David Benavídez maduró cuando falló dopaje le costó el título

David Benavídez fue el campeón súper mediano más joven en la historia Cooper Neill para ESPN

En septiembre de 2017, David Benavidez se convirtió en el campeón más joven en la historia de los supermedianos con 20 años, 8 meses y 19 días de edad. Un año más tarde, había perdido el cinturón por haber dado positivo en un examen antidopaje. Dos años después, asegura que la lección se aprendió, y hoy es mucho mejor peleador y persona que antes.

Benavidez retará el próximo 28 de septiembre en el Staples Center de Los Angeles a Anthony Dirrell por el campeonato súper mediano del Consejo Mundial de Boxeo que precisamente ostentó en 2017 y perdió en 2018. Es favorito para sacar la victoria, pero él quiere hacerlo de manera espectacular.

"Soy más viejo que hace un año, más maduro, la situación del doping me hizo más bien que mal. Me enseñó que todo podía perderse. Definitivamente eso me hizo madurar y ver que el trabajo de toda mi vida podía irse a la basura por un error. Soy alguien más dedicado, valoro más las cosas", dijo Benavidez en una teleconferencia esta semana.

En agosto de 2018, el CMB anunció que Benavidez había dado positivo por benzoylecgonina, un ingrediente de la cocaína, lo cual le valió ser suspendido por el organismo durante seis meses y además le quitaron el campeonato que más tarde disputaron Dirrell y Avdi Yildirim.

"Dirrell es el campeón, peleó por el título vacante y no le vamos a quitar eso, pero teniendo en cuenta que ese era mi cinturón, voy a llegar a esta pelea hambriento, muy motivado, tengo tres meses y medio entrenando, muy enfocado. Esto es lo mejor que van a ver de mí en busca de traer ese cinturón de vuelta", aseguró el joven mexicoestadounidense.

Después de la suspensión, Benavidez regresó con un nocaut en sólo dos rounds sobre J'Leon Love. Dijo que le hubiera encantado pelear al menos cinco rounds, pero al final tenía que volver con el triunfo a como diera lugar en espera de la pelea por el campeonato, la cual se desarrollará prácticamente en su casa y con su gente.

"Voy a pelear en casa, tengo muchos amigos y familiares en Los Angeles, mucha gente que me apoya. Además hay mucha gente mexicana, así que quiero darles una gran pelea. Voy a dar lo mejor para tratar de noquear a Dirrell", aseguró.