Vergil Ortiz tiene la misión de ratificar sello de favorito ante Samuel Vargas

Con prácticamente todos los campeones mundiales de la categoría en otras compañías, la única misión que tiene esta noche el noqueador texano Vergil Ortiz será ganar de manera contundente a Samuel Vargas para ir acorralando a las principales estrellas e ir pronto en busca de una diadema.

Con la pelea de esta noche, además, se reactiva la compañía Golden Boy Promotions en el boxeo tras la suspensión de actividades por la pandemia del coronavirus y también regresa la plataforma de streaming DAZN, que no transmite una cartelera desde el pasado 29 de febrero con Mikey García y Jessie Vargas. En Latinoamérica la pelea de esta noche irá transmitida por ESPN KnockOut.

Ayer, en la ceremonia de pesaje, Vergil detuvo la balanza en las 147 libras permitidas. Va a exponer su cinturón ‘gold’ de la Asociación Mundial de Boxeo. Samuel Vargas, por su parte, pesó 146.6 libras, apenas por debajo del límite. La pelea originalmente estaba pautada para el pasado 28 de marzo también en Indio, California, donde Golden Boy hará una ‘burbuja’ en el Fantasy Springs Casino y Hotel como parte de un protocolo exigido por la Comisión Atlética de California.

Pero el favorito no podrá contar con su entrenador en la esquina, ya que dio positivo a coronavirus. “En mi primer examen que realice en el Fantasy Springs, di positivo a la prueba del COVID-19”, afirmó Roberto García. “Pero en el segundo examen que realicé en Tustin, California, los resultados fueron negativos. Pero como precaución, la Comisión Atlética de California (CSAC por sus siglas en inglés) informó a Golden Boy y a mí que no puedo asistir al evento debido a sus reglas y en base a mis primeros resultados”, explicó García en comunicado

Vergil, quien tiene marca de 15-0 y 15 nocauts, está en espera de una pelea titular, y con 22 años sabe que es cuestión de tiempo, pero debe primero apartar a Vargas (31-5-2, 14 Ko’s). Evidentemente Vergil es favorito, pero las apuestas lo colocan de manera aplastante con una línea de hasta 40 a 1, así que cualquier otro resultado que no sea una victoria para Ortiz será considerado una sorpresa.

Para la batalla coestelar estaba programado un combate entre Héctor Tanajara y Mercito Gesta, pero el filipino se intoxicó y no se pudo realizar el pleito. Ahora Shane Mosley Jr., hijo del excampeón mundial, tomará el turno en contra de Jeremy Ramos, mientras que Seniesa Estrada se medirá ante Miranda Adkins, Héctor Valdez hará frente a Josué Morales y Evan Sánchez irá con Issouf Kinda.