Roberto Durán no pasó por alto los 50 años de su primer título mundial

Roberto Durán (derecha) derrotó por la vía del TKO a Ken Buchanan en el round 13 de una pelea efectuada en el Madison Square Garden de New York, el 26 de junio de 1972. Getty Images

Fue un 26 de junio de 1972, hace ya medio siglo, cuando el boxeador panameño Roberto 'Mano de Piedra' Durán noqueó en 13 asaltos al escocés Ken Buchanan para arrebatarle el título ligero de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), y con ello anunciar al planeta lo que sería su legendaria carrera.

El propio Durán se encargó de recordarlo, al colgar un mensaje en su cuenta de Instagram: "Un día como hoy hace 50 años me coroné campeón mundial en la categoría de los ligeros cuando vencí por KOT al gran champ escocés Ken Buchanan".

"Le doy siempre gracias a Dios por permitirme llevar ese título a mi tierra que tanto amo, Panamá", agregó Durán. "Han llovido muchos años, pero nunca olvidaré escuchar por primera vez 'y nuevo campeón mundial...".

"Viejo es el viento y sigue soplando. Se les quiere", apuntó Durán, de 71 años.

El 'Cholo' tenía 21 años y marca de 28-0 cuando subió al ring del Madison Square Garden en New York para enfrentarse a Buchanan, con récord de 43-1 a ese instante y quien había ganado el título de las 135 libras nueve meses antes frente a Ismael Laguna, también en el MSG, y exponía el cetro por primera vez.

Buchanan seguiría peleando hasta 1982, y se retiró con marca de 61-8-0 tras perder sus últimos cuatro combates.

La historia de Durán es mucho más conocida: defendió e unificó cetros en las 135 libras, incluso ante su némesis primigenio, el boricua Esteban de Jesús (quien le estropeó el invicto en pelea fuera de título en noviembre de ese mismo año 1972, propinándole además su primera caída); renunció a la división y saltó las 140 libras para buscar el cetro de las 147. Allí se consagró al quitarle el invicto y el cetro welter al estadounidense Sugar Ray Leonard, para luego verse inmerso en una mítica serie de combates -con victorias y derrotas- ante el propio Leonard, Thomas Hearns y Marvin Hagler, entre otros grandes nombres entre las 147 y las 168 libras.

Durán se retiró con marca de 103-16 y títulos mundiales en las 135, 147, 154 y 160 libras, y la distinción de ser considerado, junto a Julio César Chávez, los protagonistas del 1-2 histórico del boxeo latinoamericano.