Sin pretextos: los Cowboys parecen estar saludables de cara a duelo ante Rams

play
Los Cowboys con la presión de ganar (1:21)

El equipo de Dallas lleva tres derrotas consecutivas, situación que genera grandes tensiones, sobre todo por tener ahora mismo la peor marca, 6-7. Desde Texas, Carlos Nava comenta los detalles. (1:21)

DALLAS -- Al menos en lo que a salud se refiere, los Cowboys no tendrán excusas para derrotar el próximo domingo a Los Angeles Rams en el AT&T Stadium.

Los Cowboys comenzaron su preparación rumbo al partido contra Rams casi con equipo completo en el campo de prácticas.

El defensivo profundo Jeff Heath (hombro), el tackle defensivo Antwuan Woods (rodilla) y el corredor Tony Pollard (tobillo) entrenaron el miércoles de forma limitada, después de que los dos primeros se ausentaron tres partidos consecutivos y el novato no jugó en el del jueves pasado ante Chicago.

El linebacker Sean Lee no entrenó por molestias en pecho y muslo, aunque el coach Jason Garrett confía en que estará disponible ante los Rams.

El linebacker Leighton Vander Esch sigue sin entrenar, tras perderse los tres partidos más recientes por una lesión de cuello.

“Leighton está progresando, pero todavía no practicará hoy. Puede pasar aún algo de tiempo (para que entrene)”, dijo Garrett.

El liniero defensivo Michael Bennett (pie), los tackles ofensivos La’el Collins (rodilla) y Tyron Smith (tendón de Aquiles), el esquinero Byron Jones (cadera), el guardia Zack Martin (tobillo y codo) y el profundo Darian Thompson (bíceps) también estuvieron limitados en la práctica del miércoles.

La buena noticia para los Cowboys es que el quarterback Dak Prescott entrenó sin limitaciones, a pesar de sufrir una lesión en la mano en la derrota contra los Bears.

Cowboys cargan de regalos a Salvation Army

El grupo de novatos de los Cowboys, llamado “Rookie Club“, se encargó de cargar el camión con regalos y ayuda para personas que dependen del Salvation Army en Dallas.

Todos los presentes y donativos fueron conseguidos por los Cowboys a través de diversas obras benéficas y con donativos propios, como hacen cada año, desde el inicio de la campaña de la Olla Roja del Salvation Army a escala nacional en Estados Unidos con el partido del Día de Acción de Gracias.

Llenar camiones con regalos para el Salvation Army es una de las obligaciones por tradición de los novatos de los Cowboys cada temporada.

En breve
Dak Prescott aún es el líder entre los quartebacks de la NFL en yardas por aire con 4,122, la mayor cantidad para los Cowboys desde que Tony Romo lanzó para 4,903 en 2012.