Repetición Instantánea: No será él, pero Patrick Mahomes es el verdadero MVP de la NFL

Con cinco pases de touchdown, los primeros cuatro en 9:11 minutos (los tres primeros en 3:23 minutos), Patrick Mahomes nos recordó quién es aún el Jugador Más Valioso (MVP) y quién debería ganar el nombramiento por segundo año consecutivo.

Sin embargo, tras protagonizar una de las remontadas más espectaculares en la historia de la NFL al guiar a los Kansas City Chiefs a dejar atrás un déficit de 24-0 en el marcador para anotar 41 puntos sin respuesta y vencer 51-31 a los Houston Texans en la Ronda Divisional, Mahomes no ganará el premio otra vez.

El honor corresponderá a Lamar Jackson, quarterback de los Batimore Ravens y quien asombró con su espectacular estilo de juego que tiene como base su habilidad para correr desde atrás del centro.

Jackson impuso una nueva marca en la NFL con 1,206 yardas por tierra y dejar atrás el récord que Michael Vick con 1,039 con los Atlanta Falcons en 2006.

El total de yardas terrestres de Jackson superó el de los Miami Dolphins (1,156) y quedó a 51 yardas de las que los New York Jets produjeron (1,257). El pasador de los Ravens se convirtió en el único quarterback en la historia de la NFL con más de 3,000 yardas por aire y 1,000 por tierra en una temporada y también en el único con al menos 1,000 yardas terrestres y 30 touchdowns en una campaña.

En 2019, Jackson anotó siete veces por tierra para romper la marca de la franquicia que él mismo impuso en 2018 con cinco. Los Detroit Lions y Pittsburgh Steelers anotaron la misma cantidad de veces por tierra y Jackson superó en ese renglón a los Jets (cinco) y a los Jacksonville Jaguars (tres).

Más allá de los números, quizá el argumento más contundente por el que Jackson ganará el premio como MVP sea el rediseño del sistema ofensivo de los Ravens para adecuarse a sus habilidades y con el que Baltimore terminó con la mejor marca en la AFC.

Sin embargo, todo lo hecho por Jackson en el calendario regular quedó en anécdota tras la sorpresiva derrota de los Ravens en la Ronda Divisional ante los Tennessee Titans.

En ese duelo, Jackson produjo como lo hizo en temporada regular, al lanzar para 365 yardas y un touchdown y correr para 143 yardas, pero dos intercepciones y el esquema defensivo de los Titans resultaron demasiado para que el quarterback pudiera hacer remontar a su equipo.

En ese renglón, Mahomes, Jugador Más Valioso de la temporada 2018, superó a Jackson.

El quarterback de los Chiefs cargó al equipo en hombros y lo llevó remontar ante los Texans en un esfuerzo que dejó constancia de su liderazgo en el equipo.

Sin embargo, Mahomes hizo valer su peso específico desde mucho antes.

En la Semana 6, Mahomes, quien ya estaba resentido del tobillo, sufrió una lesión en la rodilla que le hizo perder los siguientes tres juegos. Regresó en la Semana 10 y lo hizo renovado.

De acuerdo a datos de Elias Sports Bureau, de las Semanas 1 a la 7 de la temporada regular, Mahomes enfrentó coberturas defensivas personales en el 69 por ciento de sus jugadas por aire, el total más alto en la NFL. Su porcentaje de pases completos en esta circunstancia fue de 58 por ciento y su rating de 65.0.

Desde que regresó en la Semana 10, Mahomes ha completado el 62 por ciento de sus envíos ante coberturas personales, su rating es de 77.0 y ante Houston, cuatro de sus pases de touchdown fueron ante defensivas hombre a hombre. Lo más importante, los Chiefs suman siete victorias consecutivas, incluidos Playoffs.

Simplemente, cubrir zonas no parece ser opción para las defensivas que enfrentan a Mahomes ni tampoco de forma personal.

Sin Mahomes, los Chiefs probablemente no hubieran calificado a Playoffs o lo hubieran hecho en una situación más comprometida. Se debe decir lo mismo de los Ravens, pues al construir todo un esquema ofensivo alrededor de su quarterback, su dependencia era total.

Los premios a lo mejor de la NFL no sólo deberían considerar lo hecho durante la temporada regular. El de Jugador Más Valioso de la liga debería decidirse, al menos, hasta después de las finales de conferencia.

Es una afirmación que un servidor ha considerado desde hace varios años, pues es en Playoffs cuando los máximos candidatos a ganar el máximo galardón individual demuestran si realmente lo merecen.

En 2018, en mi opinión, Drew Brees debió ser el Jugador Más Valioso de la NFL, pero la irrupción de Mahomes a la liga y sus 50 pases de touchdown en temporada regular fueron la historia del año.

En 2019, Mahomes ha validado su nombramiento y es la razón por la que los Chiefs están, otra vez, a un paso de volver al Super Bowl.