Navarrete saldrá a demostrar que es el 'Hombre de Hierro' de México

El campeón junior pluma Emanuel Navarrete se declaró a sí mismo el ‘Hombre de Hierro’ mexicano del boxeo, y es un nombre que encaja adecuadamente debido a su ocupada agenda de combates.

“Cuando gané el título, le dije a (los promotores) Zanfer y Top Rank que quería pelear lo más seguido posible”, dijo Navarrete. “Eso es lo que se supone que deben hacer los campeones mundiales. Solo miren los nombres en la lista de campeones mexicanos que vinieron antes que yo. Julio César Chávez, Oscar De La Hoya y Erik Morales construyeron sus nombres y sus legados al mantenerse activos. Esa es la tradición que busco seguir. Soy el el ‘Hombre de Hierro’ mexicano del boxeo

De La Hoya, por ejemplo, peleó cinco peleas de campeonato en el 1997, cuando defendió en junior wélter y entonces ganó en peso wélter, antes de realizar tres defensas.

Navarrete no está enfrentando el mismo nivel de competencia que De La Hoya, pero su nivel de actividad es raro en esta era.

Navarrete se apresta a pelear en su quinta pelea de campeonato de peso junior pluma en los últimos 12 meses, y cuarta en los últimos siete, cuando defienda su corona contra su compatriota Francisco Horta el sábado (ESPN+, 9 p.m. ET) en el Auditorio GNP Seguros en Puebla, México.

Navarrete (29-1, 25 KO), de 24 años, ganó el título de las 122 libras en una sorpresiva victoria por decisión unánime contra Isaac Dogboe en diciembre del 2018 en Nueva York, y desde entonces defendió su título tres veces: un nocaut en el 12do round a Dogboe en la revancha en mayo, un nocaut en el tercer round a Francisco De Vaca el 17 de agosto y una victoria por TKO en el cuarto round sobre Juan Miguel Elorde el 14 de septiembre.

Ahora viene su cuarta defensa, esta vez contra Horta (20-3-1, 10 KO), 26, quien tiene marca de 12-0-1 desde 2014, incluyendo 10 victorias seguidas, aunque contra competencia inferior.

“Es un peleador a lo antaño”, dijo el presidente de Top Rank, Bob Arum, sobre Navarrete. “He promocionado a varios peleadores que buscan mantenerse siempre activos, como Donald Curry, (Alexis) Argüello y (James) Toney, quien quería pelear todas las semanas. A estos boxeadores les gusta pelear. A Navarrete le encanta pelear”.

“Es como Morales en ese sentido, porque a Morales le fascinaba peler y se fuera por él, habría peleado cada seis semanas. Le encantaba la competencia. No era como un trabajo para él. Lo disfrutaba, como Navarrete”, añadió Arum.

“Hay peleadores así. Muchos entran al boxeo por amor al combate, pero una vez llegan se convierte sobre el dinero. Eso está bien, pero comienzan a pelear menos y sin importarles. Para muchos hoy en día es ‘si no me pagas una suma absurda de dinero, no voy a entrar al ring’. Eso demuestra que no les gusta pelear y que solo lo hacen por dinero. No hay nada malo con eso, pero Navarrete gana buen dinero y le encanta pelear”.

Arum mencionó la defensa de Navarrete en agosto contra De Vaca, una victoria rápida por nocaut. Tras la pelea, Arum, quien quería incluir una pelea de campeonato con un mexicano en la cartelera de Tyson Fury del 14 de septiembre ya que coincidía con el fin de semana del Día de Independencia de México, entró al ring y le preguntó a Navarrete si estaba dispuesto a pelear en tres semanas.   “Le pregunté en el ring, ‘¿puedes pelear el próximo mes? Él dijo ‘por supuesto’”, contó Arum. “Si le ofreciera 10 peleas al año las tomaría porque le encanta y es su trabajo. Es como un soplo de aire fresco”.

Desde su sorpresivo triunfo sobre Dogboe hace un año, Navarrete ha disfrutado estar activo y ser el centro de atención.

“Siempre supe que podía alcanzar este nivel”, dijo ‘Vaquero’. “Muchas no me dieron oportunidad en la primera pelea contra Isaac Dogboe. Pero al contrario, la aproveché al máximo”.

Y también esta contentó de pelear en México contra Horta, considerando que todas sus peleas de campeonato anteriores fueron en los Estados Unidos.

“Significa mucho poder defender el título en mi país”, comentó. “He peleado en lugares especiales en los Estados Unidos, pero esto es muy especial para mí. Los fanáticos en Puebla me han dado la bienvenida con brazos abiertos. Será una batalla clásica de mexicanos, pero ‘Vaquero’ una vez más saldrá victorioso”.