¿Cómo hace Russell Wilson para que sus actividades fuera del campo no se vuelvan distracción?

El nuevo quarterback de los Denver Broncos deja muy en claro a compañeros y coaches cuáles son sus prioridades, y el fútbol americano siempre es lo primero

ENGLEWOOD -- Ey miren, Russell Wilson está lanzando la primera bola en el juego de los Colorado Rockies.

No esperen, está celebrando la victoria del Colorado Avalanche, con pompones en las manos, y la pista de hielo del equipo de fondo.

O, está en Mónaco, charlando con la larga lista de celebridades que se aparecen en el tradicional Grand Prix.

No miren ahora, está dando el discurso de apertura en Dartmouth. O posando para fotografías, dirigiendo en su campamento de pases, o visitando a pacientes en un hospital pediátrico.

En resumen, el quarterback de los Denver Broncos, adquirido en un canje que definirá al futuro de la franquicia en marzo pasado, ha estado en todos lados durante los últimos cuatro meses. Pero, aquellos que han estado a su alrededor dicen, que no ha dejado que la parte de la ecuación del fútbol americano sufra a lo largo del proceso.

"Está por todos lados, hombre", dijo el guardia de los Broncos, Dalton Risner, un nativo de Wiggins, Colorado. "Crecí aquí, sé lo que es cuando los Broncos tienen un quarterback y un líder así. Pero Russell, se nota que desea liderar, sobre el campo, en la comunidad, y que estará allá afuera".

"Cuando estás cobrando 30 millones de dólares al año, puedes conseguir un jet privado que te lleve a donde quieras", dijo el corredor Melvin Gordon III, un compañero de equipo de Wilson por una temporada en Wisconsin, riendo. "Es realmente sencillo hacer eso. Pero, para él es todo fútbol americano. Está enfocado, y no hay modo de decirlo ... Llega a las 6:30 de la mañana y está encendido. Está repasando cosas con los más jóvenes, con los más viejos. Realmente intenta cambiar el ambiente aquí".

El deseo de Wilson de rápidamente convertirse en parte de su nueva comunidad solamente parece inspirarlo a empujar más, cuando tiene el ovoide en las manos.

"Es gracioso, cuando empezó todo, estás como, 'Vaya, ¿vas a ser capaz de aprender todo esto? ¿Vamos a ser capaces de dominar la ofensiva como queremos?'", preguntó el head coach novato de los Broncos, Nathaniel Hackett. "Pero, hace un gran trabajo de rodearse con grandes personas que le ayudan en todo, para que pueda hacer todas esas cosas, y todavía enfocarse solamente en el fútbol americano. Es increíble verlo. Cada segundo que tiene, trabaja sin parar. Si está en un avión, está observando video, estudiando, está llamando gente y me está llamando a mí".

Un 'Wilson FaceTime' ya es algo para lo que han aprendido a prepararse sus compañeros, o una serie de mensajes a los receptores abiertos, o una llamada desde otra zona horaria para compartir una idea respecto a una ruta contra una Cobertura-4.

Wilson no guarda ningún secreto de su deseo de aprovechar tanto la vida en su vida diaria como puede. Pero, rápidamente asegura a sus compañeros y coaches dónde están sus prioridades.

"Antes que nada, el fútbol americano es la primera prioridad. Por eso, nunca sufre", dijo Wilson. "Haces todo lo que puedas para pasar el tiempo adicional, llegas temprano, te vas tarde. Haces todas esas cosas. Una de las cosas en las que creo, es que inviertes todo tu ser en ello, sin importar dónde están mis pies, voy a invertir todo lo que tengo en ello. Cuando estoy aquí, incluso cuando estoy alejado de todo, los coaches y yo, estamos hablando constantemente. Jugadores, estamos hablando constantemente".

Apenas días después de que los Broncos adquirieran a Wilson en marzo, el nueve veces seleccionado al Pro Bowl ya estaba organizando una sesión de pases en San Diego para muchos de sus nuevos compañeros, incluyendo receptores abiertos, alas cerradas, corredores, e incluso el centro Lloyd Cushenberry III. A lo largo del programa de receso de temporada de los Broncos, Wilson organizó reuniones adicionales, así como sesiones sobre el campo con la ofensiva.

Las reuniones y sesiones fueron lo suficientemente detallas, y los jugadores sintieran que fueron suficientemente importantes, como para que el receptor abierto Tim Patrick dijera que si un jugador pensó que no necesitaba asistir, "entonces no tomas con seriedad el ganar, y no perteneces a este equipo".

Patrick también agregó que, "si nuestro quarterback lo hace, entonces nadie tiene excusa para no hacerlo".

Sin importar cuándo le meta Wilson a su calendario, dice que todavía no está tan ocupado como cuando jugaba béisbol y fútbol americano, y asistía a NC State. Wilson fue un prospecto suficientemente bueno en el béisbol como para ser seleccionado en la ronda N° 41 por los Baltimore Orioles en el 2007, y luego por los Rockies en la cuarta ronda del draft del 2010, e incluso durante su segunda campaña con los Seattle Seahawks (2013), los Texas Rangers lo seleccionaron en el draft de la Regla 5.

"Todos siempre están sorprendidos por lo ocupado que estoy", reveló Wilson. "Estoy como, '¿Ustedes creen que esto es ocupado?'. Tomé 18 créditos todos los semestres en la universidad. Jugué dos deportes. Iba a hacer pesas en la mañana con los de fútbol americano, luego iba a clase, luego iba al béisbol, jugaba toda la noche hasta las 11, y luego hacía mi tarea. Eso era ocupado, Es lo más difícil que jamás haya hecho.

"Ser capaz de hacer cosas afortunadas, ser capaz de hablar en Dartmouth, apoyar a Ciara, mi esposa, y luego hacer todas las demás cosas con otros tipos y todo lo demás, salir cuando puedo, significa mucho. Una cosa en la que siempre he creído, es un estilo de vida. Debes enfocar todo tu ser y todo tu proceso mental en ganar, en ser exitoso. Con ello, llegan grandes oportunidades, pero también grandes desafíos. ¿cómo lidias con esos desafíos? ¿Qué piensas al respecto?".