¿Cuáles son las asignaturas pendientes para los cuatro equipos de la NFC Sur?

Echamos un vistazo a los cuatro equipos de la división para conocer qué les resta por hacer en lo que falta del receso de la temporada

Después del grueso de la agencia libre y el Draft 2022, los equipos de la NFL tienen definidas, en buena medida, sus plantillas para la siguiente temporada. Sin embargo, todavía hay tiempo para pulir los últimos detalles.

Huecos de plantilla, interrogantes de profundidad, y temas extradeportivos están entre las tareas pendientes para la mayoría de los equipos de la liga, al tiempo que arrancó el trabajo de los programas de receso de temporada.

Siguiendo con la NFC Sur, damos un recorrido por las ocho divisiones de la NFL para saber cuáles son las tareas pendientes para cada franquicia.

Atlanta Falcons

Armar un plan de juego en torno a Desmond Ridder

Aunque fue un poco sorpresivo que un club tan necesitado de una solución a largo plazo en la posición de quarterback esperara hasta la tercera ronda del Draft 2022 en apostar a uno, no es ninguna casualidad que los Falcons eligieron a uno con las cualidades de Ridder, un pasador con un conjunto de herramientas muy similar al de Marcus Mariota, por ahora anotado como titular para el inicio de temporada. No engañamos a nadie cuando decimos que las posibilidades de Mariota de convertirse en esa respuesta final son verdaderamente minúsculas. La última vez que era considerado un quarterback titular, se fue con marca de 2-4 antes de ceder el puesto, en el 2019. No hay garantías de que Ridder sea la respuesta, tampoco, pero tendrá la oportunidad de iniciar partidos en el 2022. Si Atlanta realmente quiere obtener una evaluación genuina del producto de Cincinnati, necesita armar un plan que acentúe sus fortalezas y esconda sus debilidades. De otro modo, cualquier análisis siempre quedará incompleto.

Carolina Panthers

Definir si Matt Corral es una opción viable como alternativa a Sam Darnold

Después de ponerle las fichitas a Deshaun Watson como posible quarterback franquicia futuro, Carolina se quedó con las manos vacías en temporada baja. Bueno, no vacías por completo: regresa Darnold, junto a Corral, quien llega procedente de Ole Miss vía draft. A diferencia de Mariota, Darnold posee --todavía-- mejor panorama a futuro, pero no por mucho. No es exagerado decir que está ante su última oportunidad de probar que puede ser un titular estable en esta liga. Como Ridder, Corral tampoco es una certeza. La interrogante radica en cuáles serán las circunstancias para un posible debut de Corral, ¿como emergente en un momento de apuro, o parte de un proceso pensado y planeado? Para que suceda lo segundo, que sería obviamente el mejor escenario posible para los Panthers, está claro que el pasador necesita haberse ganado la confianza del club. Se dice fácil, pero la última vez que el equipo apostó por un pasador de tercera ronda, no sucedió. Will Grier fue reclutado apenas seis turnos por abajo, en el 2019, de lo que fue reclutado Corral en este 2022, y prácticamente se ha convertido en un pie de nota.

New Orleans Saints

Limpiar definitivamente su situación bajo el tope salarial

Todavía no comienza la campaña del 2022, y los Saints proyectan para estar casi 70 millones de dólares por arriba del tope salarial del 2023. Eso, después de una temporada baja que comenzaron unos 70 millones de dólares por arriba del tope salarial de este año. Y eso, después de un receso de temporada del año pasado, en que comenzaron unos 100 millones de dólares por arriba del tope salarial del 2021. ¿Cómo lo hicieron? Bueno, básicamente se reduce a no poder renovar a jugadores clave, como Marcus Williams y Terron Armstead, y empujar cargos contra topes salariales futuros. En algún momento, los Saints necesitan hallar el modo de sanear sus finanzas, pagar las facturas que deben, y comenzar un receso de campaña con espacio suficiente para renovar a agentes libres prioritarios, además, de traer ayuda desde el exterior sin grandes preocupaciones. Este año, New Orleans abrió casi 111 millones de dólares de espacio, pensando en la posibilidad de adquirir a Watson, y después parte de eso se invirtió el Tyrann Mathieu y Jarvis Landry, lo cual está bien. Pero, poder seleccionar de una baraja más amplia de talento, sin duda ayudará más al club.

Tampa Bay Buccaneers

Encontrar/desarrollar a un sucesor genuino para Tom Brady

El fugaz retiro de Brady duró apenas días, y a partir de ese momento, la urgencia de los Bucs por encontrar un nuevo quarterback titular dejó de ser apremiante. Eso no significa que ya no sea una necesidad. Los Bucs invirtieron una selección de segunda ronda, el turno N° 64 global del 2021, en Kyle Trask de Florida. Sin embargo, llamó mucho la atención la declaración del coach de quarterbacks, Clyde Christensen, en el sentido de que Trask no estaba listo para competir por el segundo puesto en el orden de plantilla de Tampa Bay. No, no hablaba de estar listo para iniciar partidos. Estaba hablando de no estar listo para competir contra Mike Glennon --sí, Mike Glennon-- para servir como primer suplente del club, detrás de Brady. Nunca ha sido tan inminente el adiós final de Brady, sobre todo después de anunciarse sus planes post-carrera de jugador, dejando de lado los cambios de opinión, y si había quien apostaban a Trask como el futuro de la franquicia, las palabras del coach deben sentirse como un balde de agua fría. Por ahora, no hay la prisa de antes, pero alistar a Trask para --al menos-- poder competir por un puesto de primer suplente, debe estar alto en la lista de prioridades para Tampa Bay.