Los Rams buscan dar el siguiente paso en la postemporada del 2018

Luego de quedar eliminados en la Ronda de Comodines la campaña pasada, la misión de Los Angeles Rams es trascender en playoffs y convertirse en contendientes de la NFC.

Los últimos 15 --por lo menos-- las palabras Rams y Super Bowl no parecían asociarse, sin embargo, el año pasado se convirtieron en campeones de la NFC Oeste y dieron esperanzas a su afición de ganar el segundo Trofeo Lombardi en la historia de la franquicia. Pero el sueño terminó de forma abrupta tras caer con los Atlanta Falcons en su primer partido de postemporada desde el 2004.

A continuación, te presentamos las cinco interrogantes que deben responder los Rams en la temporada regular del 2018:

1. ¿Cuál Jared Goff veremos en el 2018?

Una de las claves del éxito de los Rams la temporada pasada fue el crecimiento de su mariscal de campo, quien como novato jugó apenas siete partidos como titular sin ningún triunfo, completando apenas el 54.6 por ciento de sus pases para 1,089 yardas con cinco touchdowns y siete intercepciones.

Sin embargo, cuando parecía que la etiqueta de fiasco del draft estaba lista para este primer recluta global del 2016, llegó el entrenador en jefe Sean McVay y sacó lo mejor de Goff, quien terminó guiando a Los Angeles a 11 victorias, un título divisional y su primer viaje a los playoffs en más de una década, completando 296 de 477 pases (62.1 por ciento) para 3,804 yardas con 28 touchdowns y siete intercepciones, además redujo su número de capturas de 26 a 25 --en el doble de juegos-- brindando seguridad en la posición.

El futuro de Goff luce prometedor sobre todo con la mejoría en un cuerpo de receptores que dejó ir a Sammy Watkins y Tavon Austin en la temporada baja para adquirir a Brandin Cooks, quien de inmediato se convierte en la carta fuere del ataque aéreo junto a Robert Woods, Cooper Kupp y Pharoh Cooper.

Estas armas además del corredor Todd Gurley hacen que Goff sea un candidato serio a terminar entre los mejores mariscales de campo de la NFL la próxima temporada. El único punto débil de su ataque es la posición de ala cerrada con Tyler Higbee, Gerald Everett y Temarrick Hemingway, quienes se combinan para 41 recepciones en tres touchdowns en la NFL.

2. ¿Qué posibilidades tiene Gurley de liderar a la liga por tierra?

La única razón por la que Gurley no fue el campeón corredor de la NFL la temporada pasada fue porque recibió descanso en el último partido de la campaña y terminó detrás de Kareem Hunt, quien disputó los 16 juegos del año con los Kansas City Chiefs para terminar con 1,327 yardas terrestres por 1,305 de Gurley.

Gurley debe mantener el impulso del 2017 sobre todo con la motivación de firmar un contrato por cuatro años y 60 millones de dólares --45 de ellos garantizados-- y el apoyo que recibió del equipo durante el draft al reclutar al tackle ofensivo Joseph Noteboom y al centro Brian Allen con sus selecciones más altas en el sorteo.

Además, tampoco debemos olvidar el impacto de Gurley en el ataque aéreo luego de acumular 64 recepciones para 788 yardas y seis touchdowns --todas marcas personales-- la campaña pasada. Si las lesiones respetan a Gurley, es factible que tenga una temporada de 1,400 yardas por tierra.

3. ¿Cómo impacta a los Rams no contar con Aaron Donald?

La ausencia del actual Jugador Defensivo del Año perjudica principalmente en su química con el veterano refuerzo Ndamukong Suh en la línea y con el apoyador externo Matt Longacre, quien está proyectado como titular por el lado de Donald.

Sin embargo, su disputa contractual podría terminar pronto con la lluvia de acuerdos multimillonarios que ha invadido la liga en la última semana y por si fuera poco McVay expresó su optimismo en resolver pronto la situación al señalar que "las cosas se van calentando".

4. ¿Cuál de los refuerzos defensivos tendrá mayor impacto?

Basándome en mi respuesta anterior, respecto a la química de Suh con Donald, me parece que la pelea estará entre los esquineros Aqib Talib y Marcus Peters.

Talib, de 32 años de edad, es un veterano probado que ha sido elegido a los últimos cinco Pro Bowls y mientras Peters, de 25, tiene apenas dos selecciones al Pro Bowl. Ambos fueron parte del primer equipo All-Pro del 2016.

Aunque la edad debe ser un factor a considerar, me parece que la experiencia de Talib no sólo en la liga sino en el sistema del coordinador defensivo Wade Phillips le da la ventaja para ganar esta "competencia".

5. ¿Puede Sean McVay repetir la magia que tuvo como head coach novato?

Con McVay al frente, los Rams pasaron de ser la ofensiva N° 32 de la liga en puntos anotados al N° 1, en cuanto a yardas también escalaron del puesto N° 32 al N° 10 y bajo su supervisión, con Phillips como principal responsable, la defensiva bajó del N° 23 al N° 12 en puntos permitidos aunque cayó al puesto N° 19 en yardas aceptadas respecto al lugar N° 9 que tuvieron en el último año de Jeff Fisher.

Aunque el crecimiento en números de McVay podría no ser espectacular sí lo será su éxito en los playoffs donde tienen fuertes posibilidades de ganar uno o incluso dos partidos y para una franquicia como los Rams que busca una nueva identidad en Los Angeles eso se considerará como una temporada mágica.

Pronósticos

El éxito de los Rams en el 2017 tiene como costo enfrentar a rivales más complicados este año --más allá de sus cruces contra la AFC Oeste y NFC Norte, enfrentarán a los campeones Eagles y visitarán a los peligrosos Saints, lo que da como resultado el quinto calendario más complicado de la NFL con rivales que se combinaron para un récord ganador de .523.

No obstante, este año Los Angeles puede decir que es un rival a vencer y será favorito en muchos de esos enfrentamientos, lo cual no les resta dificultad y tiene la ventaja que sus rivales divisionales enfrentarán en su mayoría a los mismos equipos, así que la corona de la NFC Oeste no estará en riesgo y llegarán a playoffs al terminar con un récord 11-5, aunque no los veo llegando más allá del Juego por el Campeonato de la NFC.