectativas de cara a la próxima temporada y el Abierto de Australia: "2024 tiene que ser el año de mi confirmación. Que la presión esté sobre tí es un honor, pero debo tomarlo con una sonrisa. Tuve un excelente final de temporada, ganar la Copa Davis brindó muchísimas emociones".

"Quizás aún no nos hemos dado cuenta de lo importante que es ese triunfo para los italianos. Va a ser importante empezar el año que viene tan positivo como en estos meses de 2023. Será otro año de muchas emociones", remarcó el verdugo especial de Novak Djokovic, nada menos.

En 2023, Sinner logró cuatro de sus 10 títulos individuales y lo coronó con la genial conquista de la Copa Davis, en suelo español. Fue un desenlace especial para el italiano, ya que en casa, en el Torneo de Maestros, las ATP Finals, en Turín, venció al serbio, N°1 del mundo, en el grupo y luego cayó ante ese rival en la final. Pero volvió a superarlo, tras salvar tres match points, en las semifinales de la Davis. Y repitió ante el líder serbio en el duelo de dobles. Sin dudas, fue un condimento extra que lo motiva e ilusiona.