Cómo George Kambosos Jr. le ganó a Teófimo López y ¿a dónde van desde aquí?

play
Kambosos Jr. sorprende a Teófimo para ganar títulos de peso ligero (2:06)

Teófimo López pierde sus títulos de peso ligero de manera sorprendente por decisión dividida ante George Kambosos Jr. en el Madison Square Garden. (2:06)

NEW YORK - Teófimo López estaba en la cima del mundo.

Con la victoria sobre Vasiliy Lomachenko en diciembre de 2020, López fue instantáneamente y universalmente reconocido como uno de los 10 mejores boxeadores libra por libra del mundo. Con una gran personalidad además de su éxito, López estaba en la vía rápida hacia el estrellato.

Luego vino el primer aplazamiento de su aparentemente rutinaria defensa del título contra George Kambosos Jr., el resultado de la prueba positiva de López para COVID en junio. Siguió el caos, con ocho cambios de fecha y numerosas amenazas legales que dieron como resultado que la pelea se llevara a noviembre, un promotor diferente y una plataforma de transmisión diferente. López, quien es oriundo de Brooklyn, todavía estaba en su propio terreno en el Teatro Hulu en el Madison Square Garden, y era un favorito en las apuestas 7 a 1.

Pero cuando finalmente entraron al ring el sábado, Kambosos se aseguró de que valiera la pena la espera por esta pelea. Derribó a López en el primer asalto y sobrevivió a una caída en el décimo round para anotarse una de las mayores sorpresas del 2021: poner patas arriba a una división de peso ligero con mucho talento y aspirantes.

"Lo senté", le dijo Kambosos, de 28 años, a ESPN. "A partir de ahí, cambié totalmente la pelea de inmediato. Él estaba indeciso ... Boxeamos muy inteligentemente, ¿y sabes lo que mostré? Mis habilidades de boxeo ... Mostré lo que es un verdadero campeón, regresar y gana la pelea y cerrarla de la mejor manera".

López (16-1, 12 KOs) ya estaba mirando más allá de Kambosos hacia lo que esperaba fuera un masivo 2022 con tres peleas. Esperaba comenzar el año con una pelea contra el campeón indiscutible de las 140 libras Josh Taylor, seguido de enfrentamientos con Devin Haney y Gervonta Davis.

Por supuesto, todos esos enfrentamientos potenciales estaban lejos de ser seguros. A raíz de la impactante derrota, el futuro de López es más incierto que nunca.

López, de 24 años, afirmó que ganó 10 asaltos y fue recibido por una cascada de abucheos cuando comentó que hacer el peso le mermó mucho.

"No me importa lo que digan los demás... Gané esta pelea", dijo López que entró al ring el sábado como número 7 en el ranking libra por libra de ESPN. "Al final del día, he estado aquí, lo he hecho. Mira, no soy un perdedor; tomo mis victorias como tomo mis derrotas. Al final del día, soy un verdadero campeón. Salí aquí, hice lo que tenía que hacer y salí e hice mi mejor esfuerzo... Este es un cambio de mando: nosotros no paramos, seguimos luchando".

La forma en que se marcó su rostro y los cortes en ambos ojos contaron una historia diferente, y López seguramente estará fuera del ring por algún tiempo. Cuando regrese, López probablemente tomará la ruta de regreso probada y verdadera en el boxeo que involucra un combate suave (o dos) antes de que se dirija a otra pelea importante. Esa próxima oportunidad por el título seguramente llegará en las 140 libras, pero cuando suceda es otro asunto.

Lo que se suponía que era una oportunidad para que López recuperara impulso después de 13 meses fuera del ring se convirtió en un desastre. Ha demostrado ser resistente fuera del ring, pero le espera la mayor prueba de su carrera. ¿Cómo responderá a su primera derrota profesional y a ser derribado de su pedestal como campeón mundial unificado?

Kambosos, por otro lado, se encuentra en un territorio desconocido. Nadie le dio muchas oportunidades de ganar, y se dijo que ganó la lotería después de hacerse con la mejor bolsa de su carrera que superó los $1.5 millones. Al menos un día de pago importante más seguirá para el australiano en una división de peso ligero repleta de estrellas, y podría ser más. Esto pareció estar lejos de ser una casualidad para Kambosos (20-0, 10 KOs), quien boxeó muy bien 12 asaltos contra un púgil de élite.

El ganador de la pelea de la próxima semana entre Haney y Joseph Díaz Jr. es la principal posibilidad. Pero también hay enfrentamientos importantes con Davis y Ryan García que podrían estar sobre la mesa.

"Hay muchos caminos potenciales y, francamente, hay 130 libras mirándolo, hay 135 libras mirándolo de reojo y 140 libras mirándolo con desprecio", dijo a ESPN Lou DiBella, promotor de Kambosos. "Tiene todo el continente de Australia, donde ahora es el hombre. Ahora es el atleta número uno en Australia. Va a tener muchas alternativas".

Teniendo en cuenta lo que logró en su victoria sobre López y su estatus como agente libre, sin ataduras con alguna compañía de televisión, Kambosos también tiene mucha flexibilidad en términos de contra quién puede pelear, dónde sucederá y cómo disfrutar del botín de reclamar los títulos mundiales de López.

"Creo que se va a sentar, se tomará un tiempo libre y disfrutará de la victoria", dijo DiBella. "Entonces vamos a descubrir la pelea más grande que podamos hacer".