Ryan García no está acabado, noquea a Oscar Duarte

Ryan García regresó al ring con una victoria por nocaut ante Oscar Duarte en Houston, Texas.


HOUSTON -- Ryan García retomó la senda de la victoria cuando derrotó al mexicano Oscar Duarte por la vía del cloroformo en el octavo round este sábado en el Toyota Center de Houston, Texas.

El desenlace se completó a los 2:51 del octavo round cuando Duarte no logró vencer el conteo de 10 del réferi James Green.

Un gancho de izquierda de contragolpe abrió la puerta para la victoria de Ryan. La conexión al rostro hizo tambalear a Duarte. Ryan lo notó y apretó el acelerador hasta concluir el combate.

"Él es un peleador fuerte, que pega duro. Es un peleador mexicano como yo, somos duros. Siempre iba hacia mí. Usé mi jab y mis piernas para abrir y tener más oportunidad con mis golpes", explicó Ryan García que también abordó su utilización de la defensa al estilo Mayweather. "Simplemente tuve que frenar su impulso. Estaba ganando impulso y yo dije: 'Hombre, tengo que cortar esto de alguna manera'.

García (24-1, 20 KOs) estaba adelante 68-65, 69-64 y 68-65 en las tarjetas de los jueces al momento de la detención. Perdió los asaltos 5 y 6 en dos de las tres tarjetas, y fue Duarte (26-2-1, 21 KOs) quien venía con fuerza cuando García lo golpeó en el asalto 8.

Sobre su primera presentación bajo las órdenes del entrenador Derrick James, entrenador del Año 2022 de ESPN, quien reemplazó a Joe Goossen luego de la derrota de Ryan ante Gervonta Davis en abril último, García explicó: "Derrick me dijo, 'empieza a usar tus piernas un poco, eso abrirá el tiro', y literalmente lo hizo. Es nuestra primera pelea juntos. Vamos a construir a partir de esto y simplemente vamos a mejorar. Estoy comprometido a convertirme en campeón mundial".

García parecía incómodo por momentos en el ring luego de su primera derrota. Reveló un giro de hombro durante el enfrentamiento, pero no fue tan efectivo ya que le dio la espalda a los contundentes golpes al cuerpo de Duarte.

Las dos peleas de García en 2022 se disputaron en 140 libras antes de su superpelea de peso intermedio de 136 libras con Davis, que incluía una cláusula de rehidratación el mismo día que no le permitía pesar más de 146 libras. La pelea con Duarte se disputó en 143 libras.

Duarte, un peleador que ha hecho carrera en las 135 libras, era el hombre más pequeño, pero fue implacable en su persecución de García, acechándolo con golpes al cuerpo mientras García lanzaba un jab y rutinariamente conectaba con un poderoso gancho de izquierda.

Duarte, de 27 años, entró en la pelea con una racha de KO de 11 peleas y conectó más a García 62-55. Pero fue García quien asestó los golpes más fuertes y poseyó las manos más rápidas.

García se movió alrededor del ring sin lanzar muchos golpes en los rounds 7 y 8 antes de que conectara el único tiro que necesitaba. A pesar de su protesta, Duarte no pudo superar el conteo.

Con su vuelta a la senda victoriosa, García retó al campeón de las 140 libras, Rolly Romero, quien también posee una derrota por nocaut ante Davis.

"Si Rollies quiere eso, hazlo, Rollies", dijo García. "Sigamos construyendo, y luego podremos ir tras Devin Haney y todos los demás tipos... Teófimo. Pero ya sabes, tenemos que tomar nuestras medidas".

Información de Mike Coppinger se utilizó en este reporte.