Aaron Rodgers recibe alta médica para volver a entrenar con Jets

play
Rodgers, concentrado en su salud, no se compromete a volver esta temporada (1:45)

Aaron Rodgers se une a Pat McAfee para discutir los próximos pasos en su recuperación y la posibilidad de regresar esta temporada. (1:45)

Por regla, los Jets tienen 21 días para decidir si activan al quarterback desde la lista de reservas lesionados


FLORHAM PARK -- El quarterback de los New York Jets, Aaron Rodgers, avanzó un paso más hacia un improbable regreso, luego de que este miércoles recibiera alta médica para volver a las prácticas, exactamente 11 semanas después de una cirugía para reparar un tendón de Aquiles roto.

Por regla, los Jets tienen 21 días para decidir si activan a Rodgers desde la lista de reservas lesionados. Ese periodo expira el 20 de diciembre, cuatro días antes de que deban enfrentar a los Washington Commanders, el partido que él ha tenido como objetivo para su retorno.

Se trata de un regreso extraordinario para Rodgers, quien cumple 40 años de edad el sábado, pero no significa que ha recibido alta para participar en contacto. Ese será el último obstáculo en lo que sería un retorno sin precedentes en cuanto a rapidez, después de un desgarro en el tendón de Aquiles.

Por ahora, Rodgers probablemente se verá limitado a ejercicios ligeros en los entrenamientos. El head coach Robert Saleh señaló que Rodgers ha recibido alta para la actividad funcional de fútbol americano, pero no para el contacto. Saleh declinó especificar si el equipo activaría a Rodgers después de los 21 días.

El martes, Rodgers dijo en "The Pat McAfee Show" que su decisión para volver se basaría en dos factores: su salud y el posicionamiento del equipo en la carrera por los playoffs. Los Jets (4-7), que han perdido cuatro en fila, necesitarán un milagro para colarse en la postemporada. Rodgers comentó que le gustaría que el equipo estuviera "vivo", pero eso es un término muy amplio.

Saleh dijo que Rodgers jugará si desea jugar, dependiendo de su alta por parte de los médicos.

Rodgers, adquirido vía un canje de receso de campaña con los Green Bay Packers, quedó lastimado en la cuarta jugada de su temporada. Fue reemplazado por Zach Wilson, quien inició los siguientes nueve compromisos antes de ser enviado a la banca en favor del nómada suplente Tim Boyle. Boyle tendrá su segunda salida de inicio el domingo entrante frente a los Atlanta Falcons.

Desde el inicio, Rodgers señaló que su plan era sorprender al mundo. Dos días después de la cirugía, expresó, "Denme sus dudas, denme sus pronósticos, y luego miren lo que hago". Dijo que "sorprenderé a muchas personas" con base en un ambicioso programa de rehabilitación. Ningún jugador en la NFL ha vuelto de una rotura de tendón de Aquiles en menos de cinco meses.