Vasiliy Lomachenko puede ganar su camino de regreso a la cima en 135 contra Richard Commey, pero ¿y si pierde?

play
Kambosos Jr. sorprende a Teófimo para ganar títulos de peso ligero (2:06)

Teófimo López pierde sus títulos de peso ligero de manera sorprendente por decisión dividida ante George Kambosos Jr. en el Madison Square Garden. (2:06)

El excampeón de peso ligero Vasiliy Lomachenko vuelve al cuadrilátero para su segundo combate del 2021, cuando enfrente a Richard Commey en el evento estelar del programa boxístico de Top Rank de este sábado en el Madison Square Garden de Nueva York (5:30 p.m. ET ESPN+, 10 p.m. ET ESPN Deportes en Estados Unidos y Star+ en Suramérica).

El ucraniano Lomachenko (15-2, 11 KO) aspiraba a una revancha contra Teófimo López, pero cuando dicho combate no se materializó, Commey entró para representar un buen medidor de sus condiciones. Y con las actuaciones recientes de bajo nivel mostradas en los últimos 10 días por otros boxeadores de peso ligero de primer nivel (López, Gervonta Davis y Devin Haney), la pelea Lomachenko-Commey tiene mucho más en juego de lo que aparentaba en un principio. Una victoria podría ubicar a Lomachenko, de 33 años, en posición para enfrentar el próximo año al campeón indiscutido del peso ligero, el australiano George Kambosos Jr.

¿Puede ganar Lomachenko? ¿Sigue siendo un boxeador de élite en las 135 libras? ¿Qué pasará si pierde?

Mike Coppinger responde a las preguntas más importantes con miras al combate de este sábado.

¿Por qué Lomachenko peleará contra Commey?

Lomachenko estaba decidido a asegurar una revancha contra López por el campeonato indiscutido de peso ligero; sin embargo, López nunca tomó la idea muy en serio. Commey es el segundo ex rival de López consecutive que se ve las caras con Lomachenko; el ucraniano noqueó a Masayoshi Nakatani en junio pasado.

Commey, de 34 años y nacido en Ghana, es un excampeón que suele mantenerse en el cuadrilátero (con la excepción de su derrota por nocaut técnico contra López en el segundo asalto), que presenta un estilo que debería permitir a Lomachenko causar grata impresión. Claro que Lomachenko tendrá que lidiar con la estatura y poder de Commey, pero en general hablamos de un boxeador inmóvil al que Lomachenko debería rodear.

Tampoco habían muchas opciones disponibles. Top Rank esperaba organizar la revancha entre López y Lomachenko hasta que Teófimo dio positivo por COVID, aplazando su combate hasta otoño. Haney estaba disponible; a pesar de ello, Top Rank no ha mostrado sumo interés en enfrentar a Lomachenko con el pugilista de 23 años.


¿Sigue siendo Lomachenko un boxeador de élite?

play
0:42

¡A lo grande! Lomachenko regresó y venció por nocaut técnico

Vasiliy Lomachenko dominó su pelea contra Masayoshi Nakatani y obligó al árbitro a terminar la pelea en medio del noveno asalto.

No solo Lomachenko sigue formando parte de la élite: bien podría ser el mejor de su categoría. Sólo porque Lomachenko cayó ante López, no podemos desestimar todos sus grandes logros anteriores en la categoría de peso ligero. Y no olvidemos que Lomachenko chocó con Teófimo con un hombro lesionado. Excusas o no, esa es una lesión debilitadora. Lomachenko arrancó lentamente y mostró demasiado respeto por López durante la primera mitad del combate, antes de hacer un excelente trabajo en los asaltos finales.

Tendremos que ver cómo se desempeña Lomachenko contra Commey; sin embargo, creo que el ucraniano sigue siendo el mejor boxeador que actualmente compite en las 135 libras.


¿Cómo la derrota de Teófimo ante Kambosos altera lo que hay en juego en este combate?

play
1:53

¡Habemus campeón mundial! López derrotó a Lomachenko

Por decisión unánime, los jueces dieron a Teófimo López como el ganador de la pelea contra Vasyl Lomachenko. El hondureño conquista los cuatro títulos de peso ligero de boxeo.

Para Lomachenko, todo está muy claro: busca separarse del lote con una victoria contundente y hacerse con una pelea contra Kambosos por el campeonato indiscutido.

Davis no logró impresionar en su victoria sobre Isaac Cruz. Haney se vio mejor en su triunfo sobre Joseph “JoJo” Díaz Jr.; sin embargo, distó mucho de ser una actuación espectacular. Actualmente, la puerta está firmemente abierta para que Lomachenko se imponga con estilo y tenga derecho a exigir un combate con Kambosos.


¿Qué pasaría si Commey se impone sobre Lomachenko?

Las tres recientes peleas de alto nivel por el título de peso ligero se caracterizaron por boxeadores poco favorecidos que superaron ampliamente las expectativas, y eso solo debería aportar mayor motivación a Commey. Es capaz de propinar golpes contundentes y es mucho más fuerte que Lomachenko.

Si Kambosos pudo imponerse a la ley de las probabilidades para vencer a López, Díaz pudo irse “de tú a tú” contra Haney y Cruz exigió a Davis hasta sus límites, ¿por qué no Commey? Con el impulso adicional que representan dichas actuaciones, no podemos descartar a Commey.

Un triunfo para Commey y él podría encontrarse encabezando la fila para concretar una pelea contra Kambosos. Ambos boxeadores son promovidos por Lou DiBella y ciertamente, Commey sería percibido como un retador más accesible para el australiano.

Una segunda derrota para Lomachenko en tres peleas sería devastadora para él, marcando el final de su largo ciclo como uno de los 10 mejores boxeadores libra por libra del mundo. Quizás eso le serviría para regresar, finalmente, a las 130 libras, categoría en la que le esperaría un choque con Shakur Stevenson, aunque perdería mucho atractivo a raíz de la derrota.


¿Llegaremos a ver una revancha Teófimo-Lomachenko?

Con los planes de López de dar el salto a las 140 libras, las probabilidades de una reedición de su duelo con Lomachenko parecen remotas.

Lomachenko inició su carrera en las 126 libras y su mejor peso es 130. Es mucho más probable que veamos a Lomachenko peleando contra Stevenson el próximo año en el peso superpluma que a López en el superligero. Es difícil imaginar a Lomachenko ascendiendo a otra categoría de peso.

E incluso antes de la derrota, Teófimo no mostró interés en volver a pelear contra Lomachenko, afirmando en reiteradas ocasiones que el ucraniano no se merecía la revancha. Quizás el revés sufrido ante Kambosos haga cambiar de opinión a López ahora que no es campeón y, en consecuencia, ha perdido la influencia que conlleva portar el cinturón.

Pero incluso si López siente repentino interés en otro combate contra Lomachenko, seguramente tendría que mantenerse en las 135 libras para una pelea más. Teófimo no recurrió a los servicios de un nutricionista para su enfrentamiento contra Kambosos, caso contrario a sus preparativos usuales; por eso, quizás pueda alcanzar una vez más el límite del peso ligero con un poco de ayuda adicional.


¿Cuál prospecto de las peleas preliminares a Lomachenko-Commey será primero campeón?

Está por definirse entre Jared Anderson y Keyshawn Davis. Anderson se encuentra más avanzado en su desarrollo; sin embargo, ganar un título en el peso pesado parece ser mucho más difícil en este momento, con Tyson Fury y Oleksandr Usyk poseyendo los cuatro cinturones más importantes de la categoría.

Por ese motivo, optaré por Davis. Poco después de obtener la medalla de plata en Tokio, ahora reanuda su carrera profesional y hará su debut con Top Rank en el peso ligero. El equipo de Bob Arum suele mover lentamente a sus boxeadores (siendo Lomachenko la gran excepción); sin embargo, Davis podría estar listo para optar por un titulo en 2023.