Saints mantienen sus esperanzas al Super Bowl pese a lesiones

El entrenador en jefe de los New Orleans Saints, Sean Payton, intenta impedir que las recientes lesiones de jugadores importantes socaven las aspiraciones de su equipo al Super Bowl.

Un par de jugadores defensivos titulares, seleccionados en primera ronda del draft --el ala defensiva Marcus Davenport y el tackle defensivo Sheldon Rankins-- sufrieron la semana pasada, en la derrota ante los San Francisco 49ers, lo que resultaron ser lesiones que pusieron fin a su temporada.

Sin embargo, los Saints (10-3) que se preparan para su partido de "Monday Night Football" contra los Indianapolis Colts (6-7), ya han mostrado antes su resiliencia y capacidad para hacer frente a compromisos incluso cuando prescinden de jugadores importantes.

Los Saints tenían foja de 5-0 aunque el mariscal de campo Drew Brees, que llevaba marca histórica, estuvo inactivo por lesión en un pulgar a principios de la campaña.

El corredor estelar Alvin Kamara, el ala cerrada Jared Cook, el tackle izquierdo Terron Armstead, el guardia izquierdo Andrus Peat, el esquinero Marshon Lattimore y el especialista en devoluciones de despeje Deonte Harris también se han perdido partidos por lesiones esta temporada. Rankins estuvo inactivo los primeros tres juegos mientras se recuperaba de una rotura en el tendón de Aquiles que sufrió en los playoffs de la temporada pasada.

Sin embargo, para el Día de Acción de Gracias, los Saints ya eran campeones de la División Sur de la Conferencia Nacional por tercer año consecutivo y ahora continúan en la disputa por uno de los dos primeros lugares para los playoffs en la NFC.

"Han sido un poco más en número de lo que acostumbramos", declaró Payton en referencia a las lesiones de jugadores importantes. "Enviamos de titular a Drew. Se aprende conforme se hace uno más viejo que hay ciertas cosas que uno puede controlar. Esos aspectos son en los que uno se concentra más que en los que uno es incapaz de controlar".

Los Colts podrían aprovechar su descanso tras perder cinco de seis encuentros. Están a una derrota de la eliminación para los playoffs y enfrentan a unos Saints que parten como favoritos por más de un touchdown.

El entrenador en jefe de Indianapolis, Frank Reich, no prevé un derrumbe de la defensiva normalmente sólida de New Orleans.

"Están rotando a suplentes que son buenos jugadores. Estoy seguro que piensan como nosotros y la mayoría de los demás equipos. Los reemplazos van a entrar y hacer un buen trabajo", sentenció Reich.

"Tenemos la certeza de que vamos a jugar contra una buena defensiva".