Plant, segundo boxeador que Canelo manda al hospital este año

'Sweethands' fue transportado al University Medical Center en Las Vegas por el castigo que recibió ante el mexicano

El estadounidense Caleb Plant no solo perdió su invicto y la oportunidad de hacer historia en el peso Supermediano, también tuvo que hacer una visita al hospital.

Luego de su derrota por nocaut ante Canelo Álvarez en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas, Nevada, Plant fue llevado University Medical Center como medida preventiva.

Plant arrancó el combate tratando de mantener su distancia con el jab, sin embargo, los golpes de poder los conectó Canelo, quien poco a poco fue desgastando a 'Sweethands' hasta acabarlo en el décimo primer round, enviándolo dos veces a la lona, para propinarle la primera derrota de su carrera.

Con este resultado, Plant fue despojado del cetro de la Federación Internacional de Boxeo, que había defendido tres veces previamente, y perdió la oportunidad de convertirse en el primer campeón indiscutido de la historia en las 168 libras, honor que ahora pertenece a Canelo, quien también tiene en su poder los cinturones de la Asociación Mundial, Consejo Mundial y Organización Mundial de Boxeo.

De acuerdo a Compubox, Canelo apenas superó a Plant en golpes totales, con 117 a 101 (53 a 13 en golpes al cuerpo), sin embargo, 42 de esos 101 golpes de Plant fueron jabs por apenas 15 del mexicano, que conectó 102 golpes de poder por apenas 59 de su rival.

En mayo pasado, Canelo noqueó a Billy Joe Saunders y lo envió al hospital luego de provocarle múltiples fracturas en el rostro.

"Caleb es un buen boxeador, lo respeto mucho, fue un duro rival que fue muy habilidoso y lo respeto", declaró Canelo después de su victoria. "Al final los dos somos hombres y él quería seguir peleando. Yo le dije que no se sienta avergonzado, fue una gran pelea.

Plant me estaba complicando, pero [el entrenador] Eddy [Reynoso] me decía que me mantenga fiel a la estrategia que teníamos en los dos rounds finales y logré vencerlo. Esa era la manera en la que tenía que terminar. Él ya estaba herido y yo fui a aniquilarlo".